Tendencias21
El cerebro se reinicia después de la anestesia profunda

El cerebro se reinicia después de la anestesia profunda

Luego de la anestesia profunda, el cerebro se «reinicia» gradualmente: pasadas tres horas, el funcionamiento cognitivo ya es casi idéntico al habitual. La capacidad para resolver problemas abstractos es la primera función cerebral que se recupera.

Al transcurrir tres horas de la anestesia profunda, el ser humano recobra sus funciones cognitivas prácticamente al mismo nivel que una persona que no ha pasado por este proceso, según un nuevo estudio realizado por investigadores de las universidad de Michigan, Pensilvania y Washington.

De acuerdo a una nota de prensa, el «reinicio» cerebral es gradual: en primer término se recupera la capacidad de resolución de problemas abstractos, y posteriormente otras funciones como el tiempo de reacción y la atención. Los científicos llegaron a esta conclusión luego de un estudio que incluyó a 30 adultos sanos.

La investigación estadounidense permitirá estudiar en mayor profundidad los patrones de la consciencia reemergente y la función cognitiva después de la anestesia general. El trabajo ha sido publicado recientemente en la revista eLife, y podría aportar nuevas claves para entender la forma en que el cerebro se recupera después de una «desconexión» momentánea.

Aunque la anestesia general profunda es un procedimiento médico que ya se considera habitual y que permite realizar intervenciones quirúrgicas que de otra forma serían imposibles de concretar, los mecanismos que marcan la recuperación de la consciencia y de las funciones cognitivas en el cerebro luego de este proceso son todavía un misterio en muchos aspectos.

Misterios a resolver

¿Qué sucede durante ese profundo sueño inducido? ¿Cómo regresa súbitamente la consciencia y se van recuperando las habilidades cognitivas? Resolver estos enigmas no solamente será útil para entender los mecanismos ligados a la anestesia profunda, sino también otros fenómenos similares como los que se producen durante el estado de coma o, incluso, mientras soñamos de forma cotidiana.

Cuando se aplica anestesia general profunda, básicamente se consigue «desconectar» nuestra consciencia gracias a la acción de diferentes fármacos. De esta manera, no sentimos dolor ni reaccionamos a estímulos directos. Sin embargo, a diferencia de los trastornos neurológicos que pueden conducir al estado de coma, la situación creada por la anestesia profunda es reversible y controlable.

El experimento y los resultados

En el nuevo estudio, los científicos realizaron un experimento aplicando anestesia general profunda a 30 adultos sin problemas previos de salud. Utilizaron los anestésicos propofol e isoflurano y mantuvieron la situación a lo largo de tres horas. Analizaron la actividad cerebral a través de imágenes de electroencefalografía (EEG), además de someter a los participantes a pruebas cognitivas antes y después del experimento.

Entre los principales descubrimientos, encontraron que la capacidad de resolución de problemas abstractos era la primera función que recuperaban las personas afectadas por la anestesia. Esta habilidad está controlada por la corteza prefrontal, que sería en consecuencia una de las primeras áreas del cerebro en «encenderse» luego del letargo anestésico.

Los especialistas creen que existe una razón evolutiva: este tipo de habilidades es crucial para entender una situación concreta y poder planificar rápidamente acciones en torno a ella con el objetivo de superarla, una cuestión vital cuando alguien despierta en medio de un contexto de amenaza o peligro.

Tema relacionado: La anestesia no solo apaga el cerebro, también cambia sus ritmos.

Un mecanismo gradual

Más allá de haber recuperado gran parte de las funciones cognitivas luego de las tres horas de anestesia, los investigadores verificaron que el proceso es gradual: las regiones frontales del cerebro son las primeras que se activan durante la recuperación. Luego de la abstracción, funciones como la velocidad de reacción o el nivel de atención también retoman su expresión habitual.

En definitiva, los científicos concluyeron que estos hallazgos no solamente sirven para caracterizar el proceso de recuperación luego de la anestesia general profunda, sino también para comenzar a desvelar los misterios en torno a las bases neuronales que estarían relacionadas con los estados de consciencia e inconsciencia.

Referencia

Recovery of consciousness and cognition after general anesthesia in humans. George A Mashour, Michael S Avidan, Max B Kelz et al. eLife (2021).DOI:https://doi.org/10.7554/eLife.59525

Foto: Gerd Altmann en Pixabay.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente
  • Toda la biblioteca privada de Darwin ya está disponible en Internet 13 febrero, 2024
    La biblioteca privada de Charles Darwin ha sido completamente reconstruida y está disponible en Internet por primera vez, coincidiendo con el 215 cumpleaños del naturalista. El catálogo, de 300 páginas, contiene 7.400 títulos con un total de 13.000 volúmenes entre libros, escritos y revistas, que están al alcance de todo el mundo sin salir de […]
    Redacción T21
  • El metro de Londres implanta IA para vigilar la red subterránea 13 febrero, 2024
    El metro de Londres ha probado herramientas de vigilancia con IA en tiempo real para detectar posibles situaciones de riesgo o de conflicto y permitir al personal intervenir rápidamente. Detecta comportamientos agresivos e identifica a las personas que se cuelan sin pagar.
    Redacción T21
  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente