Tendencias21

El uso de smartphones dispara el almacenamiento de datos en la nube

Los usuarios de smartphones realizan cada vez más fotografías y vídeos, y cada vez tienen menos espacio en sus dispositivos para guardarlos. El deseo de compartir contenido y acceder a él desde distintos aparatos llevará a los consumidores a almacenar hasta un tercio de sus contenidos digitales en la “nube” para el año 2016, según la consultora estadounidense Gartner. Por Carlos Gómez Abajo.

El uso de smartphones dispara el almacenamiento de datos en la nube

La consultora Gartner ha realizado un estudio sobre las necesidades de almacenamiento de contenidos digitales de los consumidores, que prevé que la cuota del «almacenamiento en nube» (almacenamiento basado en redes, y donde los datos generalmente están alojados por terceros) crezca del 7% de 2011 hasta el 36% en 2016.

«Históricamente, los consumidores en general han almacenado el contenido en sus ordenadores, pero a medida que nos adentramos en la era post-PC, los consumidores están usando múltiples dispositivos conectados, la mayoría de los cuales están equipados con cámaras. Esto está llevando a un aumento masivo de contenido generado por el usuario, que requiere de almacenamiento «, explica Shalini Verma, analista principal de Gartner, en una nota de prensa de la consultora.

«Con la aparición de la “nube personal”, este contenido podrá desvincularse de los dispositivos», añade Verma.

La adopción creciente de teléfonos inteligentes y tabletas con cámaras incorporadas está permitiendo a los usuarios capturar grandes cantidades de fotos y vídeos. Gartner predice que en todo el mundo las necesidades de almacenamiento de los consumidores digitales crecerá de 329 exabytes en 2011 a 4,1 zettabytes en 2016 (1.000 veces más).

Esto incluye contenido digital almacenado en PCs, teléfonos inteligentes, tabletas, discos duros, Network Attached Storage (NAS) y los depósitos de las nubes.

Redes sociales

La mayor parte de las necesidades de almacenamiento en la nube de los consumidores será resuelta a corto plazo por los portales de redes sociales como Facebook, que ofrecen espacio de almacenamiento gratuito para subir fotos y vídeos y compartirlos.

La analista Verma señala que si bien los servicios online de copia de seguridad son los proveedores de almacenamiento en la nube más conocidos, la cantidad total de datos de consumidores y «prosumidores» (consumidores y productores, y/o profesionales) que almacenan es pequeña en relación a la mantenida por los portales de redes sociales.

El almacenamiento promedio de un hogar pasará de 464 gigabytes en 2011 a 3,3 terabytes en 2016 (casi 1.000 veces más). En 2012, Gartner cree que la adopción de tabletas y smartphones con cámaras incorporadas impulsarán las necesidades de almacenamiento de los consumidores.

Inundaciones en Tailandia

En el primer semestre de 2012, una escasez en el suministro de discos duros como consecuencia de las inundaciones en Tailandia del pasado año han dado un nuevo impulso al uso de la nube de almacenamiento, dando lugar a una tasa inusual de crecimiento respecto a 2011.

Se espera que los consumidores prueben primero el paquete básico que ofrecen gratuitamente las empresas de copias de seguridad online. Estos servicios se ofrecerán como aplicaciones en tabletas, teléfonos inteligentes y TV conectada a banda ancha, debido a las alianzas entre fabricantes de equipos y las compañías de sincronización y almacenamiento online. Proveedores de servicios en nube (CSP) también ofrecerán cada vez más este modo de almacenaje.

El almacenamiento in situ seguirá siendo la principal manera de guardar contenido digital, aunque Gartner predice que su porcentaje disminuirá progresivamente desde un 93% en 2011 hasta el 64% en el año 2016 a medida que el modelo directo-a-la-nube se haga más conocido.

«El almacenamiento en la nube va a crecer con la irrupción de la nube personal, que a su vez va a simplificar el modelo directo-a-la nube, permitiendo a los usuarios almacenar directamente los contenidos generados por ellos en la nube”, explica Verma. “A medida que el almacenamiento se convierta en una parte más de la nube personal, se convertirá en un producto de consumo masivo. Por lo tanto, las empresas de almacenamiento y sincronización online deben replantearse su estrategia futura.»

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario