Tendencias21

Para el cerebro es lo mismo escribir con la mano que con el pie

Al escribir con la mano o con el pie, en el caso de las personas con discapacidad, las áreas del cerebro que actúan en el proceso son las mismas. Esto demuestra que las áreas motoras de nivel superior son independientes de las regiones que controlan los distintos órganos.

Una investigación desarrollada por neurocientíficos del Centro Médico de la Universidad de Georgetown, en Estados Unidos, ha confirmado que las áreas cerebrales superiores que controlan las actividades motoras no están ligadas a órganos específicos. Según un comunicado, esto supone que acciones como escribir o tomar un elemento involucran las mismas regiones del cerebro, aunque se realicen con las manos o con los pies.

Los científicos sostienen que este hallazgo forma parte de una organización o principio general del diseño del cerebro. En estudios previos ya se había constatado que en otras tareas se observa una lógica similar. Por ejemplo, el área del lenguaje se activa de la misma manera tanto al leer un texto de forma convencional como al hacerlo con el tacto, en el caso de las personas con ceguera que utilizan el sistema Braille.

En el mismo sentido, cuando se trata de identificar ritmos entran en juego las mismas áreas del cerebro, aunque las personas los estén escuchando o los perciban mediante estímulos visuales, en el caso de quienes sufren sordera congénita. “Existe en el cerebro un nivel superior de función, como por ejemplo tomar un objeto, que difiere y es independiente de la acción de nivel inferior, como el uso de un brazo para hacerlo”, indicó el investigador Yuqi Liu, uno de los responsables del estudio.

De acuerdo a los resultados de la investigación, el cerebro procesa los comandos de movimiento más allá del control de las contracciones musculares. Entran en juego áreas motoras de nivel superior que proporcionan un modelo para realizar funciones más complejas, desde alcanzar algo hasta escribir, sin importar si para ello se utilizan los brazos, las piernas, los dedos de las manos o los dedos de los pies.

Áreas de nivel superior

En el nuevo estudio, los neurocientíficos realizaron un experimento con dos grupos de voluntarios. En uno de ellos trabajaron con cuatro personas con displasia, o sea nacidas sin brazos ni manos. Estos individuos usaban los dedos de los pies para alcanzar o agarrar un objeto. En un segundo grupo de control contaron con la participación de personas sin la mencionada discapacidad, pero que variaron entre el uso de las manos y los dedos de los pies para tomar objetos.

En todas estas situaciones diferentes se comprobó la activación de las mismas áreas superiores del cerebro destinadas a la acción de alcanzar objetos, aunque al mismo tiempo entrara en acción la corteza motora primaria para controlar los músculos de las manos o de los pies.

En consecuencia, usar un brazo o una pierna para alcanzar un elemento ilumina las mismas áreas cerebrales superiores en las exploraciones de resonancia magnética funcional. Esto indica que existe un nivel neuronal destinado a la realización de tareas complejas que no funciona atado a las acciones motoras específicas.

Aplicaciones y usos concretos

«Un rasgo común en las áreas visuales, auditivas y motoras de orden superior es que parecen estar organizadas en función de tareas complejas, con independencia de parámetros sensorio-motores en concreto», dijo la profesora Ella Striem-Amit, especialistas en plasticidad sensorial y motora en la Universidad de Georgetown y líder de la investigación.

Los especialistas destacaron que este descubrimiento puede tener aplicaciones de trascendencia en el área de las prótesis que utilizan las personas con distintas discapacidades. Mientras en la actualidad las mismas funcionan a partir de comandos que coordinan acciones motoras específicas en diferentes partes del cuerpo, un nuevo sistema en base al control de las áreas de nivel superior permitiría ganar en comodidad, ductilidad y eficiencia.

Referencia

Evidence for an effector-independent action system from people born without hands. Yuqi Liu, Ella Striem-Amit et al. PNAS (2020).DOI:https://doi.org/10.1073/pnas.2017789117

Foto:

El gráfico representa la dinámica cerebral a través de la cual un mismo sector del cerebro se activa al escribir, sin importar el órgano a través del cual se realice la acción. Crédito: Yuqi Liu.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario