Tendencias21
Los sistemas operativos mayoritarios siguen siendo muy inseguros

Los sistemas operativos mayoritarios siguen siendo muy inseguros

La conectividad global unida al deficiente diseño de los sistema operativos mayoritarios ha hecho crecer la sensación de inseguridad en el usuario final. Esto lo ha convertido en un tema de primera línea informativa. Falta poco para el lanzamiento de la última versión del sistema operativo más extendido y dos investigadores, Vipin Kumar y Nitin Kumar, ya han revelado la existencia de vulnerabilidades serias e irreparables en su diseño. ¿Cómo es posible que multinacionales con tantos recursos cometan reiteradamente esa clase de errores en sus productos? ¿Es posible evitar esos errores?. Por Rubén Caro.

Los sistemas operativos mayoritarios siguen siendo muy inseguros

Desde que existe internet, cualquier individuo puede intentar tomar el control de cualquier ordenador que esté conectado. Para conseguir más efectividad, ese individuo puede crear un programa que automáticamente vaya infectando cada terminal por el que pasa y propagarse en todas direcciones buscando nuevas víctimas. Aunque comúnmente conocido como virus, todo software que tiene como objetivo infiltrarse en el sistema sin el conocimiento de su dueño recibe el nombre genérico de malware.

La pieza que falta en el rompecabezas es que, para que alguien consiga entrar en un ordenador, el sistema operativo (SO) debe permitírselo de alguna manera. El SO es el conjunto de programas que controla y hace funcionar el ordenador. Es el único que tiene acceso directo a la máquina y cualquier otro programa que quiera comunicarse con la máquina debe hacerlo a través de él. Una de sus tareas es precisamente permitir el acceso sólo a quien debe tenerlo.

Hoy en día, casi el 98% de los ordenadores usan SO’s creados por grandes empresas multinacionales, con grandes equipos de excelentes ingenieros que gozan de las mejores condiciones para conseguir los mejores resultados. Con el tiempo se detectan multitud de pequeños errores de funcionamiento, lógicos en cualquier construcción humana de semejante envergadura. Sólo algunos se hacen públicos. Estos pequeños fallos pueden solventarse con la aplicación de pequeñas correcciones, o parches, y no tienen mayor trascendencia.

Numerosos fallos de seguridad.

Sin embargo, algunos de esos errores, aunque conocidos, nunca acaban por corregirse. Los ingenieros Vipin Kumar y Nitin Kumar han encontrado un error irreparable en el diseño de la próxima versión, aún por salir a la venta, del SO más extendido en el mundo. Lo curioso es que ya había encontrado un fallo similar en la versión anterior, y también lo habían publicado. Aún así, no se ha corregido.

Pero hay numerosos casos de fallos de seguridad. Un caso reciente, el de un simple gusano que ha creado un estado de alerta mundial, incluso después de haberse tomado medidas. Hay casos preocupantes como la infección de terminales de cuerpos de seguridad o el del reciente bloqueo del sistema sanitario madrileño. Titulares que dicen que una gran parte de los ordenadores conectados a internet están siendo usados remotamente sin permiso del propietario. La lista es interminable, y no para de crecer. Todos estos casos tienen algo en común: todos los afectados usan diversas versiones del mismo SO.

A pesar de hacerse públicas, las vulnerabilidades más importantes no parecen corregirse nunca, versión tras versión. En torno a esta atmósfera de inseguridad, ha florecido en los últimos años una gran industria dedicada a la venta de software de seguridad. Son los conocidos como antivirus. Debido a que los creadores del SO no corrigen las deficiencias, este tipo de software es poco menos que imprescindible para los usuarios.

Científicos y usuarios han demostrado que son errores evitables.

Una comunidad de científicos y usuarios entusiastas han demostrado que estos errores son evitables. Conocidos como la comunidad del software libre, ellos proponen que se respeten los principios científicos en lo que se refiere a software. Que el conocimiento fluya libremente. Que el funcionamiento interno de los programas sea de conocimiento público.

Ellos dan base a la Ley de Linus , que establece que «Dado un número suficientemente elevado de ojos, todos los errores se convierten en obvios«. Cuanta más gente vea su funcionamiento, más posibilidades hay de que se encuentren fallos. De esta manera los fallos se publican y corrigen rápidamente. Según fuentes independientes, el software libre resulta ser más fiable, más eficiente y más seguro, precisamente por ser accesible para todos.

Puede parecer paradójico que se gane seguridad al publicar las técnicas empleadas para permanecer seguro. Es como mostrarle al ladrón, y a todo el mundo, el funcionamiento interno de la caja fuerte. Sin embargo, con estas bases no sólo se han desarrollado los sistemas operativos más seguros del mundo, como OpenBSD, y aplicaciones específicas de alto rendimiento en supercomputadores, sino que se ha desarrollado software de primer nivel y de uso generalizado. Nombres como OpenOffice, Firefox, Chrome, Thunderbird, Ubuntu, Java, Android o Apache son comunes para muchos usuarios. Por lo visto, el hecho de que todo el mundo sepa cómo funciona la caja fuerte implica que ésta es más difícil de abrir y funciona mejor. Además todo el mundo puede construir una.

Las alternativas no llegan al usuario.

A pesar de eso, las grandes multinacionales parecen interesadas en no corregir esos errores. Y es que, pese a las numerosas sanciones recibidas, estas empresas mantienen en el mercado lo que es prácticamente un monopolio. Esto impide la llegada de las alternativas al usuario medio.

La noticia es que a día de hoy, los SO’s utilizados el 98% de los ordenadores del mundo siguen siendo innecesariamente inseguros e ineficaces, a pesar de tener a su alcance la tecnología para evitarlo.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente