Tendencias21

Envían contraseñas de forma segura a través del cuerpo y no del aire

El cuerpo humano puede ser un canal de transmisión de contraseñas más seguro que el aire. Así lo creen científicos de la Universidad de Washington (EE.UU.), que utilizan los sensores de huellas digitales de los teléfonos móviles, o los ratones táctiles de ordenador, para autentificar a un usuario, y luego envían esa información a través del cuerpo, en bajas frecuencias, hasta una cerradura electrónica inteligente, por ejemplo. Por Carlos Gómez Abajo.

Envían contraseñas de forma segura a través del cuerpo y no del aire

Enviar un código o clave secreta a través de las ondas de radio por el aire, como hacen el WiFi o el Bluetooth, significa que cualquiera puede interceptar la comunicación, por lo que esas transmisiones son vulnerables a piratas informáticos que pueden intentar romper el código cifrado.

Ahora, científicos informáticos e ingenieros eléctricos de la Universidad de Washington (Seattle, EE.UU.) han ideado una manera de enviar contraseñas seguras a través del cuerpo humano, usando transmisiones de baja frecuencia, no dañinas, generadas por sensores de huellas digitales y pantallas táctiles de dispositivos de consumo.

«Hasta el momento los sensores de huellas dactilares se han utilizado como dispositivos de entrada. Lo que es interesante es que hemos demostrado por primera vez que pueden utilizarse para enviar información que está confinada en el cuerpo», dice el autor principal Shyam Gollakota, profesor ayudante de informática e ingeniería, en la información de la UW.

Estas transmisiones «en el cuerpo» ofrecen una forma más segura de transmitir información de autenticación entre dispositivos que tocan partes del cuerpo -como una cerradura de puerta inteligente o un dispositivo médico portátil- y un teléfono o dispositivo que confirme la identidad del usuario pidiéndole que escriba una contraseña.

Esta nueva técnica, que aprovecha las señales ya generadas por los sensores de huellas digitales de los teléfonos inteligentes o los ratones táctiles de ordenadores portátiles para transmitir los datos de nuevas maneras, se describe en un artículo presentado este mes en el congreso sobre computación UbiComp 2016, en Alemania.

Abrir una puerta

«Digamos que quiero abrir una puerta con una cerradura electrónica inteligente», dice el co-autor principal Merhdad Hessar, estudiante de doctorado en ingeniería eléctrica. «Puedo tocar el pomo de la puerta y a la vez el sensor de huellas dactilares de mi teléfono y transmitir mis credenciales secretas a través de mi cuerpo para abrir la puerta, sin que esa información personal atraviese el aire.»

El equipo de investigación probó la técnica con varios sensores y dispositivos táctiles. En pruebas con 10 participantes diferentes, fueron capaces de generar transmisiones corporales aprovechables en personas de diferentes alturas, pesos y tipos de cuerpo. El sistema también funcionaba cuando los sujetos estaban en movimiento -por ejemplo, mientras caminaban y movían sus brazos-.

«Hemos demostrado que funciona en diferentes posturas como de pie, sentado y dormido», dice el co-autor principal Vikram Iyer, un estudiante de doctorado en ingeniería eléctrica de la UW. «También podemos obtener una señal fuerte a lo largo del cuerpo. Los receptores pueden estar en cualquier lugar -en las piernas, el pecho, las manos-, y siguen funcionando».

Frecuencia

El equipo del Laboratorio de Sistemas Móviles y Redes de la UW analizó sistemáticamente sensores de teléfonos inteligentes para saber cuál de ellos genera transmisiones de baja frecuencia por debajo de los 30 megahercios, que viajan bien a través del cuerpo humano, pero no se propagan a través del aire.

Los investigadores encontraron que los sensores de huellas digitales y pantallas táctiles generan señales en el rango de 2 a 10 megahercios y emplean acoplamiento capacitivo (una forma de transferencia de energía dentro de la red) para detectar cuándo su dedo está en el espacio, y para identificar las crestas y valles que forman patrones de huellas digitales únicos.

Normalmente, los sensores utilizan estas señales para recibir información sobre su dedo. Pero los ingenieros de la Universidad de Washington idearon una manera de utilizar estas señales como información de salida, que corresponde a los datos contenidos en un código de acceso o contraseña. Cuando se introducen en un teléfono inteligente, los datos que autentifican su identidad pueden viajar de forma segura a través de su cuerpo hasta un receptor incorporado en un dispositivo que necesita confirmar quién es usted.

Utilidades

Su proceso emplea una secuencia de escaneos del dedo para codificar y transmitir datos. La tecnología también podría ser útil para las transmisiones de clave segura a dispositivos médicos tales como monitores de glucosa o bombas de insulina, que tratan de confirmar la identidad de una persona antes de enviar o compartir datos.

El equipo alcanzó velocidades de 50 bits por segundo en paneles táctiles portátiles y 25 bits por segundo con sensores de huellas dactilares -lo suficientemente rápido como para enviar una contraseña o código numérico simple a través del cuerpo hasta un receptor en cuestión de segundos.

Esto representa sólo un primer paso, dicen los investigadores. Los datos pueden ser transmitidos a través del cuerpo aún más rápido si los fabricantes de sensores de huellas digitales proporcionan más acceso a su software.

La investigación fue financiada por el Centro de Ciencia y Tecnología para Computación Ubicua de Intel, así como por un premio de Google y por la Fundación Nacional de Ciencia.

Biometría

La utilización del cuerpo para crear contraseñas seguras va más allá de las huellas dactilares o el reconocimiento del iris. La empresa Fujitsu ha desarrollado un software que utiliza datos biométricos, como las venas de las palmas de las manos, directamente como base para el cifrado y descifrado de información confidencial.

Por su parte, investigadores de la Universidad Rutgers (Nueva Jersey, EE.UU.) mostraron a principios de este año que las contraseñas de trazo libre son una alternativa viable al texto u otros métodos para autenticarse en un teléfono móvil.

Referencia bibliográfica:

Mehrdad Hessar, Vikram Iyer y Shyamnath Gollakot: Enabling On-Body Transmissions with Commodity Devices. Universidad de Washington.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan por primera vez materia oscura en un cúmulo galáctico 14 febrero, 2024
    La materia oscura identificada, detectada indirectamente en un cúmulo conformado por miles de galaxias, podría ayudar a los científicos a comprobar la existencia de una estructura a gran escala que se extiende por todo el Universo: de esta forma, un "andamiaje" de materia oscura atravesaría todo el cosmos y sería el sostén de innumerables galaxias, […]
    Pablo Javier Piacente
  • El primer implante cerebral de Neuralink en un humano está rodeado de misterio 14 febrero, 2024
    Existen dudas sobre si el primer implante cerebral a un humano, anunciado por Elon Musk el 29 de enero, se ha producido realmente, ya que todo está rodeado de falta de transparencia, ausencia de certificación científica, escasos detalles sobre su tecnología, sus métodos y sus resultados.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren un fármaco de animación suspendida que imita la hibernación 14 febrero, 2024
    Descubren un fármaco de "animación suspendida" que imita la hibernación y podría mejorar el trasplante de órganos, asegurar la supervivencia ante lesiones traumáticas y facilitar los viajes espaciales de larga duración.
    Redacción T21
  • La muerte los llama y ellos se juntan 13 febrero, 2024
    Un experimento desarrollado en "granjas de cadáveres" permitió comprobar que la descomposición de cuerpos humanos y de otras especies atrae siempre a las mismas variedades de microorganismos y hongos, sin importar el clima, la estación del año o la ubicación en el globo. Un mejor conocimiento de esta comunidad "universal" de descomponedores permitirá importantes avances […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente
  • Toda la biblioteca privada de Darwin ya está disponible en Internet 13 febrero, 2024
    La biblioteca privada de Charles Darwin ha sido completamente reconstruida y está disponible en Internet por primera vez, coincidiendo con el 215 cumpleaños del naturalista. El catálogo, de 300 páginas, contiene 7.400 títulos con un total de 13.000 volúmenes entre libros, escritos y revistas, que están al alcance de todo el mundo sin salir de […]
    Redacción T21