Tendencias21

Dejar de usar el coche en trayectos cortos reduciría la mortalidad

Un nuevo estudio realizado por investigadoras de la OMS y de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) ha revelado que cambiar el coche o la moto por hacer los trayectos cortos a pie evitaría, solo en Cataluña, unas 108 muertes en hombres y 79 en mujeres al año. Este cambio supondría además, en términos económicos, un ahorro anual de más de 200 millones de euros. En general, la OMS recomienda practicar al menos 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada durante la semana, con el fin de garantizar una buena salud. SINC/T21.

Dejar de usar el coche en trayectos cortos reduciría la mortalidad

Un nuevo estudio afirma que cambiar el coche o la moto por hacer los trayectos cortos a pie evitaría, solo en Cataluña, unas 108 muertes en hombres y 79 en mujeres al año, lo que supondría un ahorro en ese periodo de más de 200 millones de euros.

Investigadoras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), lideradas por Catherine Pérez, del Servicio de Sistemas de Información Sanitaria, han estimado el beneficio económico anual derivado de la reducción de la mortalidad al sustituir al menos un desplazamiento motorizado de corta duración por un paseo andando.

Las autoras hicieron un estudio transversal basado en la Encuesta de Movilidad de Cataluña, desarrollada en el año 2006 por la Generalitat y la Autoridad del Transporte Metropolitano, que recoge los desplazamientos de más de cien mil personas.

De ahí, se seleccionaron los individuos mayores de 17 años que realizaron al menos un desplazamiento (80.552) y se calculó el número de hombres y mujeres que no cumplían las recomendaciones de actividad física diaria pero se movían en coche o moto en trayectos de hasta cinco minutos.

Evitar centenares de muertes al año

Para calcular el beneficio económico anual se utilizo la Health Economic Evaluation Tool (HEAT), diseñada por la OMS, que estima la ganancia derivada de la reducción de la mortalidad al aumentar la actividad física.

En la estimación económica, las investigadoras tuvieron en cuenta, tal y como determina el HEAT, ciertos parámetros: 150 minutos caminados a la semana, un riesgo relativo de 0,78 para todas las causas de muerte asociado a caminar media hora al día, una tasa de mortalidad para España de 21.349 muertes por 100.000 personas entre 20 y 49 años, y un valor estadístico de una vida, estimado en 1.300.000 €, mediante la metodología «willingness to pay».

Los resultados, publicados en el European Journal of Public Health, revelan que un 77,2% de los hombres y un 67,7% de las mujeres que se desplazan en Cataluña no alcanzan caminando las recomendaciones de actividad física.

“Sin embargo, un 15,6% y un 13,9%, respectivamente, pasarían a cumplirlas mediante la sustitución de al menos un desplazamiento motorizado de corta duración, de unos cinco minutos”, ha explicado a SINC Marta Olabarria, primera autora del estudio.

Aplicado a la población total de Cataluña, esto supondría que 326.557 hombres y 252.509 mujeres podrían alcanzar las recomendaciones. Según las estimaciones derivadas del HEAT, esta nueva actividad física evitaría 108,4 muertes en hombres y 79,2 en mujeres, lo que derivaría en un ahorro de 124.216.000€ y 84.927.000€, respectivamente.

Andar es un deporte

La OMS, a través de la Estrategia Mundial sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud, especifica la necesidad de practicar al menos 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada durante la semana.

Caminar como medio de transporte se considera una actividad física moderada, adecuada para la consecución de los niveles recomendados.

Referencia bibliográfica:

Marta Olabarria, Katherine Pérez, Elena Santamariña-Rubio, Ana M Novoa, Francesca Racioppi. Health impact of motorised trips that could be replaced by walking. European Journal of Public Health, 1–6, on line marzo de 2012

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario