Tendencias21

Crean una “máquina” capaz de dormir al más estresado en 30 minutos

Una empresa japonesa ha creado una “máquina de dormir” capaz de sumir en un profundo sueño a la persona más estresada en menos de media hora, sin necesidad de ningún medicamento. Se trata de un espacio que reúne un sillón cama, paredes absorbentes, música suave y una pantalla de televisión que emite imágenes bucólicas, todo ello controlado por un ordenador que puede ser programado a medida, ya se desea dormir toda una noche o sólo una siesta. El despertar es tan suave y sofisticado como el dormir. El equipo ya se puede comprar por 25.000 euros. Por Vanessa Marsh.

Crean una “máquina” capaz de dormir al más estresado en 30 minutos

Los problemas para conciliar el sueño forman parte del modo moderno de vida. La intensidad del trabajo, los estudios y los ordenadores disminuyen la eficacia del sueño, que debe regular la actividad diaria y servir de reequilibrio después del desgaste de la jornada.

Para dar respuesta a esta necesidad creciente de las sociedades modernas, una empresa japonesa ha creado lo que denomina “máquina de dormir”, que consigue que cualquier persona, sea cual sea su grado de inquietud en ese momento, duerma ocho horas de un tirón sin recurrir a medicamento alguno.

Se trata de un espacio concebido para facilitar el sueño que contiene una cama especial, una gran pantalla de televisión y paredes acogedoras que absorben todo el ruido. Todos estos elementos consiguen crear el ambiente adecuado para caer en un profundo y reparador sueño.

El juego de luces, el murmullo del viento que se crea en este entorno calman los nervios de la persona que quiere dormir. Su espalda es masajeada con suavidad al mismo tiempo por el mecanismo incluido en la cama que le acoge, lo que provoca el ansiado descanso. La televisión muestra un paisaje bucólico que completa el escenario ideal para dormir.

Sueño a medida

La persona puede diseñar el modelo de sueño pretendido, desde su duración (toda la noche o una siesta) hasta los ingredientes preferidos para provocar el estado necesario para descansar, mediante un programa de ordenador que combina el uso de todos los elementos de la “máquina de dormir”.

El proceso de dormirse dura alrededor de media hora y según sus creadores nadie puede impedir quedar dormido en ese espacio, equivalente al de una pequeña habitación de hotel.

La persona llega a este espacio y a través de un mando situado en la pared selecciona los elementos preferidos: piano o guitarra, escenas de mar o montaña, el canto de los pájaros.

La persona se acomoda en el sillón cama y empieza la sesión de sueño. A los pocos minutos las luces se debilitan, la pantalla de televisión se queda en blanco y la cama desciende hasta situarse en horizontal.

Despertar programado

Entonces el colchón se infla y comienza a masajear suavemente la espalda, estirando hasta el límite a la columna vertebral, liberando así las tensiones acumuladas en la espalda.

Finalmente, el colchón se desinfla, depositando suavemente al cuerpo sobre la superficie de la cama y cesa la música. El sueño así conseguido es profundo y se prolonga todo el tiempo escogido.

Pero el despertar también está programado. Se realiza con suavidad, vuelve la música, el canto de los pájaros, las luces progresivas y en la pantalla de televisión aparece una ventana con las cortinas corridas que muestra un prado verde.

La cama se levanta y el paciente despierta sentado, en un entorno apacible, completamente recuperado después de una experiencia de sueño que no recordaba desde su más tierna infancia. Nadie puede permanecer despierto después de media hora en este espacio, según sus creadores.

20 años de investigaciones

La empresa creadora de este invento se llama Matsushita Electric Works y el producto se denomina EMIT Suimin System. Creada el mes pasado después de 20 años de investigaciones en biociencias, la máquina de dormir ha estado expuesta esta semana en Tokio, donde todo el equipo puede adquirirse por 25.000 euros.

Sus creadores se basan en datos reales: el 31% de la población japonesa padece problemas de sueño debido al trabajo, los estudios o los ordenadores. Además, ya están apareciendo productos como almohadas especiales e inductores de sueño para aportar soluciones a este problema.

No sólo en Japón. Los problemas del sueño comienzan sobre los 25 años en las sociedades desarrolladas, mucho antes de lo que se creía, y a partir de los 50 se empiezan a perder 27 minutos de sueño por decenio de vida, según una investigación de la Universidad de Chicago.

La investigación establece una clara relación entre el deterioro del sueño, el envejecimiento y las modificaciones en dos hormonas, la del crecimiento y el cortisol, que se vincula al estrés. Cuarenta millones de estadounidenses tienen problemas crónicos de sueño, particularmente dificultad para dormirse o sueño esporádico.

Solución paliativa

Se considera que existen al menos 84 tipos de alteraciones del sueño y de la vigilia que interfieren en la calidad de vida y en la salud personal, además de poner en peligro la salud pública.

Entre dichos trastornos se incluyen los problemas para mantenerse despierto o mantener un ciclo regular de sueño y vigilia, el sonambulismo, la enuresis nocturna, las pesadillas, el insomnio, el síndrome de las piernas inquietas, los ronquidos y el síndrome de la apnea del sueño.

La máquina de dormir pretende solucionar algunos de estos problemas, cuyo origen muchas veces escapa incluso a la medicina, por lo que su real alcance será limitado.

Más bien puede considerarse por ello que la máquina de dormir es un paliativo al problema del sueño que padecen las sociedades modernas, cuya solución se encuentra más en cambios que afectan a los modos de vida, que en técnicas para provocar el sueño creando circunstancias artificiales que engañan al cerebro.

Vanessa Marsh

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente