Tendencias21
Nuevo avance hacia la vida artificial a partir del aminoácido 21, inédito en la naturaleza

Nuevo avance hacia la vida artificial a partir del aminoácido 21, inédito en la naturaleza

La bacteria enriquecida hace dos años con un aminoácido de más, inédito en la naturaleza, produce proteínas y se comporta como las demás bacterias, según han comprobado los creadores de este nuevo fenómeno biológico que abre el camino a la consecución de vida artificial en los laboratorios. Por Raúl Morales.

Nuevo avance hacia la vida artificial a partir del aminoácido 21, inédito en la naturaleza

Un nuevo avance hacia la consecución de la vida artificial ha sido conseguido por el Instituto Scripps de La Jolla, California. Hace dos años, el químico Peter Schultz consiguió fabricar una bacteria, la E. Coli, que tenía un aminoácido de más, conocido como p-aminofenilalanina (pAF).

Los aminoácidos son la base de la vida. Integrados en las células, contribuyen a la producción de las proteínas que necesita nuestro cuerpo.

Sin embargo, a pesar de su importancia, sólo hay un total de 20 aminoácidos en toda la naturaleza. Lo que consiguió Schultz hace dos años, fue que la bacteria E. Coli tuviera un aminoácido más, el 21.

Toda una proeza tecnológica que se ha completado ahora, al conseguirse que el aminoácido inédito en la naturaleza contribuya también, como los demás aminoácidos, al crecimiento de la bacteria y a producir proteínas.

El proceso de la investigación y sus resultados está publicado en la última edición del Journal of the American Chemical Society.

Hacia la vida artificial

Este resultado constituye por sí mismo un importante avance en el desarrollo de la pretendida forma de vida artificial desde los fundamentos biológicos más elementales, como son los aminoácidos.

Por un lado, abre esperanzas al desarrollo controlado de formas de vida inéditas en la naturaleza, a partir de la evolución de unos organismos enriquecidos con elementos biológicos nuevos creados por los humanos.

Por otro lado, contribuye a profundizar en el conocimiento de los mecanismos que rigen la evolución biológica, al mismo tiempo que facilita el uso de estos conocimientos con fines médicos, sin olvidar el valor añadido del eventual perfeccionamiento de la especie.

Por último, esta investigación sugiere que, aunque la biología conocida ha funcionado durante tres o cuatro mil millones de años con sólo 20 aminoácidos, la naturaleza podría haber creado más aminoácidos en otras condiciones, como hemos hecho los humanos a partir de los escasos conocimientos que tenemos del fenómeno de la evolución que llamamos vida.

Nuevas respuestas

De esta forma, las consabidas preguntas de ¿por qué los sistemas biológicos utilizan sólo 20 aminoácidos?, o ¿por qué la evolución no ha dado lugar a la aparición de otros nuevos?, o ¿pueden aparecer nuevas propiedades biológicas a partir de este nuevo aminoácido?, quedan abiertas a nuevas y sugerentes respuestas.

La Tierra, según se sabe hasta ahora, es el único lugar donde ha aparecido y evolucionado la vida. El fenómeno de la vida es muy variado y diverso, pero se sustenta en dos principios: la utilización del ADN como medio de transmisión genética y la utilización de 20 aminoácidos para formar las proteínas de sus organismos.

Lo que han conseguido estos científicos es modificar ejemplares de la conocida bacteria Escherichia coli para forzar la producción de un nuevo aminoácido, denominado p-aminofenilalanina (pAF), a partir de material orgánico.

Han comprobado, mediante técnicas analíticas, que el pAF quedaba incorporado de manera normal en las cadenas proteínicas, lo que permite tener un organismo totalmente autónomo para estudiar qué ocurre en competencia con otras bacterias de su especie que sólo disponen de los 20 aminoácidos clásicos.

Tema relacionado:
Un nuevo aminoácido natural llamado pirrolisina

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • El cerebro es como una máquina del tiempo 6 febrero, 2022
    El cerebro actualiza cada 15 segundos la información que procede de los ojos para que podamos gestionar la vida cotidiana sin que caigamos en alucinaciones. Es como una máquina del tiempo que nos proporciona estabilidad visual.
    Redacción T21
  • Las ardillas tienen el secreto de los viajes al espacio profundo 5 febrero, 2022
    La pérdida de masa muscular que sufren los astronautas en el entorno de gravedad cero del espacio se puede subsanar replicando el mecanismo natural que usan las ardillas para hibernar y despertarse meses después en perfecto estado físico.
    Redacción T21
  • Las primeras células se agruparon de forma autónoma, tanto en la Tierra como en Marte 4 febrero, 2022
    La formación autónoma de poblaciones de protocélulas o células primitivas, utilizando la energía presente en superficies naturales, podría haber sido el punto de partida de una ruta que habría culminado en la transformación de entidades no vivas en organismos vivos, según un nuevo estudio. 
    Pablo Javier Piacente
  • El agua de la Tierra existía antes que surgiera nuestro planeta 4 febrero, 2022
    La composición química del agua que hoy disfrutamos en la Tierra y que es primordial para la vida existía desde mucho antes de la formación de nuestro planeta: se conformó gracias a depósitos de gas que incluían vapor de agua, en los primeros 200.000 años del Sistema Solar.
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Existe un mundo paralelo oculto? Un experimento con neutrones parece sugerirlo 4 febrero, 2022
    Un experimento desarrollado con neutrones en el reactor nuclear de Grenoble ha descubierto nuevos indicios de que las partículas que desaparecen inexplicablemente podrían haber emigrado a un universo paralelo. Y pueden volver al nuestro.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Las lunas podrían ser la clave para que los planetas alberguen vida 3 febrero, 2022
    Las lunas podrían ser un elemento crucial para que un planeta tenga la capacidad de albergar vida: según un nuevo estudio, los satélites naturales deben ser grandes en proporción al tamaño del planeta anfitrión, para que las posibilidades de hallar vida se incrementen.
    Pablo Javier Piacente
  • El Sol produce grietas en la magnetosfera de la Tierra 3 febrero, 2022
    El campo magnético de la Tierra o magnetosfera nos protege del viento solar y de los efectos perjudiciales del clima espacial, pero no siempre ofrece una protección completa. Un mecanismo en la magnetosfera permite que las partículas solares se deslicen a través de esta primera línea de defensa, generando un proceso que puede debilitar ciertas […]
    Pablo Javier Piacente
  • El grafeno sirve para generar materia y antimateria a partir del vacío 3 febrero, 2022
    El grafeno puede utilizarse para imitar la producción de partículas y antipartículas que se produce en el vacío que rodea a las estrellas de neutrones. Genera electrones supralumínicos que proporcionan una corriente eléctrica superior a la permitida por la física cuántica de la materia condensada.
    Redacción T21
  • Muchos exoplanetas similares a la Tierra pueden tener vida 3 febrero, 2022
    Una investigación ha descubierto que muchos de los 1.500 exoplanetas similares a la Tierra que han sido identificados pueden tener poderosos campos magnéticos que los protegen de la radiación cósmica y favorecen las condiciones para la vida.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Las bacterias intestinales practican sexo para obtener vitamina B12 2 febrero, 2022
    Se sabía que las bacterias intestinales necesitan vitamina B12, pero una nueva investigación muestra que estas bacterias transfieren genes a través del "sexo" para adquirir sus vitaminas. Los microbios intestinales beneficiosos comparten la capacidad de adquirir este preciado recurso entre sí a través de un proceso llamado "sexo bacteriano".
    Pablo Javier Piacente