Tendencias21
Descubren por qué el aislamiento infantil provoca disfunciones cognitivas y de comportamiento

Descubren por qué el aislamiento infantil provoca disfunciones cognitivas y de comportamiento

El aislamiento social durante la juventud conlleva disfunciones cognitivas y de comportamiento en la edad adulta. Esto ya se sabía, pero ahora se ha descubierto la causa biológica del problema: el aislamiento a esa edad hace que el cerebro no produzca la cantidad necesaria de una lipoproteína llamada mielina, involucrada en enfermedades psiquiátricas. Los científicos creen que este hallazgo ayudará a entender las consecuencias del aislamiento social, y a paliarlas.

Descubren por qué el aislamiento infantil provoca disfunciones cognitivas y de comportamiento

Sufrir aislamiento durante la juventud supone llegar a la edad adulta con disfunciones cognitivas y de comportamiento, así como alteraciones en la materia blanca del cerebro. Se trata de una teoría que ya se conocía, pero hasta el momento ninguna investigación había demostrado cómo surgen por primera vez esas complicaciones.

Según un estudio realizado con ratones en la Harvard Medical School, y publicado en la revista Science, la separación del entorno social en esa etapa temprana impide que se produzca la cantidad necesaria de mielina, una lipoproteína de la corteza prefrontal del cerebro.

“Las imperfecciones de la mielina están involucradas en enfermedades psiquiátricas como la esquizofrenia”, ha explicado a SINC Gabriel Corfas, autor principal de la investigación, quien añade que este descubrimiento «podría tener aplicaciones para hacer diagnósticos precoces y desarrollar nuevas terapias para este trastorno”.

Un periodo crítico

El equipo estudió a ratones que habían sido aislados durante dos semanas y observaron que inmediatamente después de ser separados de su camada, los roedores sufrieron alteraciones en la función de la corteza prefrontal y en la mielinización, el proceso por el que se forma la mielina.

El tiempo aparece en el estudio como un factor determinante en las consecuencias que el aislamiento social tiene en el sistema nervioso central.

“Hemos descubierto que existe un “periodo crítico” en el que se produce la formación normal de la mielina de la corteza prefrontal. Se trata de un lapso esencial para la que la función cognitiva y la social sean normales en el adulto”, apunta el experto. Este periodo comienza tres semanas después del nacimiento.

Los investigadores también han hallado las moléculas responsables de los procesos de formación normal de la mielina: la neuregulina 1 –una proteína fundamental para el desarrollo de la conexión cerebral entre el tálamo y la corteza– y su receptor, denominado ErbB3.

Falta de madurez y de mielina

Asimismo, el estudio ha demostrado el papel activo que cumplen las células gliales, entre las que se encuentran los oligodendrocitos. Estas no solo ayudan a las neuronas sino que, además, cuando reciben inputs del exterior participan activamente en la configuración del circuito cerebral. Se observa así que la experiencia influye de manera determinante en este tipo de célula.

“Si en este “período crítico” no se adquiere la experiencia social adecuada, se produce la pérdida de los receptores de oligodendrocitos ErbB3.

Cuando esto ocurre, los oligodendrocitos no son capaces de madurar en la corteza prefrontal. Esa falta de madurez hace que las fibras nerviosas tengan una cubierta de mielina más fina, lo que ralentiza la inserción social y la memoria a corto plazo de los ratones”, subrayan los científicos.

Corfas explica que la mielina cumple un papel muy importante ya que si no madura, y se altera así la función de los receptores ErbB3, los animales que están en un ambiente social enriquecido se comportan como si hubieran estado aislados, un problema que no se resuelve con la reinserción en un entorno social.

“Este hallazgo proporciona el contexto celular y molecular necesario para entender las consecuencias del aislamiento social. Los resultados obtenidos podrían ser relevantes para explicar trastornos neuropsiquiátricos como la esquizofrenia o los cambios de humor y para mejorar los diagnósticos tempranos de estas enfermedades”, concluye el autor.

Referencia bibliográfica:

Manabu Makinodan, Kenneth M. Rosen, Susumu Ito, Gabriel Corfas. A Critical Period for Social Experience–Dependent Oligodendrocyte Maturation and Myelination. Science. Vol. 337.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente