Tendencias21
La luz puede combatir trastornos neuronales

La luz puede combatir trastornos neuronales

Un nuevo dispositivo optoelectrónico influye en la actividad eléctrica de las neuronas y combate trastornos neuronales. Puede reemplazar a los electrodos tradicionales, es mínimamente invasivo y funciona sin cables o ingeniería genética.

La luz puede combatir trastornos neuronales

Un equipo de investigadores de la Universidad de Linköping, en Suecia, ha desarrollado un dispositivo capaz de influir con luz en las propiedades eléctricas de células y tejidos. Este dispositivo, llamado fotocapacitador electrolítico orgánico (OEPC por sus siglas en inglés), podría sustituir a los electrodos tradicionales, permitiendo que terapias como la estimulación de las células nerviosas sean menos invasivas y no requieran ingeniería genética.
 

Los investigadores, dirigidos por Marie Jakešová, del Laboratorio de Electrónica Orgánica de la Universidad de Linköping, ya habían demostrado la efectividad de esta técnica en la estimulación de las células ganglionares de la retina de pollos ciegos.
 

En esta ocasión, han dado un paso adelante, demostrando que el OEPC también funciona en las células a nivel individual.
 

Funcionamiento
 

Los experimentos se llevaron a cabo en óvulos de rana africana de uñas (Xenopus laevis). Los resultados mostraron que el OEPC es capaz de modificar con éxito la distribución de la carga eléctrica de la membrana celular.
 

El dispositivo funciona gracias al acoplamiento capacitivo, que es la transferencia de energía eléctrica en una red, o entre redes distantes, por medio de la corriente de desplazamiento entre los nodos de los circuitos, inducida por el campo eléctrico.
 

Los investigadores han demostrado que el acoplamiento capacitivo es más eficiente de lo que cabría pensar, dada la presencia de la membrana vitelina (característica de las células del óvulo) en la parte superior de la membrana celular, que dificulta la penetración de la luz. Además, el voltaje experimentado supera el nivel de umbral necesario para disparar las células nerviosas.
 

Amplificador de la señal
 

La potencia ampliada, capaz de atravesar dichos tejidos, se debe a que los investigadores emplearon una mezcla específica de materiales orgánicos para fabricar las obleas, las finas planchas de material semiconductor que se utilizan en microelectrónica para construir sobre ellas los microcircuitos. Generalmente se emplea el silicio, pero los nuevos materiales son 100 veces más eficientes.
 

Al optimizar la combinación de materiales, el dispositivo puede operar en un rango de longitud de onda de entre 630 y 660 nanómetros. Así, los tejidos del cuerpo son prácticamente transparentes para la luz.
 

«La tecnología que estamos desarrollando pretende ser la técnica más simple y minimalista para estimular artificialmente el tejido nervioso», explica Eric Glowacki, investigador en el Laboratorio de Electrónica Orgánica de la Universidad de Linköping en un comunicado. Esto significa que los nuevos dispositivos tendrán aplicaciones in vivo, como la estimulación del nervio periférico.
 

De la telecomunicación al tratamiento de los trastornos neuronales
 

“Las telecomunicaciones modernas se basan en elementos optoelectrónicos: la luz se transduce a señales eléctricas», señala Glowacki. Según los investigadores, vale la pena seguir explorando el camino y la optimización de sus dispositivos OEPC, basados ​​en los mismos principios que las telecomunicaciones modernas.
 

Los nuevos dispositivos tienen un gran potencial, especialmente porque el prototipo sobrevive a la esterilización y su estabilidad es relativamente constante, incluso después de una gran cantidad de ciclos de iluminación.
 

Los investigadores creen que, una vez optimizados sus dispositivos, su integración con sofisticadas plataformas implantables puede llevar al tratamiento de trastornos neuronales de una manera menos invasiva y, sobre todo, segura.
 

Referencia

Optoelectronic control of single cells using organic photocapacitors. M. Jakešová et al. Science Advances, 5 April 2019. DOI: 10.1126/sciadv.aav5265.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • El cerebro puede ver después de un accidente cerebrovascular 12 febrero, 2022
    Los ojos pueden seguir viendo después de un accidente cardiovascular, pero el cerebro dañado no puede interpretar las señales visuales. Una rehabilitación personalizada podría conseguir la recuperación de la visión.
    Redacción T21
  • El núcleo interno de la Tierra presenta un estado entre líquido y sólido 11 febrero, 2022
    Los físicos han sostenido durante mucho tiempo que el núcleo interno de la Tierra es sólido, pero un nuevo estudio sugiere que se encuentra en un punto intermedio entre sólido y líquido, un descubrimiento que podría arrojar luz sobre algunos de los secretos más profundos del planeta.
    Pablo Javier Piacente
  • Algoritmos para calcular la complejidad de un planeta podrían revelar la vida extraterrestre 11 febrero, 2022
    Un procedimiento aritmético aplicado a una serie de algoritmos podría ser la llave para descubrir la vida extraterrestre: al medir la complejidad de un planeta tomando determinados datos e imágenes, identifica a los mejores “candidatos” a albergar vida. 
    Pablo Javier Piacente
  • Puede haber muchos más planetas habitables a 4,22 años luz de la Tierra 11 febrero, 2022
    La confirmación de un tercer planeta orbitando Próxima Centauri, la estrella más cercana a nuestro Sol, indica que seguramente habrá más mundos en zona de habitabilidad a solo 4,22 años luz de la Tierra.
    Redacción T21
  • Humanos y neandertales vivieron juntos al sur de Francia hace 54.000 años 11 febrero, 2022
    El homo sapiens habitó Europa hace al menos 54.000 años, 10.000 años antes de lo que se había documentado hasta ahora, y compartió con los extintos neandertales una cueva del sur de Francia al menos durante miles de años.
    Redacción T21
  • Una molécula intestinal despierta el hambre de amor 10 febrero, 2022
    Los investigadores encontraron que los alimentos ricos en proteínas desencadenan la liberación de la hormona diurética 31, o "Dh31". Esta molécula de señalización, que se libera del tracto gastrointestinal en las moscas.de la fruta, genera una serie de reacciones que culminan en la transición de la alimentación al apareamiento: después de comer, las moscas quieren […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un láser puede enviar una nave espacial a Marte en 45 días 10 febrero, 2022
    Un láser ubicado en la Tierra podría impulsar a una nave espacial y hacerla llegar a la atmósfera marciana en un mes y medio, gracias al calentamiento de plasma de hidrógeno. Detenida en la atmósfera de Marte, la nave acercaría suministros para los asentamientos humanos en el planeta rojo.
    Pablo Javier Piacente
  • Sergio Miguel Tomé: el universo es un sistema computacional 10 febrero, 2022
    Una nueva teoría afirma que un sistema computacional oculto bajo las leyes naturales rige el funcionamiento del universo. El nuevo paradigma, además de afectar a la física porque modifica el concepto de fenómeno físico, también tiene implicaciones para las matemáticas y las ciencias cognitivas. Para desarrollarlo se necesita una investigación de físicos e informáticos.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Científicos europeos consiguen un nuevo récord mundial de energía 10 febrero, 2022
    Utilizando el combustible de futuras plantas de energía de fusión, los científicos de JET en Oxford han duplicado con creces el récord histórico de 1997: obtuvieron 59 megajulios de energía y una potencia de salida de poco más de 11 megavatios durante cinco segundos.
    IPP/T21
  • Los europeos contemporáneos son genéticamente esteparios 9 febrero, 2022
    La ascendencia de la estepa en composición genética europea contemporánea ha contribuido a una constitución fuerte, con una estatura alta y una mayor circunferencia de la cadera y la cintura, pero también a un mayor nivel de colesterol en la sangre, según un estudio.
    Pablo Javier Piacente