Tendencias21
Nuestro universo pudo ser creado en un laboratorio

Nuestro universo pudo ser creado en un laboratorio

Una civilización avanzada podría haber creado el universo que conocemos en un laboratorio, al lograr dominar las condiciones y la tecnología que se requieren para producir «universos bebés». Múltiples generaciones permitirían acumular el material genético necesario para «alumbrar» civilizaciones mucho más avanzadas que la nuestra.

El afamado científico de Harvard Avi Loeb sugiere en un artículo de opinión publicado en Scientific American que nuestro universo pudo ser creado en un laboratorio por una civilización más avanzada, a través de un túnel cuántico. Además, el desarrollo de tecnologías de gravedad cuántica puede elevarnos también a nosotros a una civilización de «clase A», capaz de crear un universo nuevo.

Un túnel cuántico es un fenómeno observable en el mundo microscópico: sucede cuando en ocasiones las partículas pueden atravesar paredes o barreras y acceder a sitios que deberían estar fuera de su alcance, aunque no tengan energía suficiente para hacerlo. Esa sería la forma a través de la cual el universo creado pudo manifestarse en la realidad.

En tanto, la gravedad cuántica es un campo de la física teórica que intenta unificar la descripción de tres de las fuerzas fundamentales de la naturaleza (electromagnetismo, fuerza nuclear fuerte y fuerza nuclear débil) con la cuarta fuerza fundamental: la gravedad. Esta integración entre la teoría cuántica de campos y la teoría general de la relatividad haría posible el desarrollo de la tecnología requerida para que una civilización «superinteligente» pueda crear un nuevo universo, a imagen y semejanza del que habita, según Loeb.

La pregunta eterna

El enigma sobre lo sucedido en el momento previo al Big Bang es quizás el mayor desafío que afronta la ciencia. Acceder a la respuesta permitiría terminar con una extensa cantidad de especulaciones y teorías, que van desde el surgimiento del universo a través del colapso de la materia en el interior de un agujero negro, hasta su aparición por una fluctuación del vacío, entre tantas otras posibilidades.

Para Avi Loeb, esa inquietud primordial, que ha desvelado por igual al pensamiento científico, la filosofía y las religiones, podría resolverse por un camino alternativo: la existencia de una civilización más avanzada que ha adquirido la capacidad de crear nuevos universos en un laboratorio.

Su opinión no es una más: Loeb fue presidente durante nueve años del Departamento de Astronomía de la Universidad de Harvard, director fundador de la Iniciativa Agujero Negro de Harvard y director del Instituto de Teoría y Computación del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica. Además, actualmente es miembro del Consejo de Asesores de Ciencia y Tecnología del Presidente de los Estados Unidos.

Tema relacionado: Replican en laboratorio las reacciones químicas que originaron el Universo.

Civilizaciones que ascienden de categoría

De acuerdo a la concepción de Loeb, esta civilización de «Clase A» habría logrado unificar la idea de un creador, propia de las religiones, con las nociones científicas inherentes a la gravedad cuántica. En consecuencia, dominaría las claves para gestar un universo desde cero, en el marco de un sistema biológico que se sustentaría en la acumulación de información genética intergeneracional, para propiciar así la evolución de las civilizaciones.

De esta forma, en el esquema de Loeb habría lugar para civilizaciones de «Clase C» o «Clase D» como la nuestra, que todavía no han logrado crear las condiciones necesarias para reproducir la habitabilidad de su planeta y ser independientes de su estrella o (incluso) que destruyen su propio hábitat mediante tecnologías que no son compatibles con su planeta.

Como este sistema hipotético supone la posibilidad de ir «ascendiendo» en la escala de las civilizaciones, también existirían las de «Clase B»: serían las que han logrado ajustar las condiciones de su entorno inmediato para que sea independiente de su estrella anfitriona. De allí en más, solo queda el acceso a la categoría máxima: las civilizaciones de «Clase A», que podrían dominar a voluntad la creación de «universos bebés».

Si esta noción fuera la correcta, la humanidad debería bajarse del pedestal que la posiciona como una «civilización elegida» para manifestar el milagro de la vida en el universo: por el contrario, sería solamente un eslabón más de una cadena intergeneracional a través de la cual múltiples civilizaciones van avanzando, hasta poder recrear y reproducir las características del universo que las contiene.

Referencia

Was Our Universe Created in a Laboratory?. Avi Loeb. Scientific American (2021).

Foto: el universo contendría civilizaciones avanzadas capaces de gestar nuevos «universos bebé». Crédito: NASA, ESA, HEIC y The Hubble Heritage Team (STScI / AURA).

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

1 comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un nuevo cohete chino fuera de control amenaza a la Tierra 3 noviembre, 2022
    China permitirá una vez más que un cohete fuera de control caiga del cielo, concretamente este 4 de noviembre: no es la primera vez que una etapa del cohete Long March 5B puede caer sobre un área poblada. La estructura, de 21 toneladas métricas, ha comenzado un reingreso descontrolado y potencialmente peligroso a la atmósfera […]
    Pablo Javier Piacente
  • La reproducción en ratones responde a criterios de calidad neuronal y la agresión a la cantidad 3 noviembre, 2022
    El cerebro del ratón dispone de una puerta que regula la activación de neuronas según se precise aparearse con una hembra o atacar a otro macho: en el primer caso opta por la calidad, en el segundo por la cantidad de neuronas implicadas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Explican científicamente por qué los gatos tienen siete vidas 3 noviembre, 2022
    Una combinación de la reducción de la velocidad de aterrizaje debido a la aerodinámica, de las propiedades de resorte de sus patas y de la relación entre la masa corporal y el diámetro de sus huesos, le dan al gato las siete vidas que se le atribuyen.
    N+1/T21
  • Los colores que vemos viven en nuestros ojos, nuestro cerebro, nuestra cultura y el entorno 2 noviembre, 2022
    El color está en los ojos y el cerebro del espectador: la forma en que vemos y describimos los tonos varía ampliamente entre las personas por múltiples razones. Según un nuevo estudio, estas variaciones están determinadas por variables como nuestra estructura ocular individual, la forma en que nuestro cerebro procesa las imágenes, qué idioma hablamos […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los agujeros negros en estado cuántico rompen los límites de lo extraño 2 noviembre, 2022
    El Universo nos está revelando que siempre es más extraño, misterioso y fascinante de lo que la mayoría de nosotros podríamos haber imaginado: un nuevo estudio ha descubierto que los agujeros negros, afectados por el fenómeno de superposición cuántica, pueden tener masas muy diferentes al mismo tiempo: extrapolando esta idea a una persona, significaría que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Pistas químicas resuelven uno de los misterios de los violines Stradivarius 2 noviembre, 2022
    Unas pistas químicas han resuelto uno de los misterios que convierten a los Stradivarius en los mejores violines del mundo: la madera contiene un tratamiento a base de proteínas que podría influir en el sonido del instrumento, dándole su inconfundible claridad.
    CERIC/T21
  • Las matemáticas descubren cuál es la mejor defensa para un equipo de fútbol 2 noviembre, 2022
    Físicos argentinos han desarrollado un modelo informático fabricado con imágenes reales de partidos de fútbol que calcula la mejor defensa para un equipo: lo que marca la diferencia no es la cooperación para los pases, sino la distancia entre los jugadores.
    N+1/T21
  • Identifican en Marte el impacto de meteorito más grande registrado en el Sistema Solar 1 noviembre, 2022
    Un seismo que sacudió el planeta rojo en 2021 fue el resultado del impacto de un meteorito masivo, según revelaron los científicos de la NASA. Se trata del impacto de meteorito más grande registrado hasta hoy en todo el Sistema Solar: el cráter producido mide 150 metros de ancho y 21 metros de profundidad. Al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un enorme asteroide potencialmente peligroso para la Tierra 1 noviembre, 2022
    Un asteroide cercano y potencialmente peligroso es el más grande identificado en los últimos 8 años, según los investigadores. Con casi un kilómetro y medio de ancho, desarrolla una órbita que, en el futuro, podría acercarlo lo suficiente a la Tierra como para plantear un grave problema y poner a prueba los sistemas de defensa […]
    Pablo Javier Piacente
  • Podría haber 4 quintillones de objetos extraterrestres en nuestro sistema solar 1 noviembre, 2022
    En nuestro sistema solar podría haber hasta 4 quintillones de objetos tecnológicos extraterrestres. La mayoría serían muy pequeños para ser detectados, pero otros podrían ser como el misterioso Oumuamua, según astrónomos de Harvard.
    Eduardo Martínez de la Fe