Tendencias21

Nace el primer observatorio astronómico que se controla gratuitamente desde Internet

Ingenieros de la Facultad de Informática de la Universidad Politécnica de Madrid (FIUPM) han puesto en marcha el primer observatorio astronómico del mundo con el que se puede trabajar remotamente desde cualquier sitio. Se trata del Observatorio Astronómico Montegancedo, al que los usuarios pueden acceder mediante un software gratuito denominado “Ciclope Astro”. Este software proporciona una serie de valiosas herramientas para llevar a cabo experimentos astronómicos. Otra de las finalidades de este proyecto es crear comunidades de internautas e impulsar el trabajo colaborativo en este campo científico. El observatorio ya lleva algunos meses funcionando. En concreto, se lleva a cabo un experimento para observar el Sol en la banda H-alfa y distinguir las manchas y protuberancias solares. Por Raúl Morales.

Nace el primer observatorio astronómico que se controla gratuitamente desde Internet

Coincidiendo con el inicio del Año Internacional de la Astronomía 2009, ha sido inaugurado oficialmente el Observatorio Astronómico Montegancedo, situado en la FIUPM e integrado en la red ASTROCAM de la Comunidad de Madrid.

Según informa la Facultad en un comunicado, se trata del primer observatorio astronómico del mundo de acceso libre y gratuito que se controla remotamente mediante un software denominado Ciclope Astro, mantenido por el grupo investigador de la FIUPM.

Este software proporciona una serie de herramientas para experimentos astronómicos, creación de escenarios y control de telescopios, cámaras y cúpulas de forma remota, y permite a cualquier internauta acceder desde su casa al observatorio para vivir diferentes experiencias astronómicas. El pasado diciembre, Ciclope Astro obtuvo el segundo premio de la octava edición de Nuevas Aplicaciones para Internet, organizado por la Cátedra de Internet de Nueva Generación.

“El Observatorio Montegancedo es para nuestro grupo un laboratorio de experimentación sobre nuevas técnicas de trabajo colaborativo vía Internet. Se pretende crear una comunidad de internautas que se interesen por una parcela del conocimiento, en este caso la Astronomía, y aprendan de una forma autónoma y autogestionada”, comenta Francisco Manuel Sánchez Moreno, que ha dirigido el proyecto, en declaraciones a Tendencias 21.

Ciclope Astro incluye herramientas colaborativas que permiten el trabajo cuando no se dispone de tiempo de observación, como por ejemplo, el procesamiento de imágenes astronómicas (astrofotografía), así como la publicación de documentos, fotos, noticias, etc.

Web 2.0

Los usuarios pueden votar por los trabajos publicados por sus compañeros, de forma que se establecerá un ranking de cualquier aportación realizada por cualquier usuario. El usuario tiene un índice de méritos, denominado “karma”, que mide su participación y la valoración que recibe por parte del resto de miembros de la comunidad. Cuanto mayor sea el karma, el usuario obtendrá más privilegios así como mayor tiempo de observación. El propietario del telescopio que desee instalar Ciclope Astro debe decidir qué funcionalidades desea instalar, quién puede acceder y qué políticas se deben aplicar.

“Es una típica web 2.0. Los usuarios pueden realizar tareas como subir fotos, artículos, votar por los trabajos de los demás, etc. En nuestro sitio no se pide ningún dato personal, tan solo un alias y un correo electrónico para poder enviarles la palabra clave”, dice Sánchez Moreno.

“El resto de información solicitada es estadística y de carácter voluntario. El software con el que hacemos nuestro portal y controlamos el observatorio es libre, y todo el contenido creado por los usuarios también lo es. La novedad de este sitio reside en que el usuario va a poder obtener tiempo de observación de un telescopio real teleoperándolo desde su casa a través de Internet”, asegura Sánchez Moreno.

Observar el Sol

Desde el mes de diciembre pasado se ha puesto en marcha en el observatorio un experimento para observar el Sol en la banda H-alfa y distinguir las manchas y protuberancias solares, además de aprender a cambiar los diferentes parámetros de las cámaras para obtener buenas imágenes astronómicas. Aunque para acceder al control del observatorio hay que realizar previamente una reserva, en cualquier momento se puede ver desde casa lo que está ocurriendo a través de cuatro webcams que actualizan sus imágenes cada 20 segundos si no se está registrado y cada segundo si el usuario está registrado.

El observatorio está ubicado en el Edificio 6 de la FIUPM, en el Campus de Montegancedo, Boadilla del Monte. Dentro de la cúpula está instalado un telescopio de 10”, robotizado y automatizado mediante ordenador, y diversos equipos que sirven tanto como servidor de las aplicaciones web, como de conexión y difusión de las imágenes y vídeos que captan las webcams dispuestas por la cúpula. Todos corren con sistemas GNU/Linux.

El principal objetivo del observatorio robotizado es controlar hasta el más mínimo detalle de un proyecto astronómico, automatizando todas las tareas y haciéndolas accesibles y controlables a través de Internet.

Antes de su inauguración el observatorio astronómico de Montegancedo ya ha tenido varias experiencias participativas de éxito. Una de ellas tuvo lugar el pasado julio, cuando colaboró en una observación divulgativa de los cráteres de la luna. La actividad se realizó en pantalla gigante en el museo Cosmo Caixa de Madrid y su retransmisión pudo seguirse en directo a través de Internet.

Hacer un comentario