Tendencias21

Adaptan al español el método de evaluación de la cognición social

El grupo de investigación en Psiquiatría de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid) ha adaptado al español el vídeo que se suele utilizar para evaluar la capacidad de cognición social de personas con autismo o esquizofrenia. La cognición social consiste en deducir los sentimientos e intenciones de los demás a través de sus expresiones faciales o sus juegos de palabras.

Adaptan al español el método de evaluación de la cognición social

El grupo de investigación de Psiquiatría de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid), que coordina el profesor Guillermo Lahera Forteza, en colaboración con el Hospital General Universitario Gregorio Marañón y el Hospital Universitario de Sabadell, ha adaptado y validado al español el primer instrumento audiovisual de evaluación de la cognición social de trastornos como el autismo, la esquizofrenia o el trastorno bipolar.

El resultado de este trabajo acaba de publicarse en la revista científica Journal of Autism and Developmental Disorders.

La cognición social consiste en la capacidad humana para percibir, procesar e interpretar las señales sociales del entorno, lo que permite inferir correctamente los estados mentales de los demás (emociones, ideas o intenciones). Hasta la fecha, existían en nuestro entorno pruebas de papel y lápiz que evaluaban la Teoría de la Mente (capacidad de atribuir a los demás pensamientos e intenciones) o el reconocimiento emocional a través de las caras (ambas dimensiones de la cognición), pero presentaban numerosos problemas psicométricos.

La Movie for the Assessment of Social Cognition (MASC) consiste en una película de unos quince minutos en la que cuatro personajes se relacionan. La creadora de este instrumento es la psicóloga alemana Isabel Dziobek, y hasta ahora sólo existía en alemán e inglés. “Lo más costoso de la adaptación ha sido el desarrollo en sí del instrumento; contratamos actores de doblaje no ya sólo para traducir los diálogos, sino para adaptarlo culturalmente”, explica Guillermo Lahera en la nota de prensa de la UAH.

La prueba

El sujeto que se somete a la prueba debe entender las diversas interacciones que se establecen entre los cuatro personajes, y es interrogado acerca de ellas a través de 40 preguntas de respuesta múltiple. Las preguntas incluyen la comprensión de bromas, dobles sentidos, insinuaciones, reacciones emocionales expresadas facialmente, señales no verbales o meteduras de pata.

“La prueba otorga una puntuación de cognición social, pero también permite clasificar el tipo de error predominante (por hipo-mentalización, o tendencia a inferir menos significado social del que hay, o hiper-mentalización, o tendencia a la sobre-atribución), lo que es muy importante a la hora de poder establecer un diagnóstico y su grado”, añade Lahera.

Para su validación científica, la prueba fue administrada a 22 adolescentes con síndrome de Asperger (un tipo de autismo de alto rendimiento) y a 26 sujetos sanos, también adolescentes. Los autores del estudio encontraron una alta convergencia entre los distintos test administrados, consiguiendo una óptima capacidad discriminatoria entre sanos y afectados.

A partir de ahora, este instrumento queda a la disposición de la comunidad médica, que puede solicitarlo gratuitamente al profesor Guillemo Lahera.

Referencia bibliográfica:

Lahera G, Boada L, Pousa E, Mirapeix I, Morón-Nozaleda G, Marinas L, Gisbert L, Pamiàs M, Parellada M. Movie for the Assessment of Social Cognition (MASC): Spanish Validation. Journal of Autism and Developmental Disorders (2014).

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario