Tendencias21
Primer robot que se mueve por la energía de un músculo cardiaco

Primer robot que se mueve por la energía de un músculo cardiaco

Un micro robot que mueve sus piernas merced a la energía que le aporta el músculo cardiaco de una rata ha sido desarrollado en la Universidad de California. Una de las primeras aplicaciones de este dispositivo biomecánico será ayudar a las personas con problemas respiratorios, ya que usaría un tejido procedente de las células del propio paciente y se nutriría de la glucosa presente en la sangre. El invento abre la puerta al desarrollo de híbridos, mitad máquina, mitad seres biológicos, capaces de desarrollar enormemente las potencialidades humanas y la supervivencia de la especie. Por Raúl Morales.

Primer robot que se mueve por la energía de un músculo cardiaco

El primer robot que se mueve por la energía de un músculo ha sido creado en los laboratorios de la Universidad de California. En realidad se trata de un micro robot de silicio cuyas piernas se mueven mediante el impulso del músculo del corazón de una rata que fue debidamente manipulado antes del experimento.

Tal como explica al respecto Newscientis, el dispositivo que permite la proeza es un arco de silicio de 50 micrómetros de ancho (un micrómetro es la millonésima parte de un metro) que se contrae y relaja gracias a un tejido fino cardiaco unido a su parte inferior.

Eso quiere decir que el dispositivo de mueve sin necesidad de electricidad, ya que el músculo cardiaco, que imprime movimientos a la micromáquina, obtiene su energía de la glucosa contenida en una placa de Petri (disco de plástico o vidrio con tapa, que se usa en los laboratorios para hacer cultivos).

Uno de los aspectos más importantes de esta proeza tecnológica es que se ha conseguido anclar de manera automatizada el tejido muscular a una sustancia como el silicio sin que por ello el músculo pierda su capacidad motriz.

En tres días

Para conseguirlo, los investigadores cultivaron células del músculo cardiaco de una rata en una placa de Petri sumergida en un medio de glucosa, con la finalidad de aumentar su tamaño. Su adhesión al dispositivo la consiguieron mediante una película de oro depositada en la parte inferior del arco.

En tres días, las células del músculo cardiaco de la rata crecieron y sus fibras se unieron a la película de oro, formando un nervio muscular que se adaptó a las dimensiones del arco del dispositivo, dotándole así de una capacidad de movimiento.

Las aplicaciones de este invento son muy prometedoras, aunque deberá todavía ser perfeccionado y demostrar su eficacia fuera del laboratorio. La idea de sus inventores es que este dispositivo puede ser de gran ayuda a las personas que tienen paralizados los nervios respiratorios.

Aplicaciones futuristas

Según sus creadores, estos microrobots pueden recuperar la capacidad de oxigenación sin la ayuda de un ventilador. El tejido que se usaría para su fabricación procedería de las células del propio corazón del paciente, lo que evitaría el rechazo. Finalmente, este músculo “artificial” se nutriría de la glucosa presente en la sangre.

Hay otras aplicaciones evidentes, aunque no se mencionen, ya que introducir movilidad muscular en un robot abre la puerta al desarrollo de híbridos, mitad máquina, mitad seres biológicos, capaces de desarrollar enormemente las potencialidades humanas y la supervivencia de la especie.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los abismos oceánicos están profusamente poblados de vida prístina 7 febrero, 2022
    Los abismos oceánicos triplican la diversidad microbiana de los niveles superiores de los mares terrestres, pero la mayor parte de esa vida es desconocida por la ciencia: lo revela el análisis de casi 1.700 muestras y dos mil millones de secuencias de ADN recogidas en todo el mundo.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • El universo temprano estaba siete veces más caliente que el actual 7 febrero, 2022
    El universo temprano tenía una temperatura siete veces mayor que la actual, han comprobado los astrofísicos: utilizaron una nube de vapor de agua proyectada por una lejana galaxia para observar el estado del Universo en sus primeras etapas. Nueva puerta para el estudio de la energía oscura.
    Redacción T21
  • El cerebro es como una máquina del tiempo 6 febrero, 2022
    El cerebro actualiza cada 15 segundos la información que procede de los ojos para que podamos gestionar la vida cotidiana sin que caigamos en alucinaciones. Es como una máquina del tiempo que nos proporciona estabilidad visual.
    Redacción T21
  • Las ardillas tienen el secreto de los viajes al espacio profundo 5 febrero, 2022
    La pérdida de masa muscular que sufren los astronautas en el entorno de gravedad cero del espacio se puede subsanar replicando el mecanismo natural que usan las ardillas para hibernar y despertarse meses después en perfecto estado físico.
    Redacción T21
  • Las primeras células se agruparon de forma autónoma, tanto en la Tierra como en Marte 4 febrero, 2022
    La formación autónoma de poblaciones de protocélulas o células primitivas, utilizando la energía presente en superficies naturales, podría haber sido el punto de partida de una ruta que habría culminado en la transformación de entidades no vivas en organismos vivos, según un nuevo estudio. 
    Pablo Javier Piacente
  • El agua de la Tierra existía antes que surgiera nuestro planeta 4 febrero, 2022
    La composición química del agua que hoy disfrutamos en la Tierra y que es primordial para la vida existía desde mucho antes de la formación de nuestro planeta: se conformó gracias a depósitos de gas que incluían vapor de agua, en los primeros 200.000 años del Sistema Solar.
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Existe un mundo paralelo oculto? Un experimento con neutrones parece sugerirlo 4 febrero, 2022
    Un experimento desarrollado con neutrones en el reactor nuclear de Grenoble ha descubierto nuevos indicios de que las partículas que desaparecen inexplicablemente podrían haber emigrado a un universo paralelo. Y pueden volver al nuestro.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Las lunas podrían ser la clave para que los planetas alberguen vida 3 febrero, 2022
    Las lunas podrían ser un elemento crucial para que un planeta tenga la capacidad de albergar vida: según un nuevo estudio, los satélites naturales deben ser grandes en proporción al tamaño del planeta anfitrión, para que las posibilidades de hallar vida se incrementen.
    Pablo Javier Piacente
  • El Sol produce grietas en la magnetosfera de la Tierra 3 febrero, 2022
    El campo magnético de la Tierra o magnetosfera nos protege del viento solar y de los efectos perjudiciales del clima espacial, pero no siempre ofrece una protección completa. Un mecanismo en la magnetosfera permite que las partículas solares se deslicen a través de esta primera línea de defensa, generando un proceso que puede debilitar ciertas […]
    Pablo Javier Piacente
  • El grafeno sirve para generar materia y antimateria a partir del vacío 3 febrero, 2022
    El grafeno puede utilizarse para imitar la producción de partículas y antipartículas que se produce en el vacío que rodea a las estrellas de neutrones. Genera electrones supralumínicos que proporcionan una corriente eléctrica superior a la permitida por la física cuántica de la materia condensada.
    Redacción T21