Tendencias21

Descubren cuatro planetas errantes en el espacio profundo

Los astrónomos han descubierto un grupo de cuatro planetas similares a la Tierra que vagan errantes por el espacio profundo sin estar ligados a ninguna estrella. Es posible que se hayan formado alrededor de una estrella anfitriona, antes de ser expulsados por el influjo gravitacional de otros planetas más pesados dentro del mismo sistema.

Utilizando datos del telescopio Kepler de la NASA, un grupo de astrónomos ha logrado identificar cuatro planetas vagabundos con características similares a la Tierra, que vagan por el espacio profundo sin rumbo al no estar influenciados por ninguna estrella. Todo indica que se formaron en torno a una estrella, pero que luego fueron despedidos de ese sistema por la fuerza gravitacional de otros astros de mayor peso.

Según una nota de prensa de la Real Sociedad Astronómica del Reino Unido, los científicos identificaron alrededor de 27 señales que pueden relacionarse con esta clase de astros nómadas. Los resultados del estudio fueron publicados en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

¿Planetas errantes con océanos y vida?

Un planeta errante o vagabundo, también conocido como planeta interestelar, es un objeto con una masa similar a la de un planeta convencional, pero que no está gravitacionalmente determinado por ninguna estrella. Debido a esta condición, se traslada por el espacio como un objeto independiente.

Según algunas teorías, los planetas errantes o interestelares con condiciones similares a la Tierra, o incluso las lunas de astros vagabundos gaseosos y de gran tamaño parecidos a Júpiter, podrían contener en ciertos casos un océano por debajo de su superficie helada, que mantendría su forma líquida al recibir el calor interno del astro. Dadas estas condiciones, podrían llegar a albergar alguna forma de vida básica.

El fenómeno de las microlentes gravitacionales

El descubrimiento de los planetas errantes se concretó en el marco del seguimiento que el telescopio Kepler desarrolló sobre una zona conformada por millones de estrellas cerca del centro de nuestra galaxia, con el propósito de detectar manifestaciones del fenómeno conocido como microlentes gravitacionales.

Este fenómeno astronómico hace posible descubrir objetos espaciales que emiten poca o ninguna luz, ya que en condiciones normales los astrónomos únicamente pueden identificar objetos que emiten una gran cantidad de luz, como las estrellas, o estructuras que obstaculizan la luz, como las nubes de gas y polvo.

Desde la primera detección realizada en 1989, el fenómeno de las microlentes gravitacionales se ha empleado para descubrir exoplanetas o para intentar determinar la presencia de materia oscura, entre otras aplicaciones.

Se basa en postulados elaborados por Albert Einstein en 1915 y que incluyó en su Teoría General de la Relatividad, según los cuales la alineación entre una estrella y un objeto masivo produce un efecto lumínico basado en el campo gravitacional de éste último, «amplificando» su figura para hacerla observable, como si se tratara precisamente de una lente.

Tema relacionado: Múltiples planetas sin estrella flotan por nuestra galaxia.

Difíciles de detectar

Las microlentes gravitacionales generan un brillo con una duración determinada, en torno a un mínimo de algunas horas y a un máximo de algunos días. No solamente es difícil captar este fenómeno por su corta duración, sino además porque solamente una de cada millón de estrellas en nuestra galaxia se encuentra afectada por microlentes gravitacionales en algún momento. Además, de estos casos únicamente un mínimo porcentaje son generados por planetas.

Las señales descubiertas en este caso permiten confirmar que los cuatro planetas interestelares identificados poseen una masa similar a la de la Tierra. Como las señales no estaban acompañadas de otros signos que permitieran pensar en la actividad de una estrella que los cobije, los científicos pudieron verificar que se trataba de planetas nómadas.

Referencia

Kepler K2 Campaign 9 – I. Candidate short-duration events from the first space-based survey for planetary microlensing. I McDonald, E Kerins, R Poleski, M T Penny, D Specht, S Mao, P Fouqué, W Zhu, W Zang. Monthly Notices of the Royal Astronomical Society (2021).DOI:https://doi.org/10.1093/mnras/stab1377

Foto: recreación artística de un planeta flotante o errante. Crédito: A. Stelter / Wikimedia Commons.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario