Tendencias21
Agujeros negros supermasivos deambulan por la periferia de la Vía Láctea

Agujeros negros supermasivos deambulan por la periferia de la Vía Láctea

Agujeros negros supermasivos están deambulando por la periferia de la Vía Láctea y podrían impactar en nuestro sistema solar cada 100.000 millones de años. No podemos verlos, pero proceden de galaxias absorbidas por la Vía Láctea.

Un número indeterminado de agujeros negros supermasivos están deambulando por la periferia de la Vía Láctea y alguno puede impactar hipotéticamente en nuestro sistema solar, según Michael Tremmel, del Centro de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de Yale.

En un estudio publicado en 2018, Tremmel y su equipo demostraron que algunos agujeros negros supermasivos están vagando por la galaxia que los acoge, alejándose del centro hasta el halo galáctico, que es la región del espacio que rodea las galaxias estelares.

Considera que ese proceso puede estar produciéndose en la Vía Láctea, con agujeros negros supermasivos errantes por la periferia, un área casi esférica de estrellas y gas que rodea la sección principal de nuestra galaxia.

Esos agujeros negros supermasivos no podemos percibirlos porque no acumulan suficiente gas: no podemos establecer su ubicación o trayectoria, en el caso de que alguno de ellos esté aproximándose a nuestro sistema solar.

«Es extremadamente improbable que cualquier agujero negro supermasivo errante se acerque lo suficiente a nuestro Sol como para tener algún impacto en nuestro sistema solar», explica Tremmel en un comunicado.

Y añade: “Estimamos que una aproximación cercana de uno de estos vagabundos que puede afectar a nuestro sistema solar solo debería ocurrir cada 100 mil millones de años, más o menos”.

Muchos candidatos

Actualizando el estudio de 2018, Tremmel explica ahora a The Daily Galaxy que los astrónomos han creado ya un catálogo de objetos denominados fuentes de rayos x superluminosos, que son candidatos a ser considerados agujeros negros supermasivos errantes.

“En 2020, los descubrimientos mostraron fuentes de radio consistentes con agujeros negros supermasivos en galaxias enanas”, explica. Y añade: «nuestra capacidad para encontrar fuentes de baja luminosidad está mejorando, al igual que nuestra capacidad para detectar la presencia de múltiples fuentes cercanas, los llamados núcleos galácticos activos duales… Todas estas detecciones están en otras galaxias y no específicamente en la Vía Láctea», concluye.

En conjunto, considera Tremmel, estas observaciones hablan de que los agujeros negros supermasivos alejados de los centros galácticos son probablemente algo que ocurre con frecuencia, aunque todavía apenas sabemos nada de ellos.

Los astrónomos piensan que este alejamiento del centro galáctico puede ser el resultado de las fusiones entre galaxias, que se producen cuando una galaxia mayor absorbe a una más pequeña que se ha aproximado a ella, algo muy corriente en todo el universo y que se cree está relacionado con las explosiones de estrellas.

Cuando una galaxia más pequeña se une a una galaxia más grande, deposita su propio agujero negro supermasivo central en una órbita amplia dentro del nuevo anfitrión, lejos del centro de la galaxia principal. Este proceso puede explicar la presencia de agujeros negros supermasivos en la periferia de galaxias.

En el estudio de 2018, Tremmel y su equipo predecían que las galaxias con una masa similar a la Vía Láctea deberían albergar también varios agujeros negros supermasivos, de los que todavía no tenemos ninguna constancia.

Tema relacionado: Al menos catorce agujeros negros están relativamente cerca de la Tierra

Fusiones de galaxias

De hecho, a lo largo de sus 13.600 millones de años de vida, la Vía Láctea ha absorbido múltiples galaxias más pequeñas que podrían haber depositado agujeros negros supermasivos en su periferia.

Fuera de la Vía Láctea, solo se ha constatado la presencia de agujeros negros supermasivos en un puñado de otras galaxias, aunque se da por sentado que casi todas las galaxias disponen al menos de un agujero negro supermasivo.

La Vía Láctea tiene su propio agujero negro supermasivo, conocido como Sagitario A*, con una masa 1.300 veces la masa de nuestro Sol.  Está en el mismo centro de nuestra galaxia, a 26.000 años luz del Sol, rodeado de una serie de objetos extraños que se comportan como estrellas.

La Vía Láctea es la galaxia en la que se encuentra nuestro sistema solar, del que forma parte la Tierra. Nuestro Sol es uno de los 200.000 millones de estrellas que residen en nuestra galaxia. Los astrónomos consideran que hay unos 100 millones de agujeros negros no supermasivos en la Vía Láctea.

Ahora suponemos que, además de Sagitario A*, otros agujeros negros supermasivos recorren la periferia de la Vía Láctea y que, hipotéticamente, en algún momento uno de ellos puede acercarse al sistema solar del que formamos parte, aunque la posibilidad de que eso ocurra es prácticamente nula: tardaría en impactar alrededor de 10 veces la edad del universo, que es de 13.700 millones de años.

Foto superior: Nuestra galaxia, la Vía Láctea. NASA

Eduardo Martínez de la Fe

Eduardo Martínez de la Fe, periodista científico, es el Editor de Tendencias21.

3 comentarios

RSS Lo último de Tendencias21

  • La muerte los llama y ellos se juntan 13 febrero, 2024
    Un experimento desarrollado en "granjas de cadáveres" permitió comprobar que la descomposición de cuerpos humanos y de otras especies atrae siempre a las mismas variedades de microorganismos y hongos, sin importar el clima, la estación del año o la ubicación en el globo. Un mejor conocimiento de esta comunidad "universal" de descomponedores permitirá importantes avances […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente
  • Toda la biblioteca privada de Darwin ya está disponible en Internet 13 febrero, 2024
    La biblioteca privada de Charles Darwin ha sido completamente reconstruida y está disponible en Internet por primera vez, coincidiendo con el 215 cumpleaños del naturalista. El catálogo, de 300 páginas, contiene 7.400 títulos con un total de 13.000 volúmenes entre libros, escritos y revistas, que están al alcance de todo el mundo sin salir de […]
    Redacción T21
  • El metro de Londres implanta IA para vigilar la red subterránea 13 febrero, 2024
    El metro de Londres ha probado herramientas de vigilancia con IA en tiempo real para detectar posibles situaciones de riesgo o de conflicto y permitir al personal intervenir rápidamente. Detecta comportamientos agresivos e identifica a las personas que se cuelan sin pagar.
    Redacción T21
  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21