Tendencias21

Crean un material camaleónico, que cambia de color al flexionarse

Científicos estadounidenses han creado un material muy delgado, hecho de silicio, que puede cambiar de color a voluntad, simplemente flexionándolo. Tiene rugosidades separadas entre sí, a distancias ajustables mediante la flexión, que reflejan determinadas longitudes de onda de la luz. Estos ‘colores estructurales’ ya se conocían, pero hasta ahora no se había conseguido un material que los produjera de manera eficiente.

Crean un material camaleónico, que cambia de color al flexionarse

Tomando prestado un truco de la naturaleza, ingenieros de la Universidad de California en Berkeley (EE.UU.) han creado un material increíblemente delgado, camaleónico, al que se puede cambiar de color a voluntad, mediante la simple aplicación de una pequeña cantidad de fuerza.

Este nuevo material-de-muchos-colores ofrece interesantes posibilidades para una nueva clase de tecnologías de visualización, camuflaje por cambio de color, y sensores que pueden detectar defectos de otro modo imperceptibles en edificios, puentes y aviones.

«Esta es la primera vez que alguien ha hecho una piel de tipo camaleónico, que puede cambiar de color simplemente flexionándola», afirma Connie J. Chang-Hasnain, miembro del equipo de Berkeley y coautora de un artículo publicado ayer en Optica, la revista de la Sociedad Óptica estadounidense (OSA).

Grabando patrones diminutos -más pequeños que la longitud de onda de la luz- en una película de silicio mil veces más delgada que un cabello humano, los investigadores fueron capaces de seleccionar la gama de colores que reflejaría el material, en función de cómo se flexionara y doblara.

El color ‘estructural’

Los colores que vemos normalmente en pinturas, telas y otras sustancias naturales se producen cuando la luz blanca y de amplio espectro golpea sus superficies. La composición química única de cada superficie absorbe varias bandas, o longitudes de onda de la luz. Las que no son absorbidos se reflejan, con longitudes de onda cortas (colores fríos) o largas (cálidos). Cambiar el color de una superficie, como ocurre en las hojas de los árboles en otoño, requiere un cambio en su composición química.

Últimamente, los ingenieros y científicos han estado explorando otro enfoque, que consistiría en crear colores de diseño sin el uso de tintes químicos y pigmentos. En lugar de controlar la composición química de un material, es posible controlar las características de la superficie a la escala pequeña posible para que interactúe y refleje longitudes de onda de la luz concretas. Este tipo de «color estructural» es mucho menos común en la naturaleza, pero es utilizado por algunas mariposas y escarabajos para exhibir color iridiscente (que varía según el ángulo desde el que se mire).

El control de la luz con estructuras en lugar de con la óptica tradicional no es nuevo. En astronomía, por ejemplo, las rendijas espaciadas uniformemente, conocidas como rejillas de difracción, se utilizan habitualmente para dirigir la luz directa y expandirla en sus colores componentes. Los esfuerzos para controlar el color con esta técnica, sin embargo, han demostrado ser poco prácticos debido a que las pérdidas ópticas son, simplemente, demasiado grandes.

Los autores del artículo de Optica aplicaron un principio similar, aunque con un diseño radicalmente diferente, para lograr el control del color que estaban buscando. En lugar de ranuras cortadas en una película, grabaron rugosidades en una sola capa delgada de silicio. En lugar de difundir la luz en un arco iris completo, estas rugosidades reflejan una longitud de onda muy específica de la luz.

Ajustando los espacios entre las rugosidades, es posible seleccionar el color específico que se refleja. A diferencia de las ranuras de una rejilla de difracción, sin embargo, las barras de silicio eran extremadamente eficientes y reflejaban fácilmente la frecuencia de la luz a la que estaban sintonizados.

La flexibilidad

Dado que la separación, o período, de las rugosidades es la clave para controlar el color que reflejan, los investigadores se dieron cuenta de que sería posible cambiar sutilmente el período -y por lo tanto el color- flexionando o doblando el material.

«Si usted tiene una superficie con estructuras muy precisas, y espaciadas para que puedan interactuar con una determinada longitud de onda de la luz, puede cambiar sus propiedades y cómo interactúan con la luz cambiando sus dimensiones», explica Chang-Hasnain en la nota de prensa de la OSA.

Los esfuerzos anteriores para desarrollar una superficie flexible que cambiara de color se quedaron cortos en varios frentes. Las superficies metálicas, que son fáciles de grabar, eran ineficientes, pues reflejaban sólo una parte de la luz que recibían Otras superficies eran demasiado gruesas, lo que limita sus aplicaciones, o demasiado rígidas, evitando ser flexionadas con un control suficiente.

Los investigadores de Berkeley fueron capaces de superar estos dos obstáculos mediante la formación de su rejilla de rugosidades usando una capa de semiconductor de silicio de aproximadamente 120 nanómetros de espesor. Su flexibilidad se consiguió mediante la incorporación de las barras de silicio en una capa flexible de silicona. Cuando la silicona se inclinaba o flexionaba, el período de las separaciones de la rejilla respondía en consecuencia.

El material semiconductor también permitió que el equipo creara una piel increíblemente fina, perfectamente plana, y fácil de fabricar con las propiedades superficiales deseadas. Esto produce materiales que reflejan colores precisos y muy puros y que son altamente eficientes, pues reflejan hasta un 83 por ciento de la luz entrante.

El diseño inicial, sometido a un cambio en el período de apenas 25 nanómetros, creaba colores brillantes que podían pasar del verde al amarillo, el naranja y el rojo -a través de una gama de 39 nanómetros de longitud de onda. En diseños futuros, creen los investigadores, podrían cubrir una gama más amplia de colores y reflejar la luz con mayor eficiencia.

Aplicaciones

Para la demostración, los investigadores crearon una capa de un centímetro cuadrado de silicio que cambia de color. Harán falta nuevos desarrollos para crear un material lo suficientemente grande como para aplicaciones comerciales.

«El siguiente paso es hacer esto a escala más grande y hay instalaciones que ya podrían hacerlo», afirma Chang-Hasnain. «Cuando ocurra, esperamos poder encontrar aplicaciones en entretenimiento, seguridad y vigilancia.»

Para los consumidores, este material camaleónico podría ser utilizado en una nueva clase de tecnologías de visualización, añadiendo colores brillantes en los lugares de ocio al aire libre. También sería posible crear un camuflaje activo en el exterior de los vehículos que cambiara de color para adaptarse mejor al entorno.

Más aplicaciones del día a día podrían incluir sensores que cambian de color para indicar que la fatiga estructural está afectando a componentes críticos de puentes, edificios o las alas de los aviones.

«Esta es la primera vez que alguien logra una gama tan amplia de color en una superficie flexible, delgada y de una sola capa», concluye, feliz, Chang-Hasnain.

Referencia bibliográfica:

Li Zhu, Jonas Kapraun, James Ferrara, Connie J. Chang-Hasnain: Flexible photonic metastructures for tunable coloration. Optica (2015). DOI: 10.1364/OPTICA.2.000255.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una antigua ciudad mexicana se desarrolló más de mil años sin extremos en riqueza y poder 9 marzo, 2022
    Una vida solidaria y cooperativa, sin la necesidad de castas dominantes que concentraran riqueza y poder, fue el motivo por el cual la antigua ciudad de Monte Albán, en México, se desarrolló y perduró durante trece siglos, según un nuevo estudio. La localidad no contaba con tierras demasiado fértiles ni con una ubicación privilegiada en […]
    Pablo Javier Piacente
  • El agujero negro supermasivo de la Vía Láctea juega con burbujas 9 marzo, 2022
    En 2020, dos enormes burbujas que se extendían por el centro de la Vía Láctea fueron observadas por el telescopio de rayos X eRosita, sin que los científicos pudieran precisar su origen. Ahora, un nuevo estudio ha comprobado que las gigantescas burbujas son el resultado de un poderoso chorro de actividad procedente del agujero negro […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los agujeros negros dispondrían también de un túnel del tiempo 9 marzo, 2022
    Los agujeros negros dispondrían de un túnel del tiempo parecido al de los agujeros de gusano, a través del cual la radiación predicha por Hawking puede escapar de su potente campo gravitatorio. Un nuevo intento de conciliar física cuántica y gravedad.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los misiles hipersónicos pueden decidir el desenlace de la guerra de Ucrania 9 marzo, 2022
    La tecnología de los misiles hipersónicos, todavía no contrastada, puede encontrar en Ucrania el escenario en el que Rusia la pruebe antes de convertirla en un arma nuclear capaz de alcanzar Europa, en menos de 10 minutos, con bombas más potentes que las de Hiroshima.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La vida ha modificado incluso las entrañas de la Tierra 8 marzo, 2022
    El rápido desarrollo de la fauna hace 540 millones de años ha cambiado permanentemente a la Tierra, incluso en lo más profundo de su manto inferior. Eso significa que el desarrollo de la vida ha modificado a nuestro planeta hasta sus entrañas, debido a que la Tierra es un sistema general complejo.
    Pablo Javier Piacente
  • El CERN de Ginebra rompe también con la ciencia de Rusia 8 marzo, 2022
    La poderosa Organización Europea para la Investigación Nuclear ha suspendido la colaboración con las instituciones científicas de la Federación Rusa, al mismo tiempo que le ha retirado su estatus de observador en el CERN, como consecuencia de la invasión de Ucrania.
    Redacción T21
  • Los agujeros negros tienen un corazón palpitante 8 marzo, 2022
    Los agujeros negros “laten” como un corazón: un movimiento en secuencias permite que el material que los alimenta se acumule y caliente en una corona, para luego expulsar parte de ese material en forma de chorros. La dinámica es similar a la que puede observarse en la circulación de la sangre por el corazón humano, […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una nueva técnica genética consigue crear mamíferos sin padres 8 marzo, 2022
    Por primera vez en la historia, una hembra de ratón sin padre, nacida de un óvulo no fertilizado, no solo ha sobrevivido hasta la edad adulta, sino que ha alumbrado una camada de crías sanas producto de la reproducción sexual.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Una guerra nuclear tendría en horas más víctimas que la segunda guerra mundial 8 marzo, 2022
    Una simulación de la Universidad de Princeton ha descrito lo que ocurriría en un hipotético conflicto nuclear entre Rusia, Estados Unidos y la OTAN. Las víctimas ascenderían a 90 millones de personas, desconociéndose qué pasaría si se sumaran al conflicto otros países con armas nucleares.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren en Inglaterra un monumento romano del tamaño de cinco campos de fútbol 7 marzo, 2022
    Los arqueólogos han descubierto en Inglaterra un monumento romano del tamaño de cinco campos de fútbol. El emplazamiento, que ha desvelado un gran mosaico que representa la Ilíada de Homero, forma parte de un gran conjunto de villas señoriales de hace más de 1.500 años.
    Pablo Javier Piacente