Tendencias21
Crean una anaconda artificial para extraer energía de los océanos

Crean una anaconda artificial para extraer energía de los océanos

Cada vez es más necesario encontrar nuevas formas de generación de energías renovables, por lo que el océano, que alberga una inmensa cantidad de energía, cobra cada vez más interés en este sentido. Uno de los últimos intentos para extraer la energía del mar es el del proyecto Anaconda Wave Energy Converter, de la compañía británica Chekmate Seaenergy. Consiste en un tubo de caucho lleno de agua que, al contacto con las olas, podría llegar a generar hasta un megavatio de energía, y a un precio competitivo. Aún en fase de pruebas, sus creadores aseguran que será más barato, resistente y efectivo que otras propuestas tecnológicas presentadas hasta la fecha para tal fin. Por Yaiza Martínez.

Crean una anaconda artificial para extraer energía de los océanos

El océano alberga una inmensa cantidad de energía renovable y limpia, y podría convertirse en una importante solución a los problemas energéticos de nuestro mundo, si científicos e ingenieros consiguen desarrollar los dispositivos necesarios para extraer esa energía del mar.

Uno de los intentos más recientes es el del proyecto Anaconda Wave Energy Converter, de la compañía Chekmate Seaenergy, del Reino Unido.

Aunque se encuentra aún en los estadios iniciales de su desarrollo, sus creadores consideran que Anaconda podría suponer el ahorro de muchos millones de toneladas de dióxido de carbono, una vez que se convierta en generador de energía de gran potencia.

Nuevo concepto

Según explican los científicos, Anaconda es un nuevo concepto de conversión de la energía de las olas. Consiste en un tubo de caucho lleno de agua, que se coloca en el mar. Está cerrado por sus dos extremos, y se ancla en el fondo oceánico colocado frente a las corrientes.

Cuando las olas golpean el tubo de caucho lleno de agua, se forma en el agua interior un abombamiento que viaja a una velocidad que viene determinada tanto por la geometría del tubo como por las propiedades del material que lo forman.

Anaconda está diseñado para que la velocidad de este abombamiento esté cercana a la de las olas exteriores. En estas condiciones, los abombamientos aumentan a medida que avanzan por el tubo, reuniendo la energía del oleaje. Así, según explica el Engineering and Physical Sciences Research Council, la ola que viaja por fuera del tubo, junto al abombamiento interior del agua de éste, hace que dicho abombamiento sea cada vez mayor, y que alcance la turbina con la máxima potencia.

Aunque, hasta el momento, los científicos sólo han probado un modelo a escala, de 25 centímetros de ancho por ocho de largo, se espera que el modelo definitivo llegue a tener 200 metros de largo y siete metros de diámetro.

Con este tamaño, podrá generar un megavatio de energía a un precio de 12 céntimos por kilovatio/hora o quizás algo menos, un coste que resultaría competitivo frente al de otras tecnologías de energía mareomotriz.

Dispositivo ligero

El Anaconda definitivo estará fabricado con 100 toneladas de caucho, por lo que será excepcionalmente ligero en relación con el nivel de potencia que generará. Según sus creadores, este aparato no se parece a ninguna otra estructura marina.

Comparte, eso sí, algunas características con el Pelamis Wave Energy Converter, que desarrollado por la compañía escocesa Pelamis Wave Power, supuso la primera máquina a escala comercial del mundo generadora de electricidad a partir de la energía de las olas. En 2004 se instaló con éxito el primer prototipo del Pelamis en el European Marine Energy Centre de Orkney (Escocia).

Según los científicos, a pesar de estas características comunes entre el Pelamis y el Anaconda, este último sería mucho más adaptable, poseería mayor autonomía, y no seguiría necesariamente el movimiento de la superficie del agua.

Antes de que llegue a estar en pleno funcionamiento, hay planeados aún tres tipos de experimentos para obtener mediciones de las presiones internas, de los desplazamientos del tubo o de las fuerzas de amarre, entre otros factores. Los resultados aportarán nuevos conocimientos sobre los mecanismos del dispositivo

El océano como fuente energética

El modelo, señaló uno de los científicos del proyecto, el profesor de la Universidad de Southampton, John Chaplin, será más ligero y barato que otros diseños para la explotación energética de las olas. Por otro lado, su flexiblidad permitirá que tenga mayores posibilidades de supervivencia a las condiciones climáticas severas y a las grandes olas.

Este proyecto se engloba en otros que intentan sacar partido al océano como fuente energética. Y es que del mar se puede obtener energía de tres formas distintas: a partir de las mareas, de las olas o de los gradientes de temperatura.

En este último caso, se aprovecha la diferencia de temperatura entre el agua del fondo y de la superficie marina. En algunos proyectos se ha usado el agua caliente de la superficie para poner amoniaco en ebullición, y luego el agua fría del fondo para refrigerar este amoniaco y devolverlo al estado líquido. En este ciclo, el amoniaco pasa por una turbina generando electricidad.

En general, tal y como publicamos anteriormente en Tendencias21, cada vez es mayor el interés por el mar como fuente de energía. Diversos proyectos han intentado en los últimos años hacer más eficientes los recursos tecnológicos hidráulicos de generación de energía, imprescindibles en el actual contexto medioambiental y de la creciente demanda energética.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Revelado el misterio del "Señor del Universo" de la antigua Palmira 13 julio, 2022
    Una misteriosa deidad de la antigua Palmira finalmente ha sido identificada: conocido como el "Señor del Universo", el nombre del Dios nunca se escribió directamente en los registros de la vieja ciudad, que floreció hace unos 2.000 años como un centro de comercio que conectaba el Imperio Romano con las rutas comerciales de Asia. Al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren sistemas estelares que replican el universo de “La guerra de las galaxias” 13 julio, 2022
    Un equipo internacional de astrónomos ha identificado el segundo y el tercer ejemplo conocidos hasta la fecha de un misterioso tipo de sistema estelar que comprende dos estrellas centrales que se orbitan entre sí, rodeadas por un enorme disco de gas y polvo. Si estas estrellas tuvieran planetas en su sistema y nos colocaríamos en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los halcones nos enseñan a construir aviones que no necesitarán pista de aterrizaje 13 julio, 2022
    Los científicos han replicado informáticamente las maniobras de aterrizaje de los halcones y aprendido cómo desarrollar aviones pequeños capaces de posarse como los pájaros, sin necesidad de una pista de aeropuerto.
    Redacción T21
  • Japón se propone construir en 2050 una mini Tierra en la Luna 13 julio, 2022
    Japón se ha lanzado al diseño de una mini Tierra en la Luna que replica en su interior la gravedad y las condiciones climáticas que existen en la Tierra. Con gravedad artificial, la colonia humana podrá reproducirse y vivir los mismos años que en nuestro planeta. Estará operativa en 2050.
    Redacción T21
  • Las primeras imágenes del telescopio James Webb cambian nuestra visión del universo 12 julio, 2022
    La NASA ha mostrado al mundo las primeras imágenes captadas por el Telescopio Espacial James Webb: junto a la imagen infrarroja más profunda del Universo hasta la fecha, reveló la atmósfera de un exoplaneta al detalle, el final de una estrella agonizante, los increíbles paisajes de un “vivero estelar” y fusiones e interacciones galácticas. Es […]
    Pablo Javier Piacente
  • La Tierra se habría formado a través de "semillas" de otros planetas 12 julio, 2022
    Un nuevo estudio sostiene que la Tierra no se formó mediante la acumulación de asteroides, como indican las teorías más aceptadas actualmente, sino mediante el agregado de planetesimales, que son las "semillas" de nuevos planetas que han crecido a un tamaño lo suficientemente grande como para tener un núcleo diferenciado. Esta visión permitiría explicar mejor […]
    Pablo Javier Piacente
  • La primera imagen del James Webb difumina la línea entre ciencia y arte 12 julio, 2022
    La primera imagen del telescopio James Webb difumina la línea entre ciencia y arte, nos lleva a la cuna del universo y nos habla de millones de planetas en miles de galaxias como la Vía Láctea, de millones de posibilidades de mundos habitables. Es lo más parecido a una Navidad en julio, explican los científicos.
    Redacción T21
  • La crisis planetaria es producto de la locura humana 12 julio, 2022
    La atmósfera terrestre está amenazada por 2.000 millones de coches, por los 1.330 millones de cabezas de ganado que desbordan el pasto comunal y por los 700 millones de toneladas de arroz que producimos cada año. Nuestro sistema económico permite, cuando no fomenta, que la codicia de unos pocos ponga en peligro la vida de […]
    Eduardo Costas, catedrático de Genética, UCM
  • Una estrella intrusa puede sembrar el caos en el sistema solar 12 julio, 2022
    Nuestro sistema solar está expuesto al paso de una estrella por sus cercanías y a una desestabilización de las órbitas planetarias durante miles de millones de años. Sería una catástrofe inesperada que solo ocurrirá, seguramente, después de la desaparición de la Tierra.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los insectos también sentirían dolor 11 julio, 2022
    Los científicos han descubierto que los insectos probablemente tienen un sistema neuronal para amortiguar sus respuestas a estímulos potencialmente dolorosos, con el objetivo de adaptar su comportamiento de manera flexible a diferentes contextos, tal como lo hacen los humanos. Este mecanismo incluiría sensaciones similares al dolor, que han sido verificadas anteriormente en otros animales como […]
    Pablo Javier Piacente