Tendencias21
China y Rusia reconocen haber manipulado la ionosfera

China y Rusia reconocen haber manipulado la ionosfera

China y Rusia han emitido ondas de radio de alta frecuencia para manipular la ionosfera, una estrategia de gran valor para controlar las telecomunicaciones en caso de crisis internacional.

China y Rusia reconocen haber manipulado la ionosfera

China y Rusia han realizado conjuntamente una serie de experimentos controvertidos para modificar la atmósfera de la Tierra mediante ondas de radio de alta frecuencia, un tipo de radiación electromagnética que se usa intensamente en las telecomunicaciones globales.

A partir de una instalación rusa llamada Calefacción Ionosférica Sura, los científicos han emitido ondas de radio dirigidas a la ionosfera. Al mismo tiempo, China, a través de la  Seismo-Electromagnetic Satellite, una misión espacial conjunta con Italia y dedicada a monitorizar el campo electromagnético y las ondas en el espacio cercano a la Tierra, ha estado midiendo los efectos de las ondas de radio lanzadas por los rusos en el plasma orbital.

La investigación conjunta se desarrolló el pasado junio y sus resultados se publican en la revista «Earth and Planetary Physics». Los autores explican al respecto que las ondas de radio provocaron cambios en la atmósfera terrestre a lo largo de una extensión de 126.000 kilómetros cuadrados en el entorno de la ciudad de Nizhni Nóvgorod, situada en el oeste de Rusia. La zona más afectada estuvo a 500 kilómetros de altitud sobre la ciudad de Vasilsursk, situada a 500 kilómetros de Moscú.

Las ondas de radio aumentaron en más de 100 grados la temperatura del plasma orbital en la zona afectada, así como provocaron un pico de electricidad cargada con diez veces más partículas negativas que en las regiones ajenas al experimento.

Cinco experimentos satisfactorios

El diario South China Morning Post, de Hong Kong, señala al respecto que se realizaron un total de cinco experimentos con resultados satisfactorios, confirmados  por el satélite chino de observación electromagnética Zhanzheng-1.

El diario añade que todo el experimento se desarrolló mediante el uso de una tecnología punta extremadamente sensible y, citando a científicos relacionados con el proyecto, añade que la investigación está relacionada con el propósito de controlar las telecomunicaciones globales en caso de conflicto.

La ionósfera ​ es la parte de la atmósfera terrestre que está ionizada permanentemente debido a la fotoionización que provoca la radiación solar. Se sitúa entre la mesosfera y la exosfera, y se extiende aproximadamente entre los 80 km y los 600 km de altitud sobre la superficie del planeta.

Tanto la ionosfera como el gas ionizado (plasma) que lo compone, son cruciales para las comunicaciones por radio. Si una potencia aprende a alterar las partículas cargadas que forman de la ionosfera, podría aumentar o bloquear las señales de radio de largo alcance, facilitando sus propias comunicaciones e impidiendo las de otros países.

Calentadores ionosféricos

Las antenas empleadas para enviar las ondas de radio a las capas altas de la atmósfera procedieron del calentador ionosférico ruso construido en tiempos de la URSS para la investigación de la turbulencia del plasma, la ionosfera y la atmósfera superior del planeta.

Las antenas de alta tensión de la instalación de Sura fueron las que enviaron las ondas cortas a las altas capas de la atmósfera. El experimento chino-ruso pone de manifiesto que el control de las telecomunicaciones en caso de conflicto interesa cada vez más a las potencias.

Estados Unidos posee una instalación aún más sofisticada que la Sura, la High Frequency Active Auroral Research Program (HAARP), que estudia las propiedades de la ionosfera y cómo mejorar la tecnología para transmitir las radiocomunicaciones.

Europa cuenta también con su propio calentador ionosférico, que forma parte de la European Incoherent Scatter Scientific Association, usado para estudiar las alteraciones en la ionosfera y magnetosfera.  Está situado cerca de Tromsø, en Noruega.

Aunque oficialmente se dice que la manipulación de la ionosfera no supone riesgo alguno para el planeta, los expertos han advertido en reiteradas ocasiones que las frecuencias de radio lanzadas a la ionosfera pueden influir sobre el clima, aumentar los desastres naturales y afectar incluso al cerebro humano.

Referencia

The first joint experimental results between SURA and CSES. XueMin Zhang et al. Earth and Planetary Physics. Volume2, Issue 6, November 2018, Pages 527-537. DOI:https://doi.org/10.26464/epp2018051

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente