Tendencias21
La célula se convierte en el modelo a seguir por la ingeniería espacial

La célula se convierte en el modelo a seguir por la ingeniería espacial

La Nasa y la Universidad de California han abierto una nueva línea de investigación que se basa en la imitación de los mecanismos celulares para el desarrollo de la tecnología espacial, desde nuevos sistemas de propulsión hasta la creación de micro y nano sensores, códigos de ordenador, supervisión avanzada de la salud del astronauta y dirección de una nave espacial. Un Instituto creado en California con un presupuesto de 30 millones de dólares aglutina a un potente equipo multidisciplinar que espera redefinir la tecnología espacial en los próximos treinta años. Por Raúl Morales.

La célula se convierte en el modelo a seguir por la ingeniería espacial

La Nasa y la Universidad de California (UCLA) han puesto en marcha un instituto de investigación que busca en la biología inspiración para el desarrollo de nuevos sistemas de propulsión espacial.

El Institute for Cell Mimetic Space Exploration (ICMSE) imita el comportamiento de las células vivas para el desarrollo de nuevas tecnologías. Dispone de un presupuesto de 30 millones de dólares para un proyecto de investigación de diez años de duración.

La investigación se basa en la habilidad desarrollada por la naturaleza para manejar información sobre múltiples niveles a la vez, como es la organización en estructuras cada vez más complejas que van desde las células primarias a los órganos y tejidos hasta los complejos biológicos humanos.

Según se explica en el comunicado de la UCLA, la estrategia que persigue el ICMSE es imitar las capacidades de la célula y establecer así un modelo informático que permita el diseño de un sistema espacial de nuevo tipo que redefinirá completamente la actual tecnología de la exploración espacial.

La biología, fuente de inspiración

La biología inspirará el desarrollo de nuevos sensores, dispositivos y sistemas necesarios para las misiones espaciales, en un esfuerzo interdisciplinar que agrupa biotecnología, la nanotecnología y las tecnologías de la información.

Por ello, el cuerpo de investigadores del Instituto reúne a ingenieros, médicos, físicos y biólogos aportados por la UCLA, así como a científicos del Instituto de Tecnología de California, del Laboratorio de Propulsión de Pasadena y de la Universidad estatal de Arizona.

Los dispositivos que pretende alcanzar en sus investigaciones el ICMSE abarcan desde la escala molecular a los sistemas espaciales. Los objetivos incluyen la creación de micro y nano sensores, fuentes de energía alternativas, códigos de ordenador, nuevas tecnologías para la investigación biológica, supervisión avanzada de la salud del astronauta y dirección de una nave espacial.

La idea fundamental del proyecto es explorar a fondo el funcionamiento básico de una célula para reproducir sus mecanismos a una escala mucho mayor.

Desplazamiento de la ameba

En uno de los campos de investigación, se trata de determinar con mayor precisión el sistema de desplazamiento de una ameba, que interesa especialmente a los ingenieros por sus posibles aplicaciones a múltiples campos.

Los filamentos de actino, una sustancia que forma el esqueleto de una célula, pueden inspirar un sistema de propulsión aplicable a las naves espaciales, según una de las líneas de investigación establecidas por el Instituto.

Aunque el campo de investigación es muy prometedor, nadie espera aplicaciones de estos trabajos al menos en los próximos treinta años, pero se tiene la certeza que, una vez establecidos los mecanismos naturales básicos de la vida, será posible alumbrar nuevos carburantes para los futuros viajes espaciales.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • El cerebro es como una máquina del tiempo 6 febrero, 2022
    El cerebro actualiza cada 15 segundos la información que procede de los ojos para que podamos gestionar la vida cotidiana sin que caigamos en alucinaciones. Es como una máquina del tiempo que nos proporciona estabilidad visual.
    Redacción T21
  • Las ardillas tienen el secreto de los viajes al espacio profundo 5 febrero, 2022
    La pérdida de masa muscular que sufren los astronautas en el entorno de gravedad cero del espacio se puede subsanar replicando el mecanismo natural que usan las ardillas para hibernar y despertarse meses después en perfecto estado físico.
    Redacción T21
  • Las primeras células se agruparon de forma autónoma, tanto en la Tierra como en Marte 4 febrero, 2022
    La formación autónoma de poblaciones de protocélulas o células primitivas, utilizando la energía presente en superficies naturales, podría haber sido el punto de partida de una ruta que habría culminado en la transformación de entidades no vivas en organismos vivos, según un nuevo estudio. 
    Pablo Javier Piacente
  • El agua de la Tierra existía antes que surgiera nuestro planeta 4 febrero, 2022
    La composición química del agua que hoy disfrutamos en la Tierra y que es primordial para la vida existía desde mucho antes de la formación de nuestro planeta: se conformó gracias a depósitos de gas que incluían vapor de agua, en los primeros 200.000 años del Sistema Solar.
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Existe un mundo paralelo oculto? Un experimento con neutrones parece sugerirlo 4 febrero, 2022
    Un experimento desarrollado con neutrones en el reactor nuclear de Grenoble ha descubierto nuevos indicios de que las partículas que desaparecen inexplicablemente podrían haber emigrado a un universo paralelo. Y pueden volver al nuestro.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Las lunas podrían ser la clave para que los planetas alberguen vida 3 febrero, 2022
    Las lunas podrían ser un elemento crucial para que un planeta tenga la capacidad de albergar vida: según un nuevo estudio, los satélites naturales deben ser grandes en proporción al tamaño del planeta anfitrión, para que las posibilidades de hallar vida se incrementen.
    Pablo Javier Piacente
  • El Sol produce grietas en la magnetosfera de la Tierra 3 febrero, 2022
    El campo magnético de la Tierra o magnetosfera nos protege del viento solar y de los efectos perjudiciales del clima espacial, pero no siempre ofrece una protección completa. Un mecanismo en la magnetosfera permite que las partículas solares se deslicen a través de esta primera línea de defensa, generando un proceso que puede debilitar ciertas […]
    Pablo Javier Piacente
  • El grafeno sirve para generar materia y antimateria a partir del vacío 3 febrero, 2022
    El grafeno puede utilizarse para imitar la producción de partículas y antipartículas que se produce en el vacío que rodea a las estrellas de neutrones. Genera electrones supralumínicos que proporcionan una corriente eléctrica superior a la permitida por la física cuántica de la materia condensada.
    Redacción T21
  • Muchos exoplanetas similares a la Tierra pueden tener vida 3 febrero, 2022
    Una investigación ha descubierto que muchos de los 1.500 exoplanetas similares a la Tierra que han sido identificados pueden tener poderosos campos magnéticos que los protegen de la radiación cósmica y favorecen las condiciones para la vida.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Las bacterias intestinales practican sexo para obtener vitamina B12 2 febrero, 2022
    Se sabía que las bacterias intestinales necesitan vitamina B12, pero una nueva investigación muestra que estas bacterias transfieren genes a través del "sexo" para adquirir sus vitaminas. Los microbios intestinales beneficiosos comparten la capacidad de adquirir este preciado recurso entre sí a través de un proceso llamado "sexo bacteriano".
    Pablo Javier Piacente