Tendencias21
El ADN está en el aire y podemos rastrearlo

El ADN está en el aire y podemos rastrearlo

Nuevas técnicas de análisis permiten leer la información genética (ADN) que flota en la atmósfera e identificar las especies que viven en una zona. Nada escapa a esta tecnología discreta, que potencia la biodiversidad de una forma no invasiva.

Investigadores de la Universidad de York en el Reino Unido y de la Universidad de Copenhague han conseguido leer, por primera vez, un listado de genomas a partir de las partículas biológicas que flotan en el aire.

Desde hace décadas, los científicos han conseguido analizar la vida presente en lagos, ríos y mares a partir del ADN ambiental (eDNA), lo que ha permitido conocer numerosas especies de microbios e incluso animales vertebrados, a partir de los restos que dejan en el agua.

Sin embargo, hasta ahora se pensaba que el ADN ambiental no podía obtenerse de los seres vivos presentes en la superficie del planeta, porque era complicado recoger muestras genéticas presentes en el aire. Esta es la barrera que ha superado la nueva investigación.

La nueva investigación se inicia con el desarrollo de una herramienta capaz de detectar el eDNA de ratas a partir de muestras de aire obtenidas en un laboratorio, una proeza conseguida por Elizabeth Clare, una ecóloga molecular de la Universidad de York, tal como informó en marzo pasado en la revista PeerJ.

Tema relacionado: Activan y desactivan el ADN utilizando luz

Siguiente paso

El siguiente paso fue comprobar si la herramienta permitiría obtener eDNA en situaciones del mundo real, por lo que Clare y su equipo analizaron muestras de aire de 15 ubicaciones diferentes  en el zoológico de Hamerton, Reino Unido.

Tomaron muestras del aire de los recintos interiores y exteriores utilizando una bomba y un filtro durante 30 minutos cada uno. A continuación secuenciaron setenta y dos muestras y compararon los resultados con secuencias conocidas de animales: así identificaron 17 especies de animales del zoológico, como ciervos y erizos.

Parte del ADN recolectado provino de las comidas carnosas de los residentes del zoológico, como pollo, vaca o cerdo. En total, el equipo determinó 25 especies de aves y mamíferos.

Paralelamente, investigadores de la Universidad de Copenhague tuvieron un experimento similar en el zoológico de la capital danesa: aspiraron aire de tres lugares diferentes, unos durante 30 minutos y otros durante 30 horas.

Ultrasensible

Usando el eDNA recolectado en los filtros, el equipo danés detectó animales a una distancia de hasta 300 metros de la bomba de vacío.

El método que usó el equipo danés para filtrar el ADN era tan sensible que, cuando los científicos tomaron muestras de un área cerrada, también se recogió el ADN de los peces que nadaban en tanques. Con este sistema se detectaron un total de 49 especies de vertebrados.

Ambos equipos descubrieron que nada escapa a esta tecnología, ya que también pudieron identificar no solo a las especies que estaban en el zoo, sino también a otras de la vida silvestre local, como mascotas del entorno y los animales que estaban como alimento para los habitantes del zoológico.

Ambos estudios han sido  prepublicados en bioRxiv, donde se recoge  un listado de genomas que han conseguido leer ambos equipos a partir de las partículas biológicas que flotan en el aire, y que incluye tanto a aves como a mamíferos.

Detectando lo oculto

La principal conclusión práctica de estos resultados es que el método empleado para capturar ADN del aire permitirá detectar animales que hasta ahora han permanecido ocultos para la ciencia en ambientes secos, cuevas o madrigueras, lo que en el futuro permitirá hacer un seguimiento mucho más completo de la vida silvestre, incluido el rastreo de plagas de insectos.

La revista Science destaca al respecto que en el pasado se han realizado muchos estudios sobre el eDNA animal en el aire (especialmente microorganismos), pero sin una técnica muy eficiente..

Advierte también que todavía quedan muchas preguntas por resolver, incluida la cuestión clave de qué tan lejos viaja el eDNA en el aire, lo que influirá en la eficacia del método para identificar la ubicación reciente de los animales.

ADN del aire

Otra pregunta sin resolver es cómo exactamente los animales arrojan el ADN: podría ser cuando las células se liberan mientras se rascan o frotan la piel, estornudan o realizan alguna actividad vigorosa, como pelear o someter a una presa. Pero no hay nada concluyente.

De momento, sabemos que la atmósfera terrestre recoge muchas partículas microscópicas de diferentes orígenes, desde contaminantes hasta microbios, aunque también restos de animales, como células de la piel o pelos.

La nueva tecnología probada por británicos y daneses permite estudiar estas partículas orgánicas que hay en el aire e identificar con precisión los animales que hay en un ecosistema, a partir del análisis del ADN presente en esas partículas orgánicas. Una forma no invasiva de impulsar la biodiversidad, destaca The Guardian.

Referencias

Airborne environmental DNA for terrestrial vertebrate community monitoring. Christina Lynggaard et al. bioRxiv, July 16, 2021.DOI:https://doi.org/10.1101/2021.07.16.45263

Measuring biodiversity from DNA in the air. Elizabeth L. Clare et al.  bioRxiv, July 15, 2021. DOI:https://doi.org/10.1101/2021.07.15.452392

Foto superior: la vida animal deja AND en el aire. Crédito: Nube visual. Unplash.

Eduardo Martínez de la Fe

Eduardo Martínez de la Fe, periodista científico, es el Editor de Tendencias21.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21