Tendencias21
Un software permite visualizar en 3D la actividad cerebral humana

Un software permite visualizar en 3D la actividad cerebral humana

Informáticos de la Nanyang Technological University han desarrollado un nuevo software que permite la visualización en tres dimensiones y el procesado de datos de la actividad cerebral del ser humano. Es un adelanto muy destacado para comprender cómo funciona nuestro cerebro, al permitir por primera vez la cuantificación de los cambios en un electroencefalograma y predecir cambios futuros en la actividad cerebral del ser humano. Por Paul D. Morales.

Un software permite visualizar en 3D la actividad cerebral humana

Un grupo de informáticos e ingenieros de la Nanyang Technological University (NTU) han desarrollado un software que permite la visualización y el procesado de imágenes tridimensionales de nuestro cerebro.

La comunidad científica está trabajando contrarreloj para conocer más a fondo las enfermedades de origen neurológico que están azotando a las sociedades avanzadas. La informática y la ciencia computacional están teniendo un papel destacado en este campo.

Un mejor conocimiento del cerebro humano en este sentido tendrá repercusión en el estudio de desórdenes neurológicos, desde la epilepsia al Alzheimer, enfermedades que afectan a millones de personas en el todo el mundo, hasta 6,8 millones cada año.

Hasta ahora, los médicos usaban el electroencefalograma (EEG) en la diagnosis de desórdenes neurológicos. Un electroencefalograma es una medición gráfica de las ondas cerebrales que representan la actividad eléctrica del cerebro. El electroencefalograma es un examen no invasivo para evaluar las funciones cerebrales o desórdenes o para determinar la muerte cerebral

Los cambios en el la medición del electroencefalograma representan también cambios en la actividad del cerebro, aunque la tecnología actual no permite que esos cambios sean medidos.

Predicción de cambios

El software del NTU permite una visualización tridimensional del electroencefalograma y proporciona asimismo la capacidad de procesar datos de la actividad del cerebro en cuestión de minutos. Este adelanto cuantifica por primera vez los cambios en un electroencefalograma y predice cambios futuros en la actividad cerebral.

Este desarrollo informático ha sido posible gracias a un equipo de investigación multidisciplinar de tres escuelas de ingeniería al frente del cual ha estado el profesor Vladimir Kulish, de la Escuela de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial de la citada universidad.

“Nuestro equipo está satisfecho con el desarrollo de este software, pero lo más excitante son las aplicaciones posibles que éste podría tener en la diagnosis y el análisis de enfermedades con implicaciones neuronales”, dice el profesor Vladimir Kulish en un comunicado%20release).pdf hecho público por la universidad.

Según sus responsables, gracias a este software los doctores podrán hacer mejores asesoramientos y diagnósticos sobre el estado de sus pacientes. Las aplicaciones clínicas del software son enormes. Por ejemplo, una de sus aplicaciones potenciales es la predicción de episodios epilépticos.

Encontrar música

Otra de las potenciales aplicaciones es entender la magnitud de las emociones en los pacientes, ya que com este software es posible desarrollar terapias especiales relacionadas con estímulos visuales, musicales u olfativos que permiten curar enfermedades de origen psicosomático, identificando, por ejemplo, músicas que provocan agresividad o calma en el ser humano.

Este equipo ha difundido ya su investigación en congresos y en diferentes publicaciones a nivel mundial, pero ahora se está centrando en buscar partners médicos para extender los text clínicos y socios a la industria para comercializar el software.

“Nuestro siguiente paso es llevar el software del laboratorio a las pruebas clínicas, donde sus beneficios podrán ser experimentados directamente por los pacientes. Estamos buscando socios médicos para hacer esto realidad”, puntualiza Kulish.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Vivimos en una nueva era geológica desde 1954 8 julio, 2022
    Un nuevo estudio habría determinado con precisión el comienzo del Antropoceno a través de biomarcadores particulares: material radiactivo descubierto en sedimentos marinos y corales en el noroeste del Océano Pacífico, frente a la costa de Japón. Según los datos recopilados, el equipo de investigación propone que el Antropoceno comenzó en 1954, marcando el inicio de […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las víctimas de los rayos pueden manifestar superpoderes mentales inexplicables 8 julio, 2022
    Los trastornos de las personas víctimas de los rayos están rodeados de misterio: pueden despertar superpoderes mentales, pero también minusvalías físicas y neurológicas duraderas. La descarga dejaría lesiones nanoscópicas que no se pueden detectar con las actuales herramientas de diagnóstico.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren una nueva forma de "seguir las pistas" de la materia oscura 7 julio, 2022
    Un tipo específico de materia oscura puede modificar la abundancia de ciertos elementos producidos en el Universo primitivo y dejar una huella en el fondo cósmico de microondas, al modificar la rapidez con la que se expande el cosmos, según un nuevo estudio. El descubrimiento ofrece un medio innovador para predecir "firmas cosmológicas" para modelos […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren en Sudáfrica agua subterránea de 1.200 millones de años de antigüedad 7 julio, 2022
    Los geólogos han descubierto agua subterránea de 1.200 millones de años de antigüedad a unos 3 kilómetros por debajo de la superficie en Moab Khotsong, una mina productora de oro y uranio en Sudáfrica. Esta antigua agua subterránea está enriquecida con las concentraciones más altas de productos radiogénicos descubiertos hasta el momento en fluidos: este […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las rocas desentrañan los secretos del campo magnético de la Tierra 7 julio, 2022
    El análisis paleomagnético de las rocas revela que el campo magnético de la Tierra era tan débil hace más de 350 millones de años que no afectó a las rocas. Provocado por un desplazamiento polar, pudo haber influido en la extinción masiva del Devónico.
    Redacción T21
  • Los extraterrestres podrían estar enviándonos mensajes cuánticos 7 julio, 2022
    Una nueva investigación ha calculado que un mensaje cuántico enviado por una supuesta civilización alienígena podría atravesar la Vía Láctea y llegar incluso más lejos sin ser perturbado. Tendríamos la capacidad de detectarlo y abrirlo, aunque no sabemos si podríamos interpretarlo.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren cristales nunca vistos en el polvo de un meteorito 6 julio, 2022
    Los investigadores han descubierto tipos de cristales nunca antes vistos y perfectamente conservados, escondidos en pequeños granos de polvo de un meteorito. El polvo proviene de una enorme roca espacial que explotó sobre Chelyabinsk, en Rusia, hace nueve años: la fuerza del impacto fue 30 veces mayor que la bomba atómica que sacudió Hiroshima en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Robots nadadores buscarán señales de vida en los mundos oceánicos del Sistema Solar 6 julio, 2022
    La NASA considera enviar robots nadadores a mundos oceánicos potencialmente habitables del Sistema Solar: las interacciones químicas entre las rocas y el agua en los océanos de estos mundos alienígenas podrían sustentar la vida. De hecho, el medio ambiente en estos océanos puede ser muy similar al de la Tierra en el momento en que […]
    Pablo Javier Piacente
  • El CERN está creando un zoo de partículas 2.0 con diferentes sabores 6 julio, 2022
    El Gran Colisionador de Hadrones ha descubierto tres partículas exóticas nunca vistas, entre las que se encuentran nuevos tipos de hadrones. El descubrimiento ayudará a desarrollar un modelo unificado para los hadrones exóticos y a completar un zoo de partículas 2.0 con diferentes sabores.
    CERN/T21
  • Un nuevo experimento vuelve más alucinante a la mecánica cuántica 6 julio, 2022
    Los electrones pueden viajar simultáneamente a diferentes velocidades dentro de un túnel cuántico: es como si en una autopista un coche viajara a una velocidad por un carril lento y sus pasajeros mucho más deprisa por el carril rápido.
    Eduardo Martínez de la Fe