Tendencias21
Crean un robot científico que reflexiona y formula teorías

Crean un robot científico que reflexiona y formula teorías

Científicos británicos han creado un robot que es capaz de formular teorías científicas, contrastar hipótesis, analizar experiencias de investigación y de obtener resultados. Sometido a una prueba experimental, no sólo actuó como un grupo de veteranos investigadores, sino que los resultados que obtuvo, que eran previamente conocidos por sus creadores, resultaron totalmente correctos. Por Raúl Morales.

Crean un robot científico que reflexiona y formula teorías

Un robot que es capaz de reflexionar, de formular teorías científicas y de analizar las experiencias de investigación ha sido creado por investigadores británicos, que han alcanzado este logro gracias a la creciente automatización e informatización de los laboratorios científicos y de la estandarización de las experiencias investigadoras.

Sometido a una prueba, el robot sabio ha demostrado tener la misma categoría de un grupo de científicos distinguidos: a petición de sus creadores, descubrió la función exacta de los genes que intervienen en la levadura. Y lo hizo de la misma forma que lo habría hecho un grupo de investigadores experimentados.

Esta es la primera especialización de este robot científico, pero sus creadores se proponen prepararlo para que pueda intervenir con la misma eficacia en otros campos de conocimiento, tal como explican al respecto en la revista Nature.

El robot científico responde a la evolución natural de las investigaciones que se desarrollan en los principales campos del conocimiento, ya que por un lado esta investigación se automatiza crecientemente y un robot puede liberar al personal especializado de tareas que pueden ser encomendadas a una máquina.

Complemento humano

Sus creadores no piensan que este robot vaya a sustituir al personal investigador, sino que más bien potenciará su capacidad de trabajo, ya que el análisis de datos, por ejemplo, puede ser realizado con mayor rapidez por una máquina que tenga conocimiento previo del campo investigado.

En el caso del experimento de la levadura, el robot fue capaz fue capaz de observar el comportamiento de los genes y de descubrir muchas de sus cualidades a través de diversos experimentos que fueron posteriormente evaluados.

El robot a continuación formuló diferentes hipótesis que fueron sucesivamente contrastadas con otras nuevas, detectando las ventajas de cada uno de los procesos, todo ello realizado a gran velocidad y a muy bajo costo (en relación con los costos habituales de estas investigaciones), lo que desvela el potencial investigador de una máquina de esta naturaleza.

El robot no se equivocó porque los resultados obtenidos en su investigación ya eran conocidos por sus creadores, que sólo tuvieron que certificar la validez del trabajo de este robot científico.

Nuevos campos de investigación

Ahora se pretende que este robot se adentre en campos ignotos para el conocimiento humano, ya que la genética de la levadura es todavía en gran parte desconocida y el robot científico puede llegar a descubrir las funciones de algunos de sus genes que todavía constituyen un misterio para la ciencia.

Ello no impide que todo lo que el robot investigue por su cuenta deba ser comprobado por científicos para que los resultados de su trabajo tengan categoría científica, pero es evidente también que la labor de este robot simplificará mucho la tarea científica merced a la especialización de esta máquina.

Otro dato importante es que el robot no aporta de momento la creatividad y la inventiva propia del genio humano, que constituye el mayor impulsor de la adquisición de nuevos conocimientos, al mismo tiempo que dentro del laboratorio la labor humana continúa siendo imprescindible para los cometidos tradicionales y, sobre todo, para valorar la autenticidad de los descubrimientos que pueda hacer el robot científico.

El robot en sí no representa una innovación en cuanto a sus componentes, ya que ha sido construido con tecnología que ya existía, pero no deja de ser un acierto que la adecuada combinación de todas estas herramientas inteligentes alumbre una máquina científica que es capaz de emular la capacidad de investigación humana.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los satélites Starlink podrían confundirse con fenómenos UAP 29 mayo, 2024
    Una nueva investigación revela que bajo algunas situaciones, los satélites Starlink de SpaceX pueden producir “llamaradas extremas”, haciéndolos parecer intensamente brillantes. El efecto produciría una ilusión óptica capaz de confundirse con los llamados Fenómenos Anómalos No Identificados (UAP), o ex-OVNIS, e incluso transformarse en un riesgo para la aviación.
    Pablo Javier Piacente
  • Logran integrar hologramas hiperrealistas en gafas convencionales 29 mayo, 2024
    Sobre la base de la tecnología holográfica actual, un equipo de expertos en pantallas ópticas ha inventado una forma de mejorar las pantallas 3D y hacerlas lo suficientemente pequeñas como para integrarlas en gafas normales: podrían generar los hologramas más realistas de la historia.
    Pablo Javier Piacente
  • El futuro de las políticas climáticas de la UE se decide el 9 de junio 29 mayo, 2024
    Ante la alarma de las 27 academias científicas europeas, un informe evalúa la acción de todos los partidos políticos europeos y demuestra quiénes son los «vándalos» ambientales, pero también los “constructores” y los “hipócritas” entre los partidos políticos españoles en el Parlamento europeo.
    Rafael Jiménez Aybar, Agnès Delage Amat y Fernando Prieto (*)
  • Los virus antiguos en nuestro ADN podrían estar ligados con las enfermedades mentales 28 mayo, 2024
    Un nuevo estudio sugiere que algunas secuencias antiguas de ADN viral en el genoma humano juegan un papel en la susceptibilidad a trastornos psiquiátricos como esquizofrenia, trastorno bipolar y trastorno depresivo mayor, entre otros.
    Pablo Javier Piacente
  • Un cometa podría pasar cerca de la Tierra y apreciarse a simple vista en octubre de este año 28 mayo, 2024
    El 12 de octubre de 2024, el cometa Tsuchinshan–ATLAS pasará a solo 71 millones de kilómetros de la Tierra. Estas cifras sugieren que el cometa podría iluminarse a una magnitud importante y desarrollar una cola notable, transformándose en una vista llamativa en el cielo nocturno occidental. Este cometa fue descubierto en 2023 y es observado […]
    Pablo Javier Piacente
  • La Inteligencia Artificial está en una vorágine tecnológica descontrolada 28 mayo, 2024
    La Inteligencia Artificial está viviendo una vorágine tecnológica que oscila entre las revolucionarias oportunidades que promete y los peligros que la acompañan, a los que la industria hace oídos sordos a pesar de los compromisos formales de gobiernos y empresas para preservar el bien de la humanidad.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Crece la intensidad de la "guerra espacial" entre Rusia y Estados Unidos 27 mayo, 2024
    El Pentágono dice que Rusia ha lanzado una misteriosa "arma orbital", que se encuentra en la misma órbita de una sonda del gobierno estadounidense. Los funcionarios incluso creen que la extraña arma rusa podría ser capaz de atacar a otros satélites en órbita, marcando un incidente que podría intensificar el conflicto entre ambos países.
    Pablo Javier Piacente
  • El Telescopio Webb revela cómo nacieron algunas de las primeras galaxias del Universo 27 mayo, 2024
    El Telescopio Espacial James Webb (JWST) puede haber detectado por primera vez el nacimiento de algunas de las primeras galaxias del Universo, según sugiere una nueva investigación. Los investigadores informaron sobre la detección de lo que parecen ser tres galaxias infantiles que brotan de una nube primordial de gas hidrógeno y helio, apenas entre 400 […]
    Pablo Javier Piacente
  • Israel puede quedar fuera del programa científico Horizonte Europa por su actuación en Gaza 27 mayo, 2024
    Después de casi 30 años de relaciones científicas, Israel puede quedar fuera del programa científico Horizonte Europa, del que ya ha recibido 600 millones de dólares, como consecuencia del boicot académico por los vínculos de las universidades israelíes con el ejército que ocupa Gaza.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los animales piensan en el futuro 26 mayo, 2024
    Muchos animales "piensan" y actúan orientados al futuro: observan a las personas y utilizan su comportamiento en su beneficio. Por ejemplo, algunas aves usan los recreos de las universidades para robar bocadillos a los estudiantes. Otras usan los horarios de apertura de los refugios de esquí para conseguir comida.
    Redacción T21