Tendencias21
Crean robots que detectan su ubicación en el espacio

Crean robots que detectan su ubicación en el espacio

Una red neuronal de aprendizaje profundo ha permitido desarrollar robots que logran ubicarse en forma independiente en el espacio en que se mueven y detectar cada parte de su cuerpo, volviéndose así más eficientes.

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han creado una red neuronal de aprendizaje profundo que «enseña» a los robots a posicionarse de forma autónoma en el espacio, detectando su ubicación y también todas las partes de su cuerpo. Estas condiciones aumentan la eficiencia de los dispositivos robóticos y diversifican sus potenciales aplicaciones.

De acuerdo a un comunicado, las nuevas características que aporta el sistema de Inteligencia Artificial hacen posible que los robots de cuerpo blando logren interactuar mejor con su entorno y completar las tareas asignadas en cada caso. El avance es un paso hacia la automatización del diseño de robots, ya que la red neuronal es capaz de descubrir cómo diseñar mejor cada robot para resolver una tarea específica.

Los científicos del MIT se plantearon en su estudio, publicado en la revista IEEE Robotics and Automation Letters, la concreción de un avance técnico que permita a los robots de cuerpo blanco poder relacionarse mejor con su entorno y con su propia estructura. Es que a diferencia de los dispositivos de cuero rígido, estos robots pueden variar entre un número prácticamente infinito de formas.

Aunque dicha condición incrementa su versatilidad y hace que se vuelvan más amigables para el ser humano, al mismo tiempo dificultan su posicionamiento en el espacio y la detección de cada parte de su estructura. En consecuencia, muchas veces estos robots no logran relacionarse adecuadamente con su entorno y pierden posibilidades en términos de eficiencia y capacidad resolutiva.

Resolviendo problemas de ubicación en el espacio

Mientras los robots rígidos tienen un rango de movimiento limitado, debido a la presencia de un conjunto finito de articulaciones y extremidades que permiten realizar cálculos manejables para el mapeo y la planificación del movimiento, la situación de los robots blandos es muy diferente. Es que cualquier punto de un robot de cuerpo blando puede, en teoría, deformarse de todas las formas posibles. Lógicamente, esto multiplica las posibilidades de movimiento y vuelve muy complejo su diseño.

Ahora, el algoritmo creado por los investigadores estadounidenses logra ayudar a los ingenieros a diseñar robots blandos que recopilen información más útil sobre su entorno. Integrado a un sistema de aprendizaje profundo, el algoritmo sugiere una ubicación optimizada de sensores dentro del cuerpo del robot, para que de esta forma capte mejor el entorno y pueda realizar con éxito nuevas tareas.

Gracias a esta innovación, los especialistas creen haber dado un paso importante hacia el desarrollo de robots de cuerpo blanco realmente eficientes. Vale destacar que la red neuronal incorpora las características de cada parte del cuerpo del robot, para posteriormente llevar adelante un proceso de prueba y error a través del cual “aprende” la secuencia de movimientos más eficiente para completar una tarea determinada, como por ejemplo agarrar objetos de diferentes tamaños.

Automatización inteligente

Para verificar la eficiencia del sistema, los investigadores compararon el trabajo de los robots con sensores optimizados mediante su algoritmo con el de otros que llevaban sensores colocados en base al criterio de expertos. Los resultados fueron concluyentes: los robots diseñados por el sistema de Inteligencia Artificial aventajaron claramente en términos de eficiencia y capacidad para resolver tareas a los robots optimizados por seres humanos.

En función de estos resultados, los científicos creen que esta solución tecnológica podría abrir un nuevo camino hacia la automatización inteligente del diseño de robots, aumentando su impacto en diversas áreas de la actividad industrial y económica, como así también su uso en tareas de asistencia y colaboración con el ser humano.

Referencia

Co-Learning of Task and Sensor Placement for Soft Robotics. Andrew Spielberg; Alexander Amini; Lillian Chin; Wojciech Matusik; Daniela Rus et al. IEEE Robotics and Automation Letters (2021).DOI:https://doi.org/10.1109/LRA.2021.3056369

Video: Alexander Amini.

Foto: Xu Haiwei en Unsplash.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren cómo Plutón consiguió su corazón 16 abril, 2024
    El misterio de cómo Plutón consiguió una característica gigante en forma de corazón en su superficie finalmente ha sido resuelto: los científicos lograron reproducir con éxito la forma inusual con simulaciones numéricas, atribuyéndola a un impacto gigante y lento en ángulo oblicuo. Se trató de una colisión con un cuerpo planetario de unos 700 kilómetros […]
    Pablo Javier Piacente
  • La vida podría existir desde los inicios del Universo 16 abril, 2024
    El físico Avi Loeb sostiene en un reciente artículo que los elementos para el desarrollo de la vida tal como la conocemos podrían estar presentes en el cosmos desde la formación de las primeras estrellas, unos 100 millones de años después del Big Bang. También postula que esta hipótesis podría comprobarse si la misión Dragonfly […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean un acelerador de partículas en miniatura con aplicaciones médicas 16 abril, 2024
    Investigadores alemanes han desarrollado un acelerador de electrones que mide poco menos de medio milímetro de largo y 0,2 micrómetros de ancho, es decir, menos de una milésima de milímetro. Tiene aplicaciones en la investigación básica y permitirá crear nuevas herramientas de radioterapia. Entrevista con sus protagonistas, Peter Hommelhoff y Stefanie Kraus.
    Oscar William Murzewitz (Welt der Physik)/T21
  • Revelan la primera molécula fractal en la naturaleza 15 abril, 2024
    Los científicos han descubierto una molécula en la naturaleza que sigue un patrón geométrico de autosimilitud, conocido como fractal. La enzima microbiana denominada citrato sintasa es la primera estructura fractal molecular ensamblada directamente en la naturaleza que ha logrado identificarse hasta el momento. Los especialistas creen que este fractal puede representar un accidente evolutivo.
    Pablo Javier Piacente
  • El cambio climático podría estar relacionado con el aumento de los accidentes cerebrovasculares 15 abril, 2024
    Una nueva investigación ha demostrado que el número de muertes ligadas a accidentes cerebrovasculares y otras patologías relacionadas ha ido creciendo desde 1990, a la par del aumento de las temperaturas extremas. Durante 2019, el último año analizado, más de 500.000 muertes por accidentes cerebrovasculares se vincularon con temperaturas "no óptimas", provocadas por el calentamiento […]
    Pablo Javier Piacente
  • La globalización está fracturando a la humanidad 15 abril, 2024
    La globalización no está conduciendo a una civilización universal con valores compartidos, sino que está creando una brecha creciente entre los países occidentales de altos ingresos y el resto del mundo, en cuanto a valores como la tolerancia, la diversidad y la libertad.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • En el caso de los caracoles, el huevo fue lo primero 14 abril, 2024
    Un caracol marino que primero fue ovíparo y evolucionó hacia la viviparidad revela que los saltos evolutivos ocurren gradualmente, a través de una serie de pequeños cambios.
    Redacción T21
  • Revelan el misterio del árbol tropical que camina 13 abril, 2024
    La denominada "palma caminante" o Socratea exorrhiza es un árbol de América Central y del Sur que según distintas versiones podría "caminar" y erguirse en determinadas situaciones: ahora, este mito parece haber sido resuelto bajo criterios científicos. Según los investigadores, aunque el árbol puede crecer rápidamente y crear nuevas raíces para lidiar con la pérdida […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren 50 especies desconocidas para la ciencia en la exótica Isla de Pascua 12 abril, 2024
    Una expedición a la Cordillera de Salas y Gómez, frente a Rapa Nui, en el Océano Pacífico, documentó 160 especies animales que no se sabía que habitaban esta región de la misteriosa Isla de Pascua, en Chile. Además, descubrieron 50 criaturas que son absolutamente nuevas para la ciencia.
    Pablo Javier Piacente
  • El clima espacial podría generar un caos satelital sin precedentes 12 abril, 2024
    Los satélites en órbita terrestre baja (LEO) pueden perder su brújula cuando el clima espacial ofrece situaciones inesperadas. El problema afecta a la Estación Espacial Internacional, la estación espacial Tiangong de China y muchos satélites de observación de la Tierra. Los expertos sostienen que esta incertidumbre de posicionamiento aumenta el riesgo de colisiones orbitales peligrosas, […]
    Pablo Javier Piacente