Tendencias21
El oro se formaría en el interior de los agujeros negros

El oro se formaría en el interior de los agujeros negros

Elementos pesados, como el oro o el uranio, se producirían en agujeros negros orbitados por un disco de acreción de materia densa y caliente. Las fusiones de estrellas de neutrones podrían ser el punto de origen de una gran fracción de los elementos pesados.

Un nuevo estudio realizado por científicos del Centro de Investigación de Iones Pesados (GSI) de Alemania y otras instituciones académicas de Bélgica y Japón ha concluido que los agujeros negros rodeados por un disco de acreción, compuesto por material extremadamente denso y a elevadas temperaturas, podrían ser el origen de gran parte del oro y otros elementos pesados que existen en el universo. Las fusiones de estrellas de neutrones serían el punto de partida de estas enigmáticas estructuras cósmicas.

Un disco de acrecimiento o disco de acreción es una estructura integrada por gas y polvo que gira en torno a un objeto central masivo, en este caso un agujero negro. El material de estos discos, a partir de la energía que se va perdiendo por el mismo movimiento de rotación, va cayendo hacia el centro del sistema, sumando su masa a aquella que posee el objeto central.

Síntesis de elementos pesados

De acuerdo a una nota de prensa, la síntesis de elementos pesados como el oro estaría íntimamente relacionada con los agujeros negros y sus discos de acreción. En línea con lo indicado en otros recientes estudios, la nueva investigación sostiene además que la formación de estas colosales estructuras se concretaría tras la fusión de dos estrellas de neutrones masivas.

Otro posible origen podrían ser los denominados colapsos gravitatorios: se originan luego de la muerte de una estrella, exactamente cuando la misma se queda sin combustible. En ese momento, el cuerpo estelar se desmorona “hacia adentro” debido al efecto de su propia gravedad. De esta forma, la estrella se contrae hasta finalmente conformar un agujero negro.

Aunque se sabe que los elementos pesados como el oro o el uranio, que están presentes en la Tierra y en el resto del universo, se crearon a partir de enormes explosiones y colisiones estelares, poco se conoce o se ha podido determinar sobre las condiciones exactas de su formación. La gran pregunta que intriga especialmente a los astrofísicos es cuál de todos los fenómenos cósmicos de este tipo es el que dinamiza mayormente la producción de los elementos pesados.

Exceso de neutrones

Cuando en 2017 se produjo la primera observación de ondas gravitacionales, una de los descubrimientos derivados de este hecho científico clave fue la posibilidad de estudiar con mayor nivel de detalle los eventos relacionados con la generación y liberación de muchos elementos pesados.

Según el nuevo estudio, publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, todo indicaría que la clave estaría oculta en los agujeros negros rodeados por los discos de acreción. La cuestión primordial es determinar las condiciones en las que se forma un exceso de neutrones en dichas estructuras, el requisito básico para la síntesis de elementos pesados.

En líneas generales, los investigadores descubrieron que las fusiones de estrellas de neutrones que producen discos de acreción con masas específicas y en un determinado rango, son capaces de propiciar las condiciones exactas para generar una gran fracción de los elementos pesados. Las características de estas estructuras facilitarían un proceso rápido de captura de neutrones y la conversión entre protones y neutrones, derivando en la formación del oro y otros elementos pesados.

Tema relacionado: Una mina de oro y de otros metales pesados se oculta en el espacio.

El punto clave es la masa

Los científicos creen que el factor decisivo es la masa total del disco de acreción. Si es una estructura más masiva, la formación de neutrones a partir de protones se multiplicará: en consecuencia, estarán disponibles las condiciones para la síntesis de elementos pesados. Ahora, los especialistas están intentando determinar qué elementos pesados deben estudiarse en futuras investigaciones, para desentrañar por completo el origen de estos elementos.

La posibilidad de contar con nuevas instalaciones y métodos de observación, que actualmente están en desarrollo, promete finalmente alcanzar una respuesta definitiva con relación al origen de los elementos pesados en el universo. Será posible determinar así cuándo y por qué se expulsa el material de los discos de acreción y si puede haber otros escenarios aún desconocidos en los que se puedan producir elementos pesados.

Referencia

Neutrino absorption and other physics dependencies in neutrino-cooled black hole accretion discs. O Just, S Goriely, H-Th Janka, S Nagataki and A Bauswein. Monthly Notices of the Royal Astronomical Society (2021). DOI: https://doi.org/10.1093/mnras/stab2861

Foto: recreación artística de un disco de acreción caliente y denso alrededor de un agujero negro: estas estructuras podrían ser sitios claves para la formación de oro y otros elementos pesados. Crédito: National Radio Astronomy Observatory (NRAO), Estados Unidos.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

2 comentarios

  • ajam ajam, si no hubiera tantos idiotas en el planeta los cientificos dejarian de decir tantas estupideces, ningun cientifico puede comprobar ni una de las teorias que hablan acerca de los agujeros negros, a menos que tomen como validas las tonterias de la fotografia borrosa de un agujero negro y que gracias a eso se pudo comprobar la teoria de la masa del agujero, ningun cientifico estuvo cerca a un agujero negro, y tampoco lo estara, asi que tomando eso en cuenta no pueden tomar muestras de los supuestos discos, si lograran llegar a un aguero negro como sabrian que lo que rodea al agujero negro es resultado del agujero negro, y si no pueden tomar muestras como pueden saber que es oro, muchos idiotas creen que los cientificos son dueños de la verdad y que su palabra es ley……………

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los colores que vemos viven en nuestros ojos, nuestro cerebro, nuestra cultura y el entorno 2 noviembre, 2022
    El color está en los ojos y el cerebro del espectador: la forma en que vemos y describimos los tonos varía ampliamente entre las personas por múltiples razones. Según un nuevo estudio, estas variaciones están determinadas por variables como nuestra estructura ocular individual, la forma en que nuestro cerebro procesa las imágenes, qué idioma hablamos […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los agujeros negros en estado cuántico rompen los límites de lo extraño 2 noviembre, 2022
    El Universo nos está revelando que siempre es más extraño, misterioso y fascinante de lo que la mayoría de nosotros podríamos haber imaginado: un nuevo estudio ha descubierto que los agujeros negros, afectados por el fenómeno de superposición cuántica, pueden tener masas muy diferentes al mismo tiempo: extrapolando esta idea a una persona, significaría que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Pistas químicas resuelven uno de los misterios de los violines Stradivarius 2 noviembre, 2022
    Unas pistas químicas han resuelto uno de los misterios que convierten a los Stradivarius en los mejores violines del mundo: la madera contiene un tratamiento a base de proteínas que podría influir en el sonido del instrumento, dándole su inconfundible claridad.
    CERIC/T21
  • Las matemáticas descubren cuál es la mejor defensa para un equipo de fútbol 2 noviembre, 2022
    Físicos argentinos han desarrollado un modelo informático fabricado con imágenes reales de partidos de fútbol que calcula la mejor defensa para un equipo: lo que marca la diferencia no es la cooperación para los pases, sino la distancia entre los jugadores.
    N+1/T21
  • Identifican en Marte el impacto de meteorito más grande registrado en el Sistema Solar 1 noviembre, 2022
    Un seismo que sacudió el planeta rojo en 2021 fue el resultado del impacto de un meteorito masivo, según revelaron los científicos de la NASA. Se trata del impacto de meteorito más grande registrado hasta hoy en todo el Sistema Solar: el cráter producido mide 150 metros de ancho y 21 metros de profundidad. Al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un enorme asteroide potencialmente peligroso para la Tierra 1 noviembre, 2022
    Un asteroide cercano y potencialmente peligroso es el más grande identificado en los últimos 8 años, según los investigadores. Con casi un kilómetro y medio de ancho, desarrolla una órbita que, en el futuro, podría acercarlo lo suficiente a la Tierra como para plantear un grave problema y poner a prueba los sistemas de defensa […]
    Pablo Javier Piacente
  • Podría haber 4 quintillones de objetos extraterrestres en nuestro sistema solar 1 noviembre, 2022
    En nuestro sistema solar podría haber hasta 4 quintillones de objetos tecnológicos extraterrestres. La mayoría serían muy pequeños para ser detectados, pero otros podrían ser como el misterioso Oumuamua, según astrónomos de Harvard.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los científicos chillan: nos estamos quedando sin futuro 1 noviembre, 2022
    La rebelión científica está viviendo una escalada de acciones que advierte del triste final que espera a nuestra civilización si seguimos mirando hacia otro lado ante la crisis planetaria: la indiferencia social, el negacionismo de los intereses creados y la inconciencia de las instituciones, nos están dejando sin futuro.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Marte tuvo un océano en su hemisferio norte 31 octubre, 2022
    Los científicos descubrieron en Marte más de 6.500 kilómetros de crestas fluviales, que son probablemente deltas de ríos erosionados o cinturones de canales submarinos: los restos de una antigua costa marciana, en torno a un océano o un gran mar que habría existido en el planeta rojo hace aproximadamente 3.500 millones de años, y que […]
    Pablo Javier Piacente
  • La Luna nunca se separará de la Tierra, aunque se aleja progresivamente 31 octubre, 2022
    Un nuevo estudio que analizó las capas de roca en un parque australiano ha descubierto que la Luna estaba 60.000 kilómetros más cerca de la Tierra hace 2.500 millones de años, y que, aunque se está alejando de nuestro planeta 3,8 centímetros por año, nunca se separará de la Tierra.
    Pablo Javier Piacente