Tendencias21

Crean el primer audífono controlado por el cerebro

Ingenieros norteamericanos han desarrollado un audífono que controla las ondas cerebrales del usuario para detectar y amplificar una voz entre muchas. Potentes algoritmos de IA y redes neuronales consiguen la proeza.

Nuestros cerebros tienen una notable habilidad para distinguir voces individuales en un ambiente ruidoso, como una cafetería abarrotada o una concurrida calle de ciudad. Esto es algo que incluso los audífonos más avanzados luchan por conseguir.

Ahora, ingenieros de la Universidad de Columbia han desarrollado una tecnología experimental que imita la aptitud natural del cerebro para detectar y amplificar una voz entre muchas.

Alimentado por la inteligencia artificial, se trata de un audífono controlado por el cerebro que actúa como un filtro automático, discrimina las ondas cerebrales del usuario y aumenta la voz de la persona que quiere escuchar.

Aunque aún se encuentra en las primeras etapas de desarrollo, esta tecnología constituye un paso importante hacia mejores audífonos que permitan a los usuarios conversar con las personas que los rodean de manera transparente y eficiente. Los resultados se publican  en Science Advances .

“El área del cerebro que procesa el sonido es extraordinariamente sensible y poderosa; puede amplificar una voz sobre otras, aparentemente sin esfuerzo», explica Nima Mesgarani, investigador del Mortimer B. Zuckerman Mind Brain Behavior Institute de Columbia, y autor principal del artículo, en un comunicado.

«Al crear un dispositivo que aprovecha el poder del cerebro, esperamos que nuestro trabajo conduzca a mejoras tecnológicas que permitan a los cientos de millones de personas con discapacidad auditiva en todo el mundo comunicarse tan fácilmente como lo hacen sus amigos y familiares».

Algoritmo de separación de voz

La tecnología básica de este trabajo es un algoritmo de separación de voz que puede reconocer y decodificar una voz, cualquier voz, desde el principio.

Los audífonos modernos son excelentes para amplificar el habla y suprimir ciertos tipos de ruido de fondo, como el tráfico. Sin embargo, tienen problemas para aumentar el volumen de una voz individual sobre otras.

El audífono controlado por el cerebro del equipo de Columbia es diferente. En lugar de depender únicamente de amplificadores de sonido externos, como los micrófonos, también controla las ondas cerebrales del oyente.

«Anteriormente, habíamos descubierto que cuando dos personas hablan entre sí, las ondas cerebrales del hablante comienzan a parecerse a las ondas cerebrales del oyente», añade Mesgarani.

Usando este conocimiento, el equipo combinó potentes algoritmos de separación del habla con redes neuronales, modelos matemáticos complejos que imitan las capacidades computacionales del cerebro.

Así crearon un sistema que primero separa las voces de los oradores individuales de un grupo, y luego compara las voces de cada orador con las ondas cerebrales de la persona que escucha. La voz cuyo patrón de voz coincide más estrechamente con las ondas cerebrales del oyente se amplifica sobre el resto.

Probado con éxito

El prototipo ha sido probado con éxito con pacientes de epilepsia, cuyas ondas cerebrales fueron observadas en tiempo real mediante electrodos implantados en el cerebro, mientras escuchaban a diferentes personas a la vez.

El algoritmo rastreó la atención de los pacientes mientras escuchaban a diferentes personas con las que no habían hablado con anterioridad. Cuando un paciente se concentró en un orador, el sistema amplificó automáticamente esa voz. Y cuando su atención cambió a otro conversador diferente, los niveles de volumen cambiaron para reflejar ese cambio.

Los investigadores ahora están investigando ahora cómo transformar este prototipo en un dispositivo no invasivo que se pueda colocar externamente en el cuero cabelludo o alrededor de la oreja. También esperan mejorar y refinar aún más el algoritmo para que pueda funcionar en una gama más amplia de entornos.

«Hasta ahora, solo lo hemos probado en un ambiente interior», señala  Mesgarani. «Pero queremos asegurarnos de que pueda funcionar igual de bien en una calle concurrida de la ciudad o en un restaurante ruidoso, para que donde sea que vayan los usuarios, puedan experimentar plenamente el mundo y las personas que los rodean», concluye.

Referencia

Speaker-independent auditory attention decoding without access to clean speech sources. Cong Han et al. Science Advances,  15 May 2019: Vol. 5, no. 5, eaav6134. DOI:10.1126/sciadv.aav6134

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Sergio Miguel Tomé: el universo es un sistema computacional 10 febrero, 2022
    Una nueva teoría afirma que un sistema computacional oculto bajo las leyes naturales rige el funcionamiento del universo. El nuevo paradigma, además de afectar a la física porque modifica el concepto de fenómeno físico, también tiene implicaciones para las matemáticas y las ciencias cognitivas. Para desarrollarlo se necesita una investigación de físicos e informáticos.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Científicos europeos consiguen un nuevo récord mundial de energía 10 febrero, 2022
    Utilizando el combustible de futuras plantas de energía de fusión, los científicos de JET en Oxford han duplicado con creces el récord histórico de 1997: obtuvieron 59 megajulios de energía y una potencia de salida de poco más de 11 megavatios durante cinco segundos.
    IPP/T21
  • Los europeos contemporáneos son genéticamente esteparios 9 febrero, 2022
    La ascendencia de la estepa en composición genética europea contemporánea ha contribuido a una constitución fuerte, con una estatura alta y una mayor circunferencia de la cadera y la cintura, pero también a un mayor nivel de colesterol en la sangre, según un estudio.
    Pablo Javier Piacente
  • Un cometa del tamaño de un planeta menor se nos acercará en 2031 sin riesgo de colisión 9 febrero, 2022
    Un equipo de investigadores ha confirmado que 2014 UN271, también llamado Bernardinelli-Bernstein, es el cometa más grande jamás observado. Con un diámetro de 137 kilómetros, hará su mayor acercamiento a la Tierra en 2031, sin riesgo de colisión, después de tres millones de años lejos del sistema solar.
    Pablo Javier Piacente
  • Una tormenta de fuego azotó la Tierra hace 13.000 años y luego la congeló 9 febrero, 2022
    Hace 13.000 años, un 10 % de nuestro planeta quedó súbitamente a merced del fuego: el incendio global se habría producido por la caída de un cometa de 100 kilómetros de ancho. Luego que la Tierra ardió, las temperaturas bajaron de nuevo y el planeta pasó por una breve edad de hielo. 
    Pablo Javier Piacente
  • Los mejillones podrían salvar a la humanidad por segunda vez 9 febrero, 2022
    Al igual que ocurrió al principio de los tiempos humanos, los mejillones cultivados en las mismas costas que alimentaron a las primeras migraciones de nuestra especie, pueden salvar a la humanidad de su extinción ante una eventual crisis alimentaria global.
    Redacción T21
  • Campaña para mantener a UK y Suiza en el espacio científico europeo 8 febrero, 2022
    La comunidad científica europea se moviliza para que el Reino Unido y Suiza no se queden fuera del programa estrella de la UE en materia de I+D debido a cuestiones políticas. Reclama un espacio único de investigación para afrontar los desafíos globales.
    Redacción T21
  • El universo no está tan "afinado" para la vida como pensamos, según un estudio 8 febrero, 2022
    El “ajuste fino” sería una ilusión: la vida inteligente no se habría generado en el Universo a partir de una serie de condiciones precisas y exactamente sincronizadas. Por el contrario, probablemente habría evolucionado bajo circunstancias muy diferentes, alejadas de la idea de un ajuste perfecto.
    Pablo Javier Piacente
  • Los chimpancés curan sus heridas con ungüento de mosquitos masticados 8 febrero, 2022
    Los chimpancés aplican mosquitos masticados para tratar heridas abiertas, lo que podría ser evidencia de automedicación en animales. Esos insectos podrían tener propiedades calmantes: se ha demostrado científicamente que algunos tienen incluso efectos antibióticos o antivirales.
    Redacción T21
  • Descubren cómo el cerebro convierte una idea en música 8 febrero, 2022
    Científicos alemanes han descubierto cómo el cerebro convierte una idea musical en el movimiento de los dedos cuando tocamos el piano, así como que, cuando tocamos a dúo, nuestros cerebros comparten una misma longitud de onda.
    MPS/T21