Tendencias21
Convencen a una proteína para que forme estructuras sintéticas

Convencen a una proteína para que forme estructuras sintéticas

Los científicos han convencido a una proteína para que forme estructuras sintéticas con un método que imita a la naturaleza. Agregándole cargas eléctricas, han podido construir estructuras a partir de proteínas naturales de una forma económica y limpia.

Convencen a una proteína para que forme estructuras sintéticas

Los científicos han soñado durante mucho tiempo con la creación de estructuras sintéticas a partir de la misma materia prima que la naturaleza utiliza en los sistemas vivos: las proteínas.

Consideran que tal avance permitiría el desarrollo de nanomáquinas transformadoras, por ejemplo, jaulas moleculares que administran con precisión medicamentos de quimioterapia a los tumores, o sistemas fotosintéticos para recoger energía de la luz.

Ahora, un equipo de biólogos de la Universidad de Texas en Austin y de la Universidad de Michigan han inventado una forma de construir estructuras sintéticas a partir de proteínas, y al igual que en la naturaleza, el método es simple y podría usarse para una variedad de propósitos.

«Creemos que podemos usar estas estructuras como Legos para construir cosas más grandes», explica David Taylor, uno de los artífices de esta investigación, en un comunicado.  «También conocemos algunas de las reglas para modificar la receta básica para hacer diferentes tipos de bloques de construcción», añade.

Como prueba, el equipo construyó pequeñas estructuras que se asemejan a dos donuts apilados uno encima del otro mediante la aplicación de cargas eléctricas a puntos específicos de proteínas naturales.

Investigaciones anteriores habían logrado crear estructuras sintéticas a partir de proteínas, pero solo después de colocar algo sobre las proteínas o crear nuevas proteínas desde cero, lo que hace que los métodos anteriores sean complicados, necesiten mucho tiempo y sean limitantes.

Imitando a las proteínas

El nuevo método, denominado «SUpercharged PRotein Assembly (SuPrA)», imita la forma en que funcionan las proteínas en los organismos vivos, al igual que las máquinas moleculares que llevan a cabo las diferentes funciones de la vida: las estructuras en el nuevo método son autosuficientes para el montaje y además flexibles.

«Nuestro enfoque toma una proteína que normalmente no se ensambla, y le da muchos sitios potenciales donde podría hacerlo, permitiéndole ‘elegir’ el sitio que se adapta mejor al resto de su geometría y química», añade Anna Simon, coautora del artículo.

«Esto es importante porque permite que las proteínas se organicen en estructuras más grandes sin tener que entender de antemano exactamente cómo encajarán», añade.

Para demostrar su concepto, los investigadores comenzaron con una proteína verde fluorescente, que se usa como una etiqueta brillante en todo tipo de experimentos biológicos. Crearon dos versiones ligeramente diferentes de esa proteína, utilizando un método nunca antes intentado: agregando cargas eléctricas para incitar a la proteína a formar estructuras simétricas y discretas.

Una versión de la proteína tenía cargas positivas agregadas en ciertos puntos, y se mezcló en una solución con una segunda versión de la misma proteína que tenía cargas negativas en ciertos lugares. El equipo descubrió que cada versión se autoensamblaba en innumerables estructuras minúsculas o complejos macromoleculares, cada una con el mismo número y disposición de proteínas.

Debido a que este método permite construir estructuras a partir de proteínas naturales, los investigadores dicen que ofrece a la ciencia una nueva herramienta que es escalable, asequible y sostenible.

«Es como la gente usa impresoras 3D para hacer cosas con materiales que no habrían usado en el pasado», concluye Taylor. «Este nuevo método nos da otra opción para los materiales. Estos materiales se pueden obtener fácilmente, son baratos y no dañinos para el medio ambiente».

Referencia

Supercharging enables organized assembly of synthetic biomolecules. Anna J. Simon et al. Nature Chemistry (2019). DOI: https://doi.org/10.1038/s41557-018-0196-3

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Imprimen en 3D el primer tejido cerebral humano funcional 6 febrero, 2024
    Científicos de la Universidad de Wisconsin-Madison han impreso en 3D tejido cerebral que crece y funciona como el tejido cerebral humano. Las neuronas impresas se comunican entre ellas como si estuvieran en un tejido biológico. Este desarrollo perfecciona la técnica de los organoides cerebrales.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La brecha ecológica de género lastra la solución de la crisis planetaria 6 febrero, 2024
    Las mujeres son las más afectadas por el cambio climático y las que más tienen que aportar a la solución de la crisis planetaria. Aunque siguen excluidas mayoritariamente de los ámbitos de decisión medioambientales y de la ciencia del clima, no callan y actúan. Esta es su historia.
    Alicia Domínguez y Eduardo Costas.
  • Crean una máquina del tiempo evolutiva con los genomas de 51 especies de vertebrados 5 febrero, 2024
    Los investigadores acaban de mapear los genomas de 51 especies animales, incluyendo gatos, delfines, canguros, pingüinos, tiburones y tortugas: el descubrimiento tendría enormes implicaciones para comprender la salud y la evolución humanas, además de crear una "máquina del tiempo evolutiva".
    Pablo Javier Piacente
  • Nanopartículas en rocas antiguas esconden los secretos de la vida 5 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto que nanopartículas presentes en algunas de las rocas más antiguas del mundo ocultan pistas sobre los orígenes de la vida: los hallazgos podrían explicar por qué el fósforo se convirtió en un componente importante de la vida y cómo las moléculas se unieron por primera vez para formar ARN primitivo, en […]
    Pablo Javier Piacente