Tendencias21
Drones oceánicos detectarán pateras en las aguas australianas

Drones oceánicos detectarán pateras en las aguas australianas

Drones oceánicos sin tripulación ni combustible patrullarán las aguas australianas para detectar pateras y potenciar la investigación científica: llevan cámaras, sensores y radares que lo detectan y graban todo sin ser vistos.

Australia está desplegando una flota de drones oceánicos que no necesitan combustible ni tripulación para patrullar sus aguas y vigilar el clima y la vida silvestre. También identificará embarcaciones que puedan transportar inmigrantes ilegales.

Los barcos tienen 5 metros de eslora y son conocidos como Bluebottles.  Parecen yates de vela en miniatura y utilizan una combinación de energía eólica, de las olas y solar para mantener una velocidad constante de 5 nudos en todas las condiciones  del entorno. Examina constantemente  el entorno de submarinos, barcos y aviones.

Con una carga útil  de 300 kg de sensores que recopilan datos y con la capacidad de permanecer en el mar durante meses sin repostar, Bluebottle está diseñado para soportar fuertes corrientes oceánicas específicas de las condiciones australianas.

Potentes sensores

Los sensores detectan condiciones ambientales como la presión y temperatura del aire, la fuerza del viento, la temperatura del agua y la profundidad.

Es tan sigiloso que es imperceptible para cualquier embarcación, pero tiene la capacidad de escuchar los sonidos de las hélices y de grabar con cámaras, así como de detectar firmas electrónicas y de identificar posicionamientos de otras naves mediante radar.

Bluebottle usa esos datos para determinar si una embarcación tiene un sistema de identificación automática (AIS): muestra que es una embarcación con un propósito legítimo de estar donde se encuentra.

Pero si los Bluebottles no detectan el AIS o el AIS es diferente de lo que detecta, entonces informa a una base de control central y da una alarma que es registrada por las autoridades competentes de un país.

Australia, pionera

El Gobierno de Australia ha destinado 3.300.000 euros al desarrollo e implementación de esta tecnología para proteger sus fronteras y espacios marítimos, según un comunicado oficial.

Usará estos drones oceánicos para  patrullar las aguas de Top End en el Océano Índico y detectar embarcaciones no autorizadas. A continuación alerta a las autoridades y luego las orienta  hasta la embarcación ilegal para una mayor investigación.

A lo largo de dos años, se desplegarán en los mares australianos un total de 5 Bluebottles para cubrir tres áreas de operaciones estratégicas. Objetivo: vigilar el 11% de los océanos del mundo que acogen al 0,3% de la población mundial.

Prueba exitosa

A principios de julio, este dron oceánico recorrió 96 millas náuticas en aguas australianas en un viaje de prueba a una velocidad media de 3,4 nudos.

Utilizó cámaras de 360 ​​grados, radar, sistemas de identificación automática (AIS) y software para evitar colisiones y navegó de forma autónoma y segura durante el viaje.

Tras esta exitosa prueba, comenzará  las pruebas logísticas y de prueba en el mar, antes de la llegada de la próxima generación de estos drones oceánicos en septiembre, con cuatro nuevas unidades.

De momento solo existen tres unidades disponibles de Bluebottles con nombres propios: Bob, Bruce y Nemo. Dos de ellas operan ya en la Zona Económica Exclusiva de Australia.

Otras aplicaciones

Aunque la tecnología ha despertado el interés para los sistemas de defensa, tiene una serie de otras aplicaciones, desde la detección de recursos  naturales hasta investigación, por su capacidad de recopilar enormes cantidades de datos.

También sería útil para la protección de la pesca, que en algunos sitios está amenazada por barcos piratas que esquilman los bancos de peces y perjudican a las industrias locales.

También puede potenciar la búsqueda de yacimientos de petróleo y gas a un costo mucho económico que los sistemas actuales, así como proteger instalaciones marinas y  vigilar oleoductos marinos.

Por último, tiene también la capacidad de enviar datos sobre los principales eventos meteorológicos, lo que será de gran ayuda para la investigación marítima, como determinar la fuerza de un ciclón, detectar terremotos marinos y anticipar el riesgo de un tsunami.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Algunos virus antiguos moldearon nuestros cuerpos y cerebros 19 febrero, 2024
    Los virus antiguos que infectaron a los vertebrados hace cientos de millones de años desempeñaron un papel fundamental en la evolución de nuestros cerebros avanzados y cuerpos de gran tamaño, según un nuevo estudio. De acuerdo a los científicos, una secuencia genética adquirida de retrovirus es crucial para la producción de mielina, y ese código […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las minilunas podrían transformarnos en una especie interplanetaria 19 febrero, 2024
    "Minilunas" aún no descubiertas pueden orbitar la Tierra: teniendo en cuenta su proximidad a nuestro planeta, estos pequeños cuerpos serían excelentes herramientas para potenciar la exploración espacial. En concreto, algunos científicos creen que estos diminutos satélites podrían permitir a la humanidad explorar con mayor facilidad el Sistema Solar, establecerse como una especie interplanetaria y vivir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean un robot con el cerebro de un insecto 19 febrero, 2024
    Investigadores europeos han desarrollado un robot que puede moverse como un insecto. Le integraron un modelo de la actividad neuronal que se mueve de la misma forma que lo hacen los insectos para navegar eficientemente en cualquier entorno, sin tener capacidad de aprendizaje.
    Redacción T21
  • ¿La cognición sería una función de onda? 19 febrero, 2024
    Las ondas cerebrales desempeñan un papel crucial para la formación de la memoria, de la misma forma que las ondas cuánticas estructuran las neuronas que posibilitan la cognición. Una nueva investigación sugiere que memoria y consciencia podrían formar parte de esa dinámica, aunque a escalas muy diferentes.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los simios también tienen sentido del humor 18 febrero, 2024
    Cuatro especies de grandes simios empiezan a burlarse de los demás en broma en edades tan tempranas como los humanos. Sus burlas son provocativas, persistentes y se caracterizan por elementos sorprendentes y divertidos. Llevan así 13 millones de años.
    Redacción T21
  • Hasta el pequeño cerebro de una hormiga desarrolla tareas complejas 17 febrero, 2024
    Las hormigas del desierto encuentran su camino durante una fase temprana de aprendizaje con la ayuda del campo magnético de la Tierra. El proceso de aprendizaje asociado deja huellas claras en su pequeño cerebro, capaz de asumir tareas complejas con menos de un millón de neuronas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los agujeros negros supermasivos y las primeras galaxias crecieron al mismo tiempo 16 febrero, 2024
    Es probable que ya existieran agujeros negros supermasivos en los primeros momentos de la historia cósmica: habrían acelerado la formación de nuevas estrellas en el Universo temprano, incluso cuando crecían con sus galaxias. Un nuevo análisis de imágenes y datos obtenidos por el telescopio James Webb sugiere que los agujeros negros y las galaxias coexistieron […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente