Tendencias21

Crean un sensor térmico fisiológico flexible y ligero con precisión de 0,02 grados

Investigadores japoneses han desarrollado un sensor de temperatura fisiológico flexible y ligero, que mide cambios de 0,02 grados centígrados en el rango de variación humano. Los dispositivos similares existentes hasta ahora requieren de un sistema externo que amplifique la señal, algo innecesario con el nuevo modelo.

Crean un sensor térmico fisiológico flexible y ligero con precisión de 0,02 grados

Un grupo de investigación de la Universidad de Tokio (Japón) ha desarrollado un sensor flexible y ligero que responde rápidamente a cambios térmicos diminutos en el rango de temperatura del cuerpo humano. Se espera que este sensor tenga aplicaciones en el control de la temperatura corporal, de recién nacidos o de pacientes en cuidados intensivos, por ejemplo.

La temperatura del cuerpo es una medida fundamental y se han desarrollado muchos sensores de temperatura de bajo coste y flexibles, pero los dispositivos existentes requieren circuitería externa para amplificar la señal y permitir una medición precisa de la temperatura.

En sus últimas investigaciones, el profesor Takao Someya y el grupo de investigación de Tomoyuki Yokota en la Escuela Superior de Ingeniería de la universidad han desarrollado un nuevo sensor de temperatura flexiblem imprimible y ligero, que muestra un alto cambio en su resistencia eléctrica, de hasta 100.000 veces, en un intervalo de sólo cinco grados centígrados, lo que permite una medición precisa de la temperatura sin conectarlo a un complejo sistema adicional.

La clave del nuevo sensor es la capacidad para controlar con precisión la temperatura objetivo de los sensores. El sensor se compone de grafito y de un polímero de acrilato semicristalino formado por dos monómeros -moléculas que se unen entre sí para formar una cadena de polímero-.

El rango de temperatura objetivo a la que el sensor es más preciso se puede seleccionar simplemente mediante la alteración de las proporciones de los dos monómeros.

El grupo de investigación logra temperaturas objetivo entre 25 y 50 grados centígrados, una gama que incluye la temperatura promedio del cuerpo humano, y consiguiendo al mismo tiempo tiempos de respuesta de menos de 100 milisegundos y una sensibilidad a la temperatura de 0,02 grados centígrados. El dispositivo también es estable, incluso bajo condiciones fisiológicas, proporcionando hasta 1.800 lecturas seguidas.

Prueba

El grupo de investigación probó su nuevo sensor mediante la impresión de un dispositivo flexible de control térmico que se coloca directamente en el pulmón de una rata para medir la temperatura del pulmón.

El dispositivo midió con éxito cambios cíclicos en la temperatura del pulmón de sólo 0,1 grados centígrados cuando el animal respiraba, demostrando su utilidad como sensor para el control de los signos vitales del cuerpo en entornos fisiológicos (internos).

«Imprimiendo una serie de estos sensores es posible medir la temperatura de la superficie sobre un área grande,» dice el profesor Someya, en la nota de prensa de la universidad. «Estea matriz de sensores se puede conectar a tejidos biológicos como la piel para monitorización precisa en aplicaciones médicas. Debido a que la enorme respuesta del sensor a cambios de la temperatura nos permite simplificar el circuito, se podrían imprimir nuestros sensores en emplastos adhesivos que podrían luego controlar la temperatura del cuerpo».

Por ejemplo, un yeso aplicado directamente a una herida o después de una cirugía podría proporcionar advertir de infecciones mediante la detección de cambios locales en la temperatura debidos a la inflamación.

Otras posibles aplicaciones incluyen la ropa electrónica, en la que el sensor se podría aplicar por debajo de la tela para medir la temperatura durante la actividad deportiva, o de otro tipo. La investigación se llevó a cabo en colaboración con el grupo del profesor Walter Voit, de la Universidad de Texas en Dallas (EE.UU.).

Referencia bibliográfica:

Tomoyuki Yokota, Yusuke Inoue, Yuki Terakawa, Jonathan Reeder, Martin Kaltenbrunner, Taylor Ware, Kejia Yang, Kunihiko Mabuchi, Tomohiro Murakawa, Masaki Sekino, Walter Voit, Tsuyoshi Sekitani y Takao Someya: Ultraflexible, large-area, physiological temperature sensors for multipoint measurements. Proceedings of the National Academy of Sciences (2015). https://dx.doi.org/10.1073/pnas.1515650112.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren en Inglaterra un monumento romano del tamaño de cinco campos de fútbol 7 marzo, 2022
    Los arqueólogos han descubierto en Inglaterra un monumento romano del tamaño de cinco campos de fútbol. El emplazamiento, que ha desvelado un gran mosaico que representa la Ilíada de Homero, forma parte de un gran conjunto de villas señoriales de hace más de 1.500 años.
    Pablo Javier Piacente
  • Un cohete de cuatro toneladas se estrella contra la Luna y abre un cráter de más de 10 metros 7 marzo, 2022
    Un cohete que vagó sin rumbo por el espacio durante años se estrelló finalmente contra la Luna el viernes 4 de marzo: aunque en principio se pensó que se trataba de parte de un cohete de SpaceX, ahora todo indica que sería una etapa de la nave Chang'e 5-T1, lanzada en 2014 como parte del […]
    Pablo Javier Piacente
  • Nuevos indicios de que los monopolos magnéticos realmente existen 7 marzo, 2022
    Una nueva investigación sugiere que los campos magnéticos más fuertes del universo crean monopolos magnéticos, algo insólito en la naturaleza. Su existencia demostraría que hay leyes naturales no contempladas en el modelo estándar de la física.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Más de 100 premios Nobel piden el fin de la guerra en Ucrania y evocan la amenaza nuclear 7 marzo, 2022
    Más de 100 premios Nobel de ciencia piden el fin la guerra en Ucrania evocando la amenaza nuclear, al mismo tiempo que la ciencia francesa y de los Países Bajos rompen con las instituciones científicas rusas. La Federación Europea de Academias de Ciencias ha suspendido a las instituciones de Rusia y Bielorrusia.
    Redacción T21
  • El asteroide que amenazaba la Tierra en 2023 no volverá hasta dentro de un siglo 6 marzo, 2022
    El pasado enero, los astrónomos vivieron una angustia parecida a la de la película "No mires arriba": descubrieron un enorme asteroide que impactaría contra nuestro planeta el 4 de julio de 2023. Nuevos cálculos descartaron esa eventualidad, pero no habría habido tiempo para evitar el impacto.
    Redacción T21
  • Un nuevo mapa del universo revela más de 4,4 millones de galaxias 5 marzo, 2022
    Un espectacular mapa, elaborado por el radiotelescopio europeo LOFAR, muestra una imagen en alta resolución de una parte del universo.  Recoge más de 4,4 millones de galaxias, de las que un millón eran completamente desconocidas, que están a miles de millones de años luz de la Tierra.  
    Redacción T21
  • Rocas extrañas y el agua de mar habrían hecho habitable a la Tierra 4 marzo, 2022
    Una nueva teoría en torno a los primeros 500 millones de años de la Tierra indica que nuestro planeta pasó de ser una bola de fuego a una esfera repleta de vida gracias a rocas "extrañas" que interactuaron con el agua de mar de la manera correcta, para impulsar la existencia de materia biológica.
    Pablo Javier Piacente
  • El incendio en la central de Zaporiyia se produjo lejos de la zona nuclear 4 marzo, 2022
    El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) de España ha aclarado que el incendio que se declaró hoy en la central nuclear de Zaporiyia se produjo en un simulador alejado de la zona nuclear, como consecuencia del impacto de un misil. El incendio, sofocado por el personal de las instalaciones, no ha afectado a su funcionamiento. […]
    Efe/T21
  • Las estrellas de neutrones podrían confirmar que la energía oscura es solo una ilusión 4 marzo, 2022
    La primera simulación de una fusión de estrellas de neutrones binarias podría servir para comprobar que la energía oscura es solo una ilusión. Según los científicos, los datos indicarían que fenómenos como la expansión acelerada del Universo no se explicarían por la acción de la energía oscura, sino por algunas modificaciones aún desconocidas de la […]
    Pablo Javier Piacente
  • No hay tiempo para dormir la siesta en la naturaleza 4 marzo, 2022
    El estudio del sueño en una manada de babuinos salvajes revela que sacrificar el sueño para satisfacer demandas apremiantes es común en la naturaleza, e incluso que podría ser parte de nuestra historia evolutiva humana.
    Redacción T21