Tendencias21

Programan robots submarinos para que tomen decisiones de forma autónoma

Científicos de EE.UU. han demostrado que se pueden programar vehículos robóticos submarinos para que tomen decisiones en tiempo real, y puedan así hacer seguimiento de grupos de animales, como calamares, que se mueven rápidamente. De ese modo, no hay que subirlos a superficie y programarlos, para que cuando vuelvan al agua los animales ya hayan desaparecido.

Programan robots submarinos para que tomen decisiones de forma autónoma

Más del 70 por ciento de la superficie de la Tierra está cubierta por agua, y sin embargo, los científicos saben más sobre el espacio que sobre lo que ocurre en el océano. Para tratar de mejorar su comprensión del medio marino están utilizando vehículos submarinos autónomos (AUV, por sus siglas en inglés), vehículos robóticos programables que pueden estudiar de forma independiente el océano y sus habitantes.

Sin embargo, los datos recogidos por los AUV requieren tiempo para analizarse e interpretarse, y los científicos a menudo pierden la capacidad para utilizar esta información crítica en tiempo real.

Mark Moline, director de la Escuela de Ciencias y Regulación del Mar de la Universidad de Delaware (EE.UU.), ha co-escrito recientemente un artículo en la revista Robotics sobre la ventaja de conectar sistemas de sensores múltiples a bordo de un AUV para que el vehículo pueda sintetizar datos de sonido en tiempo real, de modo que pueda tomar de forma independiente decisiones sobre qué medidas tomar a continuación.

La idea se le ocurrió a Moline y Kelly Benoit-Bird, colega de la Universidad Estatal de Oregón y co-autora del artículo, mientras llevaban a cabo estudios de distribución a gran escala de organismos marinos en la Lengua del Océano, una profunda fosa oceánica que separa las islas de Andros y de Nueva Providencia en las Bahamas. Moline y Benoit-Bird estaban investigando si fuentes de alimentos como el pescado, el krill y los calamares juegan un papel en la atracción de las ballenas hacia la región.

Mientras estaban allí, los investigadores decidieron realizar un sencillo experimento para probar si un AUV modular apropiado para la investigación en aguas profundas llamado Remus600 podría ser programado para tomar decisiones autónomamente y desencadenar nuevas misiones en su entorno basándose en información biológica -por ejemplo un cierto tamaño o concentración de calamares-.

«Sabíamos que el vehículo tenía más capacidad de la que previamente había aplicado», dice Moline en la información de la universidad. Moline es co-fundador del Laboratorio de Descubrimientos en Robótica de la universidad.

Lograr esta tarea es más difícil de lo que uno podría pensar. Por un lado, el océano es un entorno dinámico que siempre está cambiando y en movimiento. Del mismo modo, los organismos marinos como el calamar están en constante movimiento, son empujados por las corrientes, migran, nadan, y cambian de comportamiento. «Lo que se ve en un momento dado va a cambiar un momento más tarde», dice Moline.

Programación

Los investigadores pre-programaron los ordenadores a bordo de Remus para que tomaran ciertas decisiones. Mientras exploraba la topografía del océano entre 500 y 900 metros por debajo de la superficie, los ordenadores a bordo analizabab los datos de sónar de organismos marinos en el agua en función de su tamaño y densidad.

Cuando los sensores acústicos a bordo del vehículo detectaron el tamaño y la concentración exactos de calamares, provocaron una segunda misión: comunicar la posición del robot en el agua y luego ejecutar una cuadrícula preprogramada para mapear la zona con un detalle más fino.

  1. Esta exploración más exhaustiva reveló una colección muy concentrada de calamar en un área y una segunda menos densa de calamares de tamaño similar a medida que la exploración se trasladaba de norte a sur. De acuerdo con Moline, son detalles que podrían haberse pasado por alto si Remus sólo hubiera estado programado para viajar en línea recta.

«Fue una prueba muy sencilla que demuestra que es posible utilizar la acústica para encontrar una especie, hacer que un AUV busque tamaños específicos de esa especie, y seguirla, todo ello sin tener que recuperar el vehículo y volver a programarlo para que cace algo que probablemente llevará desaparecido mucho tiempo para cuando el vehículo esté listo», dice.

A los investigadores también les gustaría saber cómo se distribuyen horizontalmente en la columna de agua el calamar y otras presas, y cómo cambian estas distribuciones en función de las condiciones oceanográficas o la presencia o ausencia de depredadores, como las ballenas.

La combinación de las tecnologías de robótica disponibles para explorar el agua de esta manera pueden ayudar a llenar los vacíos de información. Con bucles de toma de decisiones múltiples, explica Moline, un AUV podría seguir a los calamares u otras especies, ver dónde van, y crear una hoja de ruta continua de sus viajes a través del océano. Observaría así si los grupos se dividen en subgrupos, se dispersan o se congregan con más fuerza, y cómo afectan estos cambios.

Otra opción es programar los AUV para que observe una determinada especie, o una combinación de depredadores y presas.

Referencia bibliográfica:

Mark Moline, Kelly Benoit-Bird. Sensor Fusion and Autonomy as a Powerful Combination for Biological Assessment in the Marine Environment. Robotics (2016). DOI: 10.3390/robotics5010004.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Crean dimensiones sintéticas a partir de un nuevo estado de la materia 27 febrero, 2022
    Científicos norteamericanos han conseguido crear dimensiones sintéticas excitando con láser unos átomos gigantes que representan un nuevo estado de la materia. Imitan las interacciones cuánticas que se producen cuando los electrones fluctúan más allá de las dimensiones clásicas.
    Redacción T21
  • Descubren en Rio Tinto minerales que pueden secuestrar metales pesados 26 febrero, 2022
    Una nueva investigación ha detectado en la cuenca de Río Tinto unas minerales que tienen la capacidad de secuestrar metales pesados. Esos mismos minerales han sido descubiertos en Marte, lo que sugiere que en el pasado fue más húmedo y templado. Pero el científico español que participó en esta investigación, Ricardo Amils, advierte: la existencia […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • El ADN antiguo revela los cambios sociales en África que dieron forma a la historia humana 25 febrero, 2022
    El análisis del ADN antiguo permitió descubrir detalles de los cambios ocurridos hace 50.000 años en África, que explicarían cómo evolucionaron los humanos que se quedaron en el continente luego de la expansión del Homo sapiens hacia otras partes del planeta. En ese momento, casi al mismo tiempo que las personas comenzaron a mudarse a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Dos monstruosas ondas de choque, más grandes que la Vía Láctea, se propagan por el espacio 25 febrero, 2022
    Una gigantesca colisión de dos cúmulos de galaxias estremeció al Universo hace 1.000 millones de años: produjo un par de ondas de choque de proporciones descomunales, que en la actualidad brillan intensamente en longitudes de onda de radio, abarcando un espacio sesenta veces superior al diámetro estimado de 100.000 años luz de la Vía Láctea. […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los dinosaurios murieron en primavera 25 febrero, 2022
    La extinción de los dinosaurios ocurrió en la primavera de hace 66 millones de años, lo que explica por qué muchas aves y mamíferos sobrevivieron al impacto de un asteroide de 10 kilómetros de ancho que resultó demoledor para la vida en todo el planeta.
    InsideScience/T21
  • Neuronas y dendritas especializadas desarrollan la matemática cerebral 25 febrero, 2022
    Dos investigaciones diferentes han desvelado la importancia de las matemáticas para el cerebro: no solo tiene neuronas especializadas en sumar y restar, sino también dendritas que realizan cálculos complejos para procesar la información sensorial.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren en Inglaterra una “cápsula del tiempo” de la Edad de Hierro 24 febrero, 2022
    Una “cápsula del tiempo” descubierta en el noroeste de Inglaterra es el registro más completo de la vida de la Edad del Hierro jamás recuperado: diez casas circulares y más de 5.000 artefactos, que datan del año 800 antes de Cristo, permitirán entender por primera vez y en profundidad las prácticas culturales y rituales de […]
    Pablo Javier Piacente
  • Revolucionario descubrimiento sobre una misteriosa y rápida señal de radio 24 febrero, 2022
    Una investigación ha descubierto que una serie de ráfagas de radio rápidas (FRB) detectadas el año pasado no solo se ubican mucho más cerca de nosotros de lo que pensábamos, sino que además aparecen en un cúmulo globular, un grupo de estrellas muy antiguas, algo totalmente inesperado y revolucionario para los astrónomos.
    Pablo Javier Piacente
  • Los metamateriales pueden resolver ecuaciones a la velocidad de la luz 24 febrero, 2022
    La computación analógica basada en interacciones de ondas electromagnéticas con metamateriales ha hecho posible el diseño de un ordenador analógico óptico y compacto que puede resolver ecuaciones diferenciales casi al instante.
    N+1/T21
  • La criptografía cuántica funciona también a través del aire urbano 24 febrero, 2022
    Físicos rusos han probado con éxito la criptografía cuántica por el aire en un entorno urbano: combinaron equipos de seguridad de la información cuántica con tecnología de transmisión de datos por láser y evaluaron la influencia de las condiciones climáticas en la calidad de su sincronización.
    Eduardo Martínez de la Fe