Tendencias21

Crean un dispositivo de Inteligencia Artificial que lee las emociones para generar felicidad

La idea de una herramienta que pueda medir la emoción de una persona y actuar en función de ello ya está pasando. Es el objetivo de EmoSPARK, un cubo de 90 milímetros capaz de interactuar a nivel de conversación y demostrar emociones humanas mientras ofrece aquella música, juego o vídeos que considera pueden resultar más agradables para su dueño en un momento concreto. Se trata de un dispositivo de Inteligencia Artificial, por lo sigue aprendiendo y afinando resultados con el tiempo. Por Patricia Pérez.

Crean un dispositivo de Inteligencia Artificial que lee las emociones para generar felicidad

La tecnología que mejora nuestras vidas es siempre una prioridad. Aquella que puede mejorar el estado de ánimo y la felicidad en general está más allá de nuestras expectativas, más propia tal vez de Hollywood en películas como Her. Sin embargo, nunca sabremos cuan delgada es la línea que separa la ciencia ficción de la realidad.

Emoshape, una pequeña compañía que nació en Londres y ya opera a nivel internacional desde la apertura de su primera oficina en Estados Unidos hace aproximadamente un año, asegura haber creado la primera Inteligencia Artificial (IA) emocional del mundo. Se trata de EmoSPARK, un dispositivo que no sólo puede medir el estado de ánimo de una persona, sino encontrar la mejor manera de actuar en función de ello.

Según explican en su web, la herramienta captura y almacena cada matiz emocional con la única intención de hacer que el usuario sea feliz. “Como concepto es revolucionario, y como producto completo en el que tecnología y emociones humanas se encuentran es el primero de su tipo”, asegura Brian Fitzpatrick, inversor fundador de Emoshape.

El cerebro de EmoSPARK es un cubo de 90 milímetros con Bluetooth y Wi-Fi que detecta el mundo que le rodea a través de una conexión a Internet, un micrófono, una webcam y un teléfono. De esta forma puede reproducir cualquier canción de una biblioteca digital, sugerir el juego o el vídeo que considera más agradable para su dueño en un momento particular, publicar posts en Facebook y comprobar las últimas actualizaciones de sus amigos, responder a preguntas tirando de Wikipedia, o simplemente conversar.

Aunque pueda parecer futurista la idea se ha vendido bien, pues han sido miles los usuarios que han aportado capital para sufragar la campaña de crowdfunding internacional. Desde sus inicios el grupo se comprometió a crear un producto innovador asequible, fijando el precio al consumidor para cada consola en 160 £ en Reino Unido y 250 $ en EEUU.

Reconocimiento facial y de voz

Pero, ¿cómo se puede entrenar una máquina para que comprenda emociones y actué en función de ello? Según recoge un artículo publicado en la revista NewScientist, en primer lugar la webcam utiliza el reconocimiento facial para identificar a su dueño. A continuación, un algoritmo asigna 80 puntos faciales para determinar, entre otras cosas, si la persona sonríe o frunce el ceño con enojo, desprecio o disgusto. También analiza el tono de voz, un método muy usado para estudiar estados de ánimo.

EmoSPARK utiliza todos esos detalles para reflejar sus emociones. Para ello crea un perfil emocional de su propietario basado en los datos faciales y de voz registrados. Al final de cada día envía esta información a EmoShape, que la remite de vuelta convertida en un perfil a medida para una estrategia concreta. A través de este ciclo de retroalimentación, la personalidad del cubo cambia ligeramente cada día.

Pero siempre asegurándose de que sólo puede atarse emocionalmente a una persona. A pesar de que reconozca a otros individuos en la misma casa o edificio, el dispositivo sólo crea el perfil emocional de su propietario. Aunque eso no quiere decir que no pueda interactuar con nadie más. Fitzpatrick explica que cuando alguien que no es su dueño se burla de él, por ejemplo diciéndole que no le gusta, EmoSPARK manifiesta su descontento con un pulso de luz verde que vibra por el cubo. “Es gracioso, tú tampoco me gustas mucho” –responde-. Si por el contrario hubiera recibido un piropo, habría brillado una luz morada.

Asimismo, también puede ser sutil, callándose información o banalidades que considera que pueden haber disgustado a su propietario con anterioridad. «Si no te gusta una broma que te dice, no te la va a hacer nuevo», asegura Fitzpatrick.

Sin embargo, hasta que el dispositivo no pase algún tiempo en los hogares de sus dueños no se podrá comprobar si realmente puede cumplir con su promesa, o si tener una IA entrenada con el perfil emocional de una persona puede hacer que se sienta feliz. De momento, 133 de los primeros crowdfunders de EmoSPARK han recibido sus cubos y actuarán como conejillo de indias. Se espera que más de 800 estén disponibles este mes.

Humanizar la máquina

Sea un éxito o fracase, Rana el Kaliouby, fundadora de Affectiva, una compañía estadounidense que crea algoritmos de detección de emociones, vaticina que el lanzamiento de la IA emocional no ha hecho más que despegar. Ella justifica esta dimensión emocional en la necesidad. “Como todo lo que nos rodea, desde teléfonos a frigoríficos, se conecta a Internet, necesitamos una manera de moderar la lógica de la máquina con algo más humano”, explica.

Así, no es de extrañar que crea que todos los dispositivos tendrán algún día procesadores de emoción, al igual que ahora tienen un chip GPS. Esto significa que cada dispositivo tendrá su propio algoritmo patentado para interpretar emociones, y actuará en función de ello con sus usuarios.

Hace dos semanas, Affectiva lanzó un kit de desarrollo de software para móviles que permitirá a programadores de smartphones y tabletas utilizar su algoritmo Affdex para evaluar emociones. Ya hay algunos prototipos de aplicaciones en marcha. De hecho, Hershey’s, la fábrica de chocolate más grande de Estados Unidos, está utilizando Affdex para comprobar si la gente sonríe ante un dispensador de caramelos. Si se detecta una sonrisa, el usuario obtiene una muestra de chocolate gratis.

Otro ejemplo es una galería de arte que lee las expresiones faciales de los transeúntes y compone en función de ello mensajes en tiempo real en una pared para animar tanto a los deprimidos como a los más felices. «La idea de que se puede medir la emoción y actuar en función de ello es algo que ya está pasando”, subraya el Kaliouby.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente