Tendencias21
Identidad, tecnología y soberanismo: blockchain más allá de las criptomonedas

Identidad, tecnología y soberanismo: blockchain más allá de las criptomonedas

La Generalitat de Cataluña ha presentado el proyecto IdentiCAT para la creación de una plataforma de identidad digital basada en tecnologías blockchain. Definido como “sistema de identidad soberano”, en realidad no es, para nada, soberanista. Por Pablo Criado.

La Generalitat de Cataluña presentó a finales de agosto el proyecto IdentiCAT para la creación de una plataforma de identidad digital basada en tecnologías blockchain. Dicho proyecto cuenta con una dotación de 550.000 euros por licitación pública para su desarrollo técnico y otras partidas futuras para su comunicación y difusión.

El anuncio del proyecto IdentiCat tuvo un eco inmediato por su componente política, pero también es relevante por su componente sociotecnológica. Es una de las primeras noticias aparecidas en la prensa generalista en las que se evidencia que las tecnologías blockchain son útiles para abordar cuestiones mundanas, entre ellas algunas muy importantes para la vida colectiva.

Aunque todas las tecnologías de la familia blockchain derivan directa o indirectamente de la tecnología creada para construir el bitcoin (el arquetipo vigente de criptodivisa), la realidad es que su utilidad va muchos más allá de las criptomonedas. Para entender por qué esto es así bastaría exponer la esencia de las tecnologías blockchain en cuanto a su qué y para qué. Esto, al contrario de lo que se obstinan en decir muchos, no es nada especialmente difícil ni de explicar ni de entender. Eso sí, excede la extensión programada a este artículo, de forma que lo dejaremos para otro momento.

Aquí, para poder continuar, es necesario dar el titular de la definición: blockchain es la familia de tecnologías de registro colaborativo y no falsificable de información digital. Por tanto, en la medida que un sistema de identidad público (v.g., el DNI español) cae dentro que eso que toda la vida se ha llamado “registros”, nada extraño hay en que se pueda construir sobre tecnologías blockchain. Ahora bien, debemos tirar un poco del hilo para resaltar en qué medida un sistema de identidad basado en blockchain difiere en planteamiento y funcionalidad de los sistemas de identidad pre-blockchain.

Identidad blockchain

Entre los tipos de sistemas de identidad que se pueden construir sobre blockchain, uno lleva años generando ríos de tinta por su especial relevancia y actualidad: los modelos de “identidad auto-soberana” (traducción de Self-Sovereign Identity) cuya esencia es que en ellos la persona sobre la que los datos versan (el “titular” de los datos) adquiere estatus de “propietario” de los datos.

Concretando esto, podemos definir un sistema de identidad auto-soberano como aquél en el que:

  1. Los individuos titulares de los datos tienen garantías de confidencialidad de sus datos y el control sobre a quién son comunicados dichos datos, cuándo y bajo qué condiciones (así como algún otro y potencialmente muy relevante matiz que requieren mayor detalle en el análisis).
  2. Los actores usuarios de dichos datos (que pueden ser personas físicas o jurídicas) tienen garantías de su autenticidad.
  3. No es necesario que un actor central conserve los datos ni supervise el funcionamiento para que el sistema funcione conforme a las máximas anteriores.

Para el cumplimiento de las características 1 y 2 no resultan imprescindibles las tecnologías blockchain. Podrían igualmente ser satisfechas por un registro centralizado construido con cualquier otra tecnología de almacenamiento al que se le añaden fiables garantías contractuales al respecto. Así funcionan todos los registros actuales, desde el registro de órdenes y operaciones de los mercados financieros hasta el registro de la propiedad, pasando por el registro de DNI, etc. Únicamente la característica 3 hace necesario el paradigma blockchain como ladrillo constructivo.

Piedra angular

En términos prácticos, un sistema de identidad auto-soberano puede:

  • Establecer el pago de una contraprestación económica al titular del dato por parte de su usuario. Al fin y al cabo es bien sabido que los datos personales son la nueva y muy rentable materia prima de la economía globalizada digital.
  • Limitar el ámbito espacial, temporal o en propósito de uso de cada dato.
  • Restringir la cantidad de información transferida. ¿Por qué decir tu edad si lo que te preguntan es si eres mayor de edad?
  • Estar definido con mayores garantías de certeza del dato y ausencia de sesgo que los sistemas con custodio central. La transparencia y auto-cumplimiento de las reglas de funcionamiento son la clave.
  • Además, en virtud de su universalidad de acceso, su disponibilidad permanente y su flexibilidad para la definición de las condiciones de cesión de datos, puede convertirse en una especie de anillo de poder en el reino de la identidad. Una plataforma única que sustituya la actual Torre de Babel de sistemas de identidad de diferentes empresas, de diferentes administraciones públicas o, incluso, de diferentes servicios dentro de una misma administración pública. Semejante potencialidad mueve la codicia y, por tanto, requiere sensatez y equidistancia.
  • Por último, como consecuencia ineludible de estar basado en blockchain, su información y su lógica de funcionamiento no residen en un único ordenador sino en varios, potencialmente muchos. Esta distribución es la piedra angular de la equidad, transparencia y extrema robustez de los sistemas blockchain.

Soberanista o no

Volviendo al caso concreto de IdentiCAT, por ahí ha sido descrito como “sistema de identidad soberano”, ¡en vez de “auto-soberano”! Este gracioso abuso de lenguaje podría hacer pensar a alguien que dicho sistema de identidad o incluso las tecnologías blockchain son, de hecho, inherentemente soberanistas. No es para nada el caso. Al menos, no a priori. El sistema de identidad al que la iniciativa IdentiCAT dé lugar será o no soberanista dependiendo de los matices de su definición funcional y, sobre todo, dependiendo de cómo sea utilizado. Las tecnologías son instrumentos y los instrumentos rara vez son capaces de limitar por sí mismos la forma en la que son usados y, menos aún, la semántica de su uso. En esto blockchain se asemeja a un martillo que tanto puede ser usado como útil de carpintería como arma de ataque.

Eso sí, en virtud de la última característica práctica indicada arriba, podría suceder que IdentiCAT terminase desplegado en ordenadores ubicados en diversos países o, incluso, en manos privadas. En consecuencia, un eventual mandato para su cierre podría chocar con barreras de jurisdicciones o de libertad personal. Pero también es cierto que los poderes públicos pueden legítimamente decidir qué sistema de identidad es utilizable en el ámbito de la cosa pública, de igual forma que no nos permite pagar nuestros impuestos en mandarinas o bitcoins.

Quizás en esta cuestión, como en muchas otras, convenga no demonizar el instrumento antes de haber analizado racionalmente su planteamiento específico de uso, que es donde más pueden residir las componentes ideológica o ética. Por tanto y como siempre, cambiemos los dogmas por curiosidad. Al fin y al cabo, todo conocimiento proviene de formular las preguntas adecuadas.

Identidad, tecnología y soberanismo: blockchain más allá de las criptomonedas

Perfil
Pablo Criado es miembro fundador de la sección Nación Digital en Tendencias 21, impulsada por el Club Nuevo Mundo. Es especialista en blockchain. Su experiencia profesional se ha desarrollado en los ámbitos de la física, investigación científica, formación en ciencia y tecnología, programación, análisis de sistemas de software, diseño de ingeniería de telecomunicaciones, ingeniería de edificios, tecnologías 3D, producción y consultoría en comunicación audiovisual y corporativa, desarrollo de servicios en la nube y web, metodologías ágiles, formación en blockchain y análisis, diseño e implementación de servicios blockchain.

 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente