Tendencias21
Las experiencias extracorpóreas son producto de un cerebro confundido

Las experiencias extracorpóreas son producto de un cerebro confundido

Las experiencias extracorpóreas son aquéllas en las que el individuo tiene la sensación de estar flotando fuera de su cuerpo, pudiendo ver incluso su propio cuerpo físico desde “fuera”. Estas experiencias han sido relacionadas con lo paranormal y con lo espiritual, y han sido consideradas una prueba de la existencia del alma. Sin embargo, una investigación realizada con realidad virtual por científicos de la EPFL de Suiza ha revelado que las experiencias extracorpóreas podrían ser producto, simplemente, de una confusión cerebral, que se produce cuando el equilibrio entre tacto y visión se trastorna. Por Yaiza Martínez.

Las experiencias extracorpóreas son producto de un cerebro confundido

Las experiencias extracorpóreas, conocidas en inglés como «Out-of-the-Body Experiences» (OBE), son aquéllas en las que el individuo tiene la sensación de estar flotando fuera de su cuerpo, pudiendo ver incluso su propio cuerpo físico desde “fuera”.

Estas experiencias, que suelen producirse durante el sueño, bajo los efectos de la anestesia, en situaciones cercanas a la muerte o cuando se hace un esfuerzo físico extremo, han sido relacionadas desde siempre con lo paranormal y con lo espiritual, y han sido consideradas una prueba de la existencia del alma.

Recientemente, sin embargo, científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausanne (EPFL), en Suiza han demostrado que las experiencias extracorpóreas podrían ser sólo producto de una confusión cerebral.

A esta conclusión llegaron los especialistas a través de investigaciones realizadas con realidad virtual. Los resultados de sus estudios han sido expuestos en el marco del encuentro anual que ha celebrado estos días la American Association for the Advancement of Science (AAAS) en Washington.

Características de las investigaciones

El investigador de la EPFL, Olaf Blanke, y sus colaboradores de la Universidad de Ginebra, llevaron a cabo una serie de experimentos con realidad virtual en los que se consiguió hacer creer a personas corrientes que habitaban cuerpos de personajes virtuales.

¿Cómo lograron este efecto? Según publica The Telegraph, los investigadores colocaron a los participantes unas gafas de realidad virtual y los situaron de espaldas frente a una cámara.

La imagen que veían los voluntarios a través de sus gafas era, por tanto, la de su propia espalda. Esta imagen fue retocada para crear una versión virtual 3D o avatar.

Acto seguido, los científicos acariciaron la espalda de los participantes con un bolígrafo. Al hacerlo, consiguieron que los voluntarios sintieran que “se encontraban” en el avatar situado frente a ellos, es decir, tuvieron la sensación de que el cuerpo virtual era, realmente, su propio cuerpo.

De esta forma, los científicos consiguieron confundir a los voluntarios, a pesar de que su cuerpo real y el cuerpo del avatar estaban separados por una distancia de dos metros.

Sensaciones conflictivas

Los investigadores creen que estos resultados demuestran que el desprendimiento del propio cuerpo se produce cuando el cerebro está confundido por dos sensaciones conflictivas y que, por tanto, las experiencias extracorpóreas podrían no ser una prueba de ninguna “dimensión espiritual” de la existencia.

Según Blanke: «A través de la visión y el tacto, los participantes se perdieron a sí mismos. Empezaron a pensar que el avatar era su propio cuerpo. Creamos una experiencia extracorpórea parcial. Fuimos capaces de disociar tacto y visión, y de hacer que la gente creyese que su cuerpo (real) se encontraba a dos metros, enfrente de ellos”.

El científico opina que de esta manera se ha probado que las experiencias extracorpóreas son probablemente fruto de una disfunción cerebral, que se produce cuando el equilibrio entre tacto y visión se trastorna.

Las experiencias extracorpóreas son producto de un cerebro confundido

Blake añade: “En lugar de ser experiencias espirituales, las OBEs se producen por confusión cerebral. ¿Por qué pensar que es algo espiritual cuando no pensamos lo mismo del fenómeno del “miembro fantasma”” (El miembro fantasma es el nombre que recibe la percepción de sensaciones de que un miembro amputado todavía está conectado al cuerpo y sigue funcionando con el resto de éste).

Origen cerebral

Para profundizar en su investigación, los científicos utilizaron unos sensores que fueron colocados en el cráneo de los participantes para encontrar las áreas del cerebro más implicadas en la percepción de pertenencia al cuerpo real y al cuerpo virtual.

De este modo, descubrieron que eran las regiones temporoparietal y frontal del cerebro las relacionadas con estas sensaciones. Se sabe que estas regiones, situadas en la parte frontal y derecha del cerebro, son las responsables de la integración de las percepciones visual y tactil.

Un trastorno o un mal funcionamiento de los circuitos cerebrales en estas áreas podrían explicar la sensación de estar flotando sobre el cuerpo, a menuda asociada a las experiencias extracorpóreas, afirman los científicos.

Otras aplicaciones

Los descubrimientos realizados podrían tener otras aplicaciones, aparte de explicar las OBEs: esta técnica podría utilizarse en el desarrollo de juegos de ordenador para generar la sensación en los jugadores de ser proyectados en cuerpos ajenos, como robots soldados.

Asimismo, la tecnología podría emplearse para tratar trastornos de la alimentación, como la anorexia. Con ella se podría modificar la auto-percepción negativa del propio cuerpo característica de este tipo de trastornos.

En un artículo anterior, publicado en 2007 por la AAAS, se explicaba que, además, la posibilidad de proyectar la conciencia de una persona en un cuerpo virtual podría resultar útil para entrenar a la gente en delicadas tareas de “teleoperación”, destinadas a realizar operaciones quirúrgicas a distancia.

Estudios anteriores

Tal y como explicamos en otro artículo de Tendencias21, Blanke y su equipo consiguieron con anterioridad un efecto similar en una paciente de 43 años, a la que se le colocaron electrodos detrás de la oreja.

Con ellos, se estimuló una región del cerebro de la paciente conocida como Gyrus angular derecho, que es la que integra las imágenes que nos entran por los ojos con las demás percepciones corporales. De esta manera, los investigadores lograron que la participante en el estudio sintiera que estaba fuera de su cuerpo y que flotaba sobre la cama, sin llegar a perder la conciencia en ningún momento.

Anteriormente, en 1995, el psicólogo Michael Persinger, de la Universidad de Sudbury, en Ontario, obtuvo resultados similares estimulando eléctricamente diferentes regiones del cerebro.

Las experiencias extracorpóreas son relativamente frecuentes, ya que según una investigación médica realizada sobre 344 personas afectadas de paros cardíacos atendidas en 10 hospitales holandeses durante cuatro años (1988-1992), el 18% de las personas declaradas clínicamente muertas y que han vuelto a la vida declaran haber tenido una experiencia consistente en la visión de un túnel, de una luz o la sensación de haber dejado el cuerpo.

La profundización en la causa de estas experiencias podría servir para determinar la relación de la conciencia con el cerebro.

Yaiza Martinez

2 comentarios

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente