Tendencias21
“Un pulso electromagnético nuclear podría destruir la sociedad que conocemos”

“Un pulso electromagnético nuclear podría destruir la sociedad que conocemos”

Un pulso electromagnético nuclear, producido por una detonación nuclear, es una amenaza real no solo para millones de personas, sino también para la tecnología que ampara a nuestra civilización. Entrevista con el Premio Nobel de La Paz, Carlos Umaña.

“Un pulso electromagnético nuclear podría destruir la sociedad que conocemos”

En 2017, la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN) ganó el Premio Nobel de la Paz como reconocimiento a la labor realizada durante una década para prohibir la bomba atómica.

ICAN es una alianza global cuyo objetivo es sensibilizar a las personas de todos los países para que presionen a sus gobiernos y firmen un tratado para prohibir las armas nucleares. La campaña se lanzó en 2007 y hoy en día sus actividades se desarrollan en más de 60 países.

Carlos Umaña, de Costa Rica, es miembro de la Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear (IPPNW), organismo integrado en la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN).

¿Qué es un pulso electromagnético nuclear?

Un pulso electromagnético (EMP por sus siglas en inglés) nuclear es un pulso breve e intenso de onda de radio que es producido por una detonación nuclear.

Su radio es mucho mayor a la destrucción causada por el calor y la onda expansiva del arma nuclear. Por ejemplo, el pulso de una explosión de unos 100 km de altura cubriría un área de 4 millones de km2.  Una explosión a unos 350 km de altura podría, por ejemplo, cubrir la mayor parte de América del Norte, con un voltaje de una potencia que es un millón de veces mayor que la de un rayo de una tormenta.  Es decir, si la detonación de una bomba nuclear se hace desde una altura suficiente, aun cuando no haya una destrucción física tan grande, podría afectar la vida de los habitantes de todo un país o de varios países.

¿Qué consecuencias podría tener la detonación de una bomba nuclear desde una altura suficiente?

Causaría una interrupción extensa de todos los equipos eléctricos. Todo lo que esté dentro del radio de la onda del EMP dejaría de funcionar y estaría, literalmente a oscuras.

La energía del EMP sería absorbida por gran cantidad de objetos metálicos, incluidos cables eléctricos, líneas telefónicas, ferrocarriles y antenas. Se transmitiría a ordenadores y equipos electrónicos. Esto afectaría directamente circuitos esenciales para telecomunicaciones, sistemas informáticos, redes de transporte, etc. Es decir, afectaría prácticamente todo lo que tenga que ver con tecnología.

¿Por qué hablar de consecuencias humanitarias, si hablamos de tecnología, no de personas?

Recientemente ha habido un ímpetu por el movimiento de desarme nuclear humanitario, donde se ha hablado de cómo las armas afectan a las personas. Se habla mucho sobre los efectos directos de la destrucción por el calor, la onda expansiva y la radiación, cuyos efectos duran varias generaciones y causan mucho sufrimiento incluso hoy en día.

En la actualidad, este tema ha cobrado muchísima relevancia porque la civilización depende de tecnología para muchísimas cosas, incluidos los sistemas de salud y se verían afectadas muchísimas personas tanto directa como indirectamente, mucho más allá de los daños catastróficos causados por los elementos físicos directos.

Ya se han detonado bombas nucleares antes, ¿por qué esto no ha ocurrido?

Sí ha ocurrido. Esto se sabe por los estragos que han causado tanto en Hiroshima como en Nagasaki (1945) y en los 2056 ensayos nucleares que se han hecho desde entonces.

La diferencia entre entonces y ahora es que nuestra dependencia en la tecnología es prácticamente absoluta. Si lo pensamos, casi todos los aspectos de nuestra vida, especialmente en el entorno urbano, están ligados a la tecnología, tanto por los aparatos eléctricos que se encargan de cada vez más detalles de nuestra cotidianeidad, como por la red de comunicación e información global de la que dependemos para funcionar como sociedad. Hablamos de cosas desde la telecomunicación básica, hasta los datos en la nube, la bolsa de valores, los mapas digitales para los vuelos internacionales, etc.

Quedarían inhabilitados todos los automóviles y aviones. No se podría llamar a la policía, a las ambulancias ni a los bomberos. No se podrían distribuir alimentos, especialmente en centros urbanos, ni agua. Imaginémonos ciudades enteras sin electricidad, sin luz, transporte y sin comida. Sería el fin de la civilización misma. La vida moderna, tal y como la conocemos, simplemente dejaría de existir.

¿Hasta qué punto las amenazas de que ello ocurra son reales?

Si bien el arsenal de Corea del Norte es mucho más pequeño que el de Estados Unidos, en momentos de tensión entre los dos países, la amenaza norcoreana era  detonar una bomba en la atmósfera norteamericana para inhabilitar a una gran parte del país.

Referencias

Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear (IPPNW)

Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN)

RedacciónT21

1 comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Multiplican por 1.000 las posibilidades de identificar señales extraterrestres 6 diciembre, 2022
    Breakthrough Listen es un nuevo proyecto astronómico destinado a buscar pruebas de inteligencia extraterrestre: ha comenzado las operaciones en el conjunto de radiotelescopios MeerKAT, en Sudáfrica. Durante los próximos dos años, el equipo buscará en más de un millón de estrellas cercanas, ampliando el número de objetivos observados por un factor de 1.000.
    Pablo Javier Piacente
  • Nuevo récord mundial en la cueva submarina más profunda del mundo 6 diciembre, 2022
    La cueva submarina más grande del mundo, conocida como Hranice Abyss, tiene más de mil metros de profundidad, según ha podido establecer una nueva expedición robótica que penetró hasta 450 metros y pudo cartografiar todo su interior.
    INESC/T21
  • El pensamiento rápido domina nuestra sociedad y distorsiona la democracia 6 diciembre, 2022
    Vivimos en una sociedad atrapada en el pensamiento rápido que llena las redes sociales y vacía las bibliotecas. Esta fragilidad, que se nutre de la escasa formación de la población y del egoísmo humano, convierte a los electores en presa fácil de políticos que llegan al poder sin una lógica en su discurso y sin […]
    EDUARDO COSTAS (científico) y EDUARDO MARTÍNEZ (periodista científico)
  • Marte no está geológicamente muerto 5 diciembre, 2022
    Investigadores estadounidenses concluyen en un nuevo estudio que una “pluma de manto” activa, con un diámetro de unos 4.000 kilómetros, podría estar debajo de las llanuras del norte de Marte, empujando la corteza hacia arriba y trayendo magma caliente a la superficie. Esto explicaría la actividad sísmica y volcánica del área, que podría ser un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Diminutas "antenas" regulan la percepción del tiempo en el cerebro 5 diciembre, 2022
    Los cilios, pequeños orgánulos con forma de antena, desempeñan un papel clave en la regulación del tiempo en el cerebro. Según una nueva investigación, serían los responsables de que el cerebro mantenga la capacidad de ajustar rápidamente el comportamiento en relación a los cambios en los estímulos externos, manteniendo las respuestas motoras adecuadas y orientadas […]
    Pablo Javier Piacente.
  • Primer marco ético europeo para regular la mejora de la humanidad 5 diciembre, 2022
    La UE se ha dotado por primera vez de un marco ético para el mejoramiento humano: regulará las investigaciones que pretenden aumentar las capacidades físicas, cognitivas, morales, cosméticas o de longevidad de las personas, a través de tecnologías emergentes.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La consciencia sería para el cerebro como el humo que emana de una fábrica 5 diciembre, 2022
    El cerebro ha vivido una proeza épica desde que unos homínidos dejaran huellas bípedas sobre las cenizas de un volcán de Tanzania hace 3,66 millones de años, hasta que Armstrong pisó la Luna en 1969. Esta evolución cerebral nos ha convertido en los humanos que hoy somos y continuará transformándonos en el futuro: nos conducirá […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Halcones y palomas sobrevuelan la política española, según la ciencia 4 diciembre, 2022
    La Teoría de Juegos permite distinguir comportamientos de halcones y palomas en la dinámica parlamentaria: se pueden rastrear en los comportamientos de los partidos como estrategia electoral. A veces, esta estrategia conduce al suicidio. Ya hay cadáveres políticos en el escenario, víctimas de comportamientos que la ciencia puede prevenir.
    EDUARDO COSTAS (científico) y EDUARDO MARTÍNEZ (periodista científico)
  • Descubren tres barcos fantasmagóricos en el fondo del Mar Báltico 4 diciembre, 2022
    Los arqueólogos han descubierto en el fondo del Mar Báltico tres barcos hundidos hace al menos 300 años que parecen recién abandonados. Son barcos fantasmagóricos muy bien conservados que se han filmado y reconstruido en 3D.
    N+1/T21
  • Nace el primer mapa global de las interacciones jerárquicas entre plantas 4 diciembre, 2022
    Un centenar de investigadores de 23 países han elaborado el primer mapa global de interacciones jerárquicas entre plantas: establece cómo se asocian en una comunidad y cómo algunas tienen más probabilidades de ser reemplazadas por otras. Una poderosa herramienta que asegurará la estabilidad de la comunidad vegetal y la coexistencia de especies.
    Redacción T21