Tendencias21

Los romanos del siglo I ya utilizaban tinta metálica

Científicos de la Instalación Europea de Radiación Sincrotrónica (ESRF, Grenoble, Francia) han utilizado haces de rayos X para estudiar los papiros de Herculano, sepultados por el Vesubio en el siglo X, y han descubierto que estaban escritos con tinta metálica, un material que se creía inédito hasta cuatro siglos después.

Los romanos del siglo I ya utilizaban tinta metálica

Los papiros de Herculano, descubiertos en el siglo XVIII, fueron sepultados por la lava tras la archiconocida erupción del Monte Vesubio que destruyó las ciudades romanas de Pompeya y Herculano en el año 79 d. C. Se trata de dos mil manuscritos firmemente enrollados que quedaron reducidos a un amasijo de documentos calcinados y quebradizos. Hasta la fecha, todos los intentos de descifrar su contenido habían provocado daños importantes en los papiros, cuando no su total destrucción.

Científicos de la Instalación Europea de Radiación Sincrotrónica (ESRF, Grenoble, Francia) utilizaron un acelerador sincrotrón —capaz de generar haces de rayos X cien mil millones de veces más intensos que los que se usan en cualquier hospital moderno— para estudiar los manuscritos, e hicieron un sorprendente descubrimiento: estaban escritos con tinta metálica.

Lo extraordinario de este hallazgo es que hasta entonces la comunidad académica sostenía, basándose en la obra del historiador romano Plinio el Viejo, que en el Mundo Clásico se utilizaba una tinta elaborada con restos de carbón vegetal extraídos de los hornos de leña. El propio Plinio fue una de las víctimas de la erupción del Vesubio.

El único uso conocido de tinta metálica antes de este periodo fue para la escritura de mensajes secretos en el segundo siglo antes de Cristo. Desde alrededor de 420 d. C. , una mezcla ferrogálica metálica fue elaborada y adoptada como una nueva tinta de escritura para pergaminos. A partir de entonces las tintas metálicas se convirtieron en el estándar para los pergaminos de la Antigüedad tardía y durante la mayor parte de la Edad Media.

En enero de 2015, el equipo de investigadores utilizó el acelerador para tratar de identificar letras del alfabeto griego, e incluso palabras completas, en los textos. Posteriormente, averiguó que los rollos de papiro contenían altas concentraciones de plomo que solo podrían explicarse por su uso intencionado como componente de la tinta.

Los científicos llegaron a esta conclusión tras constatar que los niveles de metal detectados eran demasiado elevados como para deberse al contacto con agua contaminada por las tuberías de plomo que utilizaban los romanos, con los tinteros de cobre o con los estuches de bronce.

«Hallamos restos de metal —algo de plomo— en la tinta, avance este que presumiblemente no había tenido lugar hasta cuatro siglos más tarde [de la erupción del Vesubio]», comenta Emmanuel Brun, de la ESRF. Según señala Brun, «se creía que los romanos habían introducido la tinta metálica en el siglo IV».

Estos hallazgos, publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, arrojan nueva luz sobre las tecnologías de la tinta y el papel empleadas en el periodo de esplendor del Imperio romano, y no dejan ningún género de duda de que la tinta metálica se inventó varios siglos antes de lo que se pensaba.

Nuevas claves

Los estudiosos en la materia, informa Cordis, contarán a partir de ahora con nuevos fundamentos para indagar en las técnicas de escritura empleadas en la Antigüedad y tratar de leer textos de la época que se creían irrecuperables. Asimismo, podrán intentar descifrar textos desconocidos a los que nunca antes se había tenido acceso.

«Este descubrimiento posee gran trascendencia para los historiadores, pero también para quienes nos dedicamos a obtener imágenes de rayos X de los rollos de papiro», explica Brun. «Las distintas fases de este estudio sobre la tinta nos permitirán perfeccionar los próximos experimentos encaminados a descifrar el texto invisible de los papiros», a través de una mejor elección de la técnica de formación de imágenes a utilizar y las longitudes de onda seleccionadas.

Marina Cotte, científica a cargo de la línea de luz ID21, utilizada en el experimento, explica en la nota de prensa de ESRF: «Este tipo de experimento demuestra la importancia de las técnicas de imagen en el análisis de los objetos del patrimonio cultural. Gracias a potentes rayos X, el análisis puede llevarse a cabo muy rápidamente (una décima de segundo por punto), lo que nos permite adquirir grandes cantidades de datos en poco tiempo. Hemos sido capaces de barrer todas las muestras y estar seguros de la correlación entre la información química y la traza visible de las letras. Otra ventaja de utilizar el sincrotrón es que pudimos combinar fácilmente un estudio de baja resolución (análisis de todas las letras con un haz de medición de una décima de milímetro) con un estudio de alta resolución (utilizando un haz más pequeño que una milésima parte de un milímetro, un micrón)».

De los dos mil volúmenes extraídos de Herculano, unos seiscientos permanecen intactos. La mayoría son obras filosóficas escritas en griego antiguo, pero entre ellos se incluye una comedia escrita en latín.

Gracias a estos hallazgos y al perfeccionamiento de las innovadoras técnicas radiológicas utilizadas en el marco de este estudio, quizás pronto se puedan descifrar el resto de manuscritos y ampliar considerablemente nuestros conocimientos sobre la cultura, la literatura y los estilos de vida propios de la Antigüedad Clásica.

Referencias bibliográficas:

E. Brun et al.: Revealing metallic ink in Herculaneum papyri. Proceedings of the National Academy of Sciences (2016). doi: 10.1073/pnas.1519958113

P. Tack et al.: Tracking ink composition on Herculaneum papyrus scrolls: quantification and speciation of lead by X-ray based techniques and Monte Carlo simulations. Scientific Reports (2016). doi:10.1038/srep20763.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un sensor cuántico revoluciona la arqueología, la geología y la seguridad 1 marzo, 2022
    Un sensor cuántico puede dibujar con una precisión inédita el subsuelo terrestre: no solo localiza objetos y estructuras, sino que también predice terremotos y erupciones volcánicas en la décima parte del tiempo requerido por otras tecnologías.
    Redacción T21
  • Descubren los secretos de la muerte cerebral 1 marzo, 2022
    Una nueva investigación ha podido observar en directo por primera vez lo que pasa en el cerebro humano en el momento de la muerte: unas ondas cerebrales especializadas nos preparan en segundos la película de la vida que se ha relatado en las experiencias cercanas a la muerte.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • El canto tiene su propia firma neuronal en el cerebro 28 febrero, 2022
    Un nuevo estudio ha profundizado sobre la relación del cerebro con la música, al descubrir que el canto tiene una firma neuronal distinta en comparación con el habla o la música instrumental. De esta forma, se avanza en una mayor comprensión en torno a la cognición musical humana, que nos diferencia claramente de otras especies.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un mineral con forma de flor en la superficie de Marte 28 febrero, 2022
    Una extraña estructura en forma de flor fue detectada por el rover Curiosity en Marte. Aunque su forma puede engañar al observador, este objeto es en realidad una formación mineral, con estructuras delicadas formadas por la precipitación mineral del agua. 
    Pablo Javier Piacente
  • La ciencia alemana interrumpe la colaboración con Rusia 28 febrero, 2022
    Alemania ha roto la colaboración científica con instituciones estatales y empresas comerciales en Rusia con efecto inmediato, como consecuencia de la invasión de Ucrania, al mismo tiempo que expresa su solidaridad y apoyo a los científicos ucranianos.
    Redacción T21
  • Los filamentos cósmicos son como el cementerio de los elefantes para las galaxias 28 febrero, 2022
    Los filamentos cósmicos que dan forma al universo son como el cementerio de los elefantes para las galaxias: no solo determinan su evolución desde que nacen hasta que forman cúmulos, sino que también son el lugar donde llegan al final de sus vidas.
    EPFL/T21
  • La guerra de Ucrania puede comprometer la seguridad global 28 febrero, 2022
    Los científicos advierten de un posible escape de patógenos biológicos en Ucrania como consecuencia de la guerra, al mismo tiempo que las centrales nucleares están en estado de alerta máxima por los riesgos sobre los 15 reactores del país, entre ellos el de Chernobil.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Crean dimensiones sintéticas a partir de un nuevo estado de la materia 27 febrero, 2022
    Científicos norteamericanos han conseguido crear dimensiones sintéticas excitando con láser unos átomos gigantes que representan un nuevo estado de la materia. Imitan las interacciones cuánticas que se producen cuando los electrones fluctúan más allá de las dimensiones clásicas.
    Redacción T21
  • Descubren en Rio Tinto minerales que pueden secuestrar metales pesados 26 febrero, 2022
    Una nueva investigación ha detectado en la cuenca de Río Tinto unas minerales que tienen la capacidad de secuestrar metales pesados. Esos mismos minerales han sido descubiertos en Marte, lo que sugiere que en el pasado fue más húmedo y templado. Pero el científico español que participó en esta investigación, Ricardo Amils, advierte: la existencia […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • El ADN antiguo revela los cambios sociales en África que dieron forma a la historia humana 25 febrero, 2022
    El análisis del ADN antiguo permitió descubrir detalles de los cambios ocurridos hace 50.000 años en África, que explicarían cómo evolucionaron los humanos que se quedaron en el continente luego de la expansión del Homo sapiens hacia otras partes del planeta. En ese momento, casi al mismo tiempo que las personas comenzaron a mudarse a […]
    Pablo Javier Piacente