Tendencias21

La prospectiva muestra escenarios imprevisibles de futuro tecnológico

La primera sesión magistral del Congreso ha estado presidida por Enrique Alarcón, presidente de la Real Academia de Ingeniería de España. A continuación, Adolfo Castilla, Catedrático de Economía Aplicada, miembro del Alto Consejo Consultivo de la Ingeniería y Presidente de la Asociación Española de Planificación Estratégica ha expuesto su ponencia titulada “La Gran Convergencia Tecnológica del siglo XX”. Por último, Fernando Davara, miembro del Board of Directors of The Open Geospatial Consortium (Europe) ha destacado la importancia de la tecnología espacial para la seguridad y la defensa.

En esta ponencia, Adolfo Castilla ha destacado que en las nuevas revoluciones tecnológicas tienen un papel fundamental la convergencia de Cuatro Tecnologías: Nanotecnología, Biotecnología, Infotecnología y la Ciencia del Conocimiento. Esta convergencia permitirá controlar la creación de nuevas herramientas de producción, maquinarias, controlar microsistemas y macrosistemas complejos

En el siglo XX se dio un esplendor tecnológico sin precedentes. La prospectiva tecnológica intenta dilucidar lo que sucederá en el XXI, con sorprendentes perspectivas.

Manejo de la molécula
El núcleo de la próxima revolución tecnológica está sin duda en la nanotecnología: el manejo del nivel molecular de la materia producirá cambios en numerosos ámbitos de la vida del hombre, desde la creación de nuevos materiales hasta la transformación de nuestra fisiología.

Adolfo Castilla afirma que “No hay límite. Estamos ante una revolución que afecta a todo lo que somos”. “Estamos ante una revolución más avanzada de lo que reconoce Europa”- Otros avances que se esperan surgirán de la mecánica cuántica, en el transporte (a punto de aparecer la levitación magnética) y en la colonización del espacio exterior. Para conseguir colonizar el espacio, el hombre llegará a utilizar las partes aún escondidas de su cerebro, y fortalecerá su propia fisiología.

El siglo XXI verá la aparición de dos nuevas economías enraizadas en estas transformaciones tecnológicas: la g-economy (basada en la genética) y la e-economy (basada en la gestión espacial),.

El resultado de todos estos cambios, según Castilla, será la aparición de una Nueva Civilización en la que se ralentice el envejecimiento, se controlen los desastres naturales, se potencie la evolución humana, se expandan las capacidades cognitivas y comunicativas del hombre, se mejore nuestra salud y se atienda mejor al medio ambiente, entre otras cosas.

Seguridad y Defensa, uso de la tecnología más avanzada
Por otro lado, Fernando Davara, Miembro del Board of Directors of the Open Geospatial Consortium (Europe) en su ponencia “El Espacio, un elemento clave de la Seguridad y Defensa de Europa” ha destacado que la observación de la tierra permite traspasar nuevas fronteras en materia de Seguridad y Defensa.

Los sistemas espaciales europeos están cambiando desde la caída del Muro de Berlín. Por ese motivo, están surgiendo nuevas aplicaciones de estos sistemas de prevención de crisis ante las amenazas del mundo.

A las amenazas tradicionales se suman dos aparecidas en los últimos tiempos como son el terrorismo y el impacto de la presión medioambiental. Estas nuevas amenazas son causantes de guerras y conflictos, riesgos que Europa y el mundo tienen que afrontar.

Davara señala que, para defendernos, Europa debe combinar instrumentos civiles y militares y por ello necesita más recursos, más voluntad, más determinación y trabajar en conjunto. Afirma que “El Espacio debemos utilizarlo como estrategia de gestión de crisis y prevención”.

Este uso dual de instrumentos civiles y militares atraerá más presupuesto en defensa y por el contrario puede despertar sensibilidades nacionales.

En la actualidad hay muchos programas en materia de Seguridad y Defensa, pero son todos nacionales, no hay una estrategia común. Dentro de la Unión Europea existen en la actualidad grupos de trabajo para promover y publicar el Libro Blanco de estrategias en Seguridad y defensa para contribuir a los desafios espaciales europeos.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario