Tendencias21
Ya podemos escuchar la melodía cuántica que dio origen al universo

Ya podemos escuchar la melodía cuántica que dio origen al universo

Científicos del MIT han recreado en laboratorio los procesos que ocurren en el interior de una estrella de neutrones y escuchado la melodía cuántica que dio origen al universo: los tonos son las frecuencias en las que las partículas elementales resuenan como las notas de una guitarra.

En el corazón de las estrellas de neutrones se produce un extraño estado de la naturaleza llamado superfluido. Se cree que ese estado de superfluidez se produjo también en la sopa primordial que dio forma al Universo.

El superfluido, descubierto en 1937, es un estado a través del cual la materia discurre a través de un entorno sin encontrar resistencia, ya se trate de un gas, líquido o plasma: es un fenómeno físico que tiene lugar a muy bajas temperaturas, cerca del cero absoluto, límite en el que cesa toda actividad.

La superfluidez que ocurre en el universo nunca ha podido escucharse: aunque el año pasado se creó un micrófono cuántico, capaz de escuchar las partículas individuales del sonido que están presentes en una onda sonora, ese micrófono no se puede situar en el interior de una estrella de neutrones.

Escuchar lo que ocurre en el interior de una estrella de neutrones o en el universo primordial es físicamente imposible, pero los científicos del MIT han ideado una forma de conseguirlo. Suena así.

Superfluido de laboratorio

Han creado en laboratorio un superfluido similar al que discurre en el interior de una estrella de neutrones: luego agitaron esa sopa cósmica artificial y pudieron escuchar cómo se comporta el sonido en su interior.

No es exactamente lo mismo, advierten los investigadores, pero se aproxima mucho a lo que podríamos escuchar si fuéramos capaces de introducir un micrófono dentro de una estrella de neutrones. “Es como si pudiéramos acercar nuestro oído sin ser desgarrados por la gravedad”, explica uno de los autores, Martin Zwierlein, en un comunicado del MIT.

La grabación es producto de un glissando (adorno musical) de las ondas sonoras que el equipo envió a través de un gas cuidadosamente controlado de partículas elementales conocidas como fermiones. Los tonos son las frecuencias en las que el gas resuena como las notas de una guitarra.

Para crear ese fluido perfecto, los investigadores generaron un gas de fermiones que interactúan fuertemente: los fermiones son partículas elementales, como electrones, protones y neutrones, que se consideran los componentes básicos de toda la materia.

Agitación cuántica

Los fermiones prefieren mantenerse separados unos de otros. Pero cuando se les agita fuertemente, pueden comportarse como un fluido perfecto, con muy baja viscosidad o resistencia.

Los investigadores analizaron miles de ondas sonoras que viajan a través de este gas para medir la «difusión del sonido», o la rapidez con que el sonido se disipa en el gas, lo que está relacionado directamente con la viscosidad o fricción interna de un material (fluidez).

Para su sorpresa, descubrieron que la difusión del sonido dentro del superfluido era tan baja que podía ser descrita por una cantidad «cuántica» de fricción: significa que la fuerza de fricción que se opone al deslizamiento es mínima dentro de la masa de los fermiones individuales agitados dentro del gas.

Este valor fundamental obtenido en el experimento confirmó que el gas fermión que interactúa fuertemente se comporta como un fluido perfecto y que es de naturaleza universal.

Pioneros del sonido cuántico

Los resultados, publicados en la revista Science, demuestran que los científicos han podido medir por primera vez la difusión del sonido en un fluido perfecto creado en un laboratorio: refleja el comportamiento de la materia en el interior de una estrella de neutrones y en el plasma del universo primordial.

Eso significa que, utilizando el fluido perfecto creado por el MIT, los investigadores pueden reproducir parte de lo que sucede dentro de una estrella de neutrones y penetrar en el mecanismo interno de estos cuerpos celestes, sin necesidad de asomarse físicamente al interior de esos procesos cósmicos.

Los investigadores señalan que, además de usar los resultados para estimar la fricción cuántica dentro de las estrellas de neutrones, los resultados pueden ser útiles para comprender cómo se pueden hacer ciertos materiales para exhibir un flujo superconductor perfecto.

“Este trabajo se conecta directamente a la resistencia de los materiales”, dice Zwierlein. “Habiendo descubierto cuál es la resistencia más baja que podría tener un gas, nos dice lo que puede suceder con los electrones en los materiales y cómo se pueden fabricar materiales en los que los electrones fluyan de manera perfecta. Eso es emocionante.»

Referencia

Universal sound diffusion in a strongly interacting Fermi gas. Parth B. Patel et al. Science, 04 Dec 2020: Vol. 370, Issue 6521, pp. 1222-1226.DOI: 10.1126/science.aaz5756

 

Foto:  Christine Daniloff, MIT

Eduardo Martínez de la Fe

Eduardo Martínez de la Fe, periodista científico, es el Editor de Tendencias21.

3 comentarios

RSS Lo último de Tendencias21

  • Hasta el pequeño cerebro de una hormiga desarrolla tareas complejas 17 febrero, 2024
    Las hormigas del desierto encuentran su camino durante una fase temprana de aprendizaje con la ayuda del campo magnético de la Tierra. El proceso de aprendizaje asociado deja huellas claras en su pequeño cerebro, capaz de asumir tareas complejas con menos de un millón de neuronas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los agujeros negros supermasivos y las primeras galaxias crecieron al mismo tiempo 16 febrero, 2024
    Es probable que ya existieran agujeros negros supermasivos en los primeros momentos de la historia cósmica: habrían acelerado la formación de nuevas estrellas en el Universo temprano, incluso cuando crecían con sus galaxias. Un nuevo análisis de imágenes y datos obtenidos por el telescopio James Webb sugiere que los agujeros negros y las galaxias coexistieron […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan por primera vez materia oscura en un cúmulo galáctico 14 febrero, 2024
    La materia oscura identificada, detectada indirectamente en un cúmulo conformado por miles de galaxias, podría ayudar a los científicos a comprobar la existencia de una estructura a gran escala que se extiende por todo el Universo: de esta forma, un "andamiaje" de materia oscura atravesaría todo el cosmos y sería el sostén de innumerables galaxias, […]
    Pablo Javier Piacente