Tendencias21

Ratones con esclerosis múltiple mejoran al tratarlos con células madre humanas

Ratones afectados una enfermedad similar a la esclerosis múltiple han conseguido caminar en menos de dos semanas de tratamiento gracias a un tratamiento con células madre humanas. Los científicos pensaban que las rechazarían, y de hecho a la semana habían desaparecido de sus cuerpos, pero en ese periodo habían mejorado la función nerviosa de manera notable. Por Carlos Gómez Abajo.

Ratones con esclerosis múltiple mejoran al tratarlos con células madre humanas

Ratones severamente incapacitados por una enfermedad similar a la esclerosis múltiple (EM) han conseguido caminar en menos de dos semanas de tratamiento con células madre humanas. El hallazgo ha sido publicado en línea esta semana, en la revista Stem Cell Reports.

Cuando los científicos trasplantaron células madre humanas en ratones con EM, predijeron que las células serían rechazadas, al igual que se rechaza un trasplante de órganos.

Al no esperar ningún beneficio para los ratones, se sorprendieron cuando el experimento dio resultados espectaculares. «Mi compañero de postdoctorado Lu Chen vino y me dijo: «Los ratones están caminando». Yo no le creí», reconoce el co-autor principal Tom Lane, profesor de patología en la Universidad de Utah (EE.UU.), que comenzó el trabajo en la Universidad de California en Irvine.

En tan sólo 10 o 14 días, los ratones recuperaron habilidades motoras, informa la Universidad de Utah en una nota de prensa recogida por Newswise. Seis meses más tarde, no mostraron signos de desaceleración.

Más de 2,3 millones de personas en todo el mundo tienen EM, una enfermedad donde el sistema inmune ataca la mielina, una capa aislante que rodea las fibras nerviosas. El daño resultante inhibe los impulsos nerviosos, produciendo síntomas que incluyen dificultad para caminar, problemas de visión, fatiga y dolor. Los ratones con EM tratados con células madre humanas experimentan una reversión de los síntomas, al repararse la mielina dañada.

Contraintuitivamente, la predicción original de los investigadores de que los ratones rechazarían las células madre, se hizo realidad. No había señales de las células después de una semana. En el breve periodo en el que estuvieron en el cuerpo de los ratones, enviaron señales químicas que indicaron a las células del propio ratón que reparar los daños causados ​​por la EM.

Con los ensayos clínicos como el objetivo a largo plazo, los próximos pasos son evaluar la durabilidad y seguridad de la terapia con células madre en ratones.

Neuronas motoras

Recientemente, científicos de dos universidades inglesas han desarrollado a partir de células madre unas neuronas motoras que, trasplantadas a músculos con células nerviosas dañadas, ayudan a controlarlos mediante pulsos de luz azul. Por el momento, el método sólo se ha probado en ratones, aunque podría utilizarse en personas con lesiones en la médula espinal.

La técnica tiene la capacidad de restaurar la función de músculos paralizados por problemas tales como la enfermedad de la motoneurona y la lesión de la médula espinal, y ha sido desarrollada por científicos del University College de Londres y el King’s College de Londres.

El equipo probó el método en ratones que tenían lesionados los nervios que inervan los músculos de las patas traseras. Las neuronas motoras derivadas de células madre trasplantadas crecían a lo largo de los nervios lesionados para conectar con éxito con los músculos paralizados, que luego podían ser controlados con pulsos de luz azul.

Referencia bibliográfica:

Lu Chen, Ronald Coleman, Ronika Leang, Ha Tran, Alexandra Kopf, Craig M. Walsh, Ilse Sears-Kraxberger, Oswald Steward, Wendy B. Macklin, Jeanne F. Loring, Thomas E. Lane. Human Neural Precursor Cells Promote Neurologic Recovery in a Viral Model of Multiple Sclerosis. Stem Cell Reports (2014). DOI: 10.1016/j.stemcr.2014.04.005.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario