Tendencias21

Crean un e-mail semántico que selecciona a quién mandar mensajes

SEAmail es un prototipo de sistema de correo electrónico que está siendo probado en una universidad norteamericana y que podría revolucionar el correo electrónico. Basado en las tecnologías semánticas, permite a los usuarios enviar e-mails a personas o a grupos de personas agrupadas en conjuntos significativos, como “profesores graduados en Harvard desde 1960”. Los parámetros de búsqueda pueden ser tan sencillos como el nombre de una persona, o tan complejos como un conjunto de requisitos, explican sus creadores. SEAmail puede usarse tanto en intranets corporativas como en Internet, en el que proyectos como FOAF facilitarían una ingente cantidad de información sobre posibles receptores de correo. Por Yaiza Martínez.

Crean un e-mail semántico que selecciona a quién mandar mensajes

La Universidad de Stanford, en Estados Unidos, está probando un prototipo de sistema de e-mail que podría revolucionar el correo electrónico.

Se trata del SEAmail, un sistema de correo electrónico semántico que permitirá a los usuarios dirigir mensajes a personas, sin que haya que conocer necesariamente su dirección… o ni tan siquiera sus nombres.

Los envíos los establece SEAmail a partir de un nuevo tipo de información: aquélla que permite agrupar o definir a los receptores de los mensajes en conjuntos semánticos.

Búsqueda mediante claves

Según explica Michael Genesereth, un profesor de ciencias computacionales de Stanford y uno de los artífices de este sistema, en la revista Technology Review, el e-mail tradicional es una forma artificial de dirigir mensajes a personas concretas, al menos generalmente.

Las tecnologías semánticas tratan de hacer que esto sea más sencillo, específicamente con programas informáticos capaces de comprender contextos, de manera que el usuario pueda interactuar con el software de manera más natural.

Así, por ejemplo el e-mail semántico es capaz de buscar las personas a las que queremos enviar un e-mail, sólo con que le introduzcamos determinadas claves significativas como, por ejemplo, “profesores graduados en Harvard desde 1960”.

A partir de esta información, SEAmail busca las direcciones de correo electrónico de todos aquellos profesores con estas características, y pone a nuestra disposición el listado de direcciones.

Según los investigadores, en SEAmail el usuario selecciona los receptores de un mensaje de manera muy similar a como realizaríamos una búsqueda en una base de datos. Los parámetros pueden ser tan sencillos como el nombre de una persona, o tan complejos como un conjunto de requisitos.

Versión integrada y sencilla

Por eso, para aprovechar al máximo el potencial de este sistema, afirma Genesereth, se necesita tener datos abundantes sobre las personas que están enviándose mensajes entre sí, sus intereses y otras informaciones relevantes.

El desafío tecnológico de SEAmail radica en ofrecer una versión integrada de estos datos, a la que se pueda acceder fácilmente.

Actualmente, explican los creadores del sistema en otro artículo, utilizamos listas de correo para enviar a grupos predefinidos de personas, definidas por conceptos demasiado amplios.

El nuevo sistema, permite ajustarse mucho más a nuestros requisitos específicos, permitiendo enviar los correos a un conjunto de personas o entidades semánticamente definidas.

Esto permitirá, por ejemplo, que si una persona cambia de e-mail, SEAmail encuentre su nuevo mail y mande el mensaje que inicialmente se quería enviar a la nueva dirección.

Otros beneficios

Otros beneficios del sistema, según sus autores, es que no requiere de mantenimiento. En las listas de correo tradicionales, un administrador debe crear y mantener la lista, cambiando progresivamente la información que ésta contiene. El servidor de SEAmail se adapta automáticamente a los cambios.

Además, este sistema tiene aplicaciones tanto en intranets corporativas (redes de ordenadores interconectadas) como en Internet.

Así, por ejemplo, dado que las empresas y las organizaciones suelen tener sus bases de datos de información sobre personal, proyectos, clientes, etc, los usuarios de SEAmail podrán aprovechar toda esta información para enviar mails basándose en los datos de dichas bases acerca de sus compañeros de trabajo y otras personas vinculadas a su compañía.

En el caso de Internet, recientemente ha ganado popularidad FOAF (Friend Of A Friend), que es un proyecto dentro de la Web semántica para describir relaciones mediante RDF (Resource Description Framework), que puedan ser procesadas fácilmente por las máquinas.

FOAF no tiene aspiraciones comerciales, su organización es horizontal y propone describir relaciones en lenguaje comprensible para los ordenadores, de manera que se creen redes de relaciones entre amigos. En estas redes la información personal abunda: nombres, e-mails, miembros de los grupos, cumpleaños, intereses, proyectos, etc.

Lo contrario del spam

Desde 2004, 1,25 millones de documentos FOAF están disponibles en Internet, y este número seguirá creciendo. Con SEAmail esta información podrá usarse para enviar mails a personas agrupadas en cualquier conjunto semántico.

Con esta libertad de acceso a otras personas, alguien podría sospechar que este sistema propiciará el spam (mensajes no solicitados de contenido publicitario). Pero sus creadores se apresuran en afirmar que el SEAmail es lo contrario del spam, porque éste va dirigido a cualquiera, a todo el que se pueda llegar, mientras que el e-mail semántico se dirige sólo a aquéllos posibles interesados, y que han sido definidos semánticamente.

SEAmail será utilizado a finales de este año en Stanford dentro de un proyecto de “departamento digital” que pretende introducir diversas tecnologías semánticas. El departamento de ciencias computacionales utilizará en primer lugar el sistema, pero después se espera que éste se extienda para todos los usuarios de esta Universidad.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario