Tendencias21

Routers Wi-Fi que alimentan dispositivos con energía inalámbrica

La Universidad de Washington (Seattle, EE.UU.) ha diseñado un sistema para aprovechar los ‘routers’ Wi-Fi como fuentes de energía inalámbrica para pequeños dispositivos, como cámaras o pulseras de actividad física. El objetivo es aumentar la potencia emitida y alimentar la Internet de las Cosas. Por Carlos Gómez Abajo.

Routers Wi-Fi que alimentan dispositivos con energía inalámbrica

Ingenieros de la Universidad de Washington (Seattle, EE.UU.) han desarrollado una nueva tecnología que utiliza un router Wi-Fi -una fuente de energía ubicua en los entornos cerrados, pero aún no explotada- para alimentar los dispositivos electrónicos. Podría ayudar al desarrollo de la Internet de las Cosas, al eliminar la necesidad de conectar los sensores de ésta a una fuente de energía.

El sistema de Alimentación a Través de Wi-Fi (PoWiFi, en inglés) es una de las tecnologías más innovadoras del año, según la revista Popular Science, que la incluyó en sus premios Lo Mejor de lo Nuevo de 2015, anunciados el miércoles.

La tecnología fue noticia en junio cuando los investigadores publicaron un artículo que muestra cómo captar energía a partir de señales Wi-Fi para alimentar un simple sensor de temperatura, una cámara de escala de grises de baja resolución y un cargador para una pulsera de seguimiento de la actividad física.

El documento final será presentado en diciembre en la Conferencia CoNEXT, de la Asociación de Máquinas de Computación (ACM), en Heidelberg, Alemania, sobre experimentos y tecnologías de red emergentes.

«Por primera vez hemos demostrado que se pueden utilizar los dispositivos Wi-Fi para alimentar sensores de cámaras y otros dispositivos», dice el autor principal Vamsi Talla, estudiante de doctorado en ingeniería eléctrica de la UW, en la información de ésta. «También hicimos un sistema que puede hacer a la vez de router Wi-Fi y de fuente de energía: no degrada la calidad de sus señales Wi-Fi mientras alimenta a los dispositivos.»

Internet de las Cosas

PoWiFi podría ayudar a permitir el desarrollo de la Internet de las cosas, en la que pequeños sensores de computación se incrustan en objetos cotidianos como teléfonos celulares, cafeteras, lavadoras, aires acondicionados, dispositivos móviles, permitiendo que «hablen» entre sí. Pero un desafío importante es cómo dinamizar esos sensores y actuadores de baja potencia sin necesidad de conectarlos a una fuente de energía, ya que cada vez son más pequeños y más numerosos.

El Wi-Fi transmite una pequeña cantidad de energía para transportar datos, hasta 1 vatio según la normativa estadounidense, frente a los 5 vatios de un cargador típico de Android o iPhone.

Los ingenieros informáticos y eléctricos de la UW observaron que el pico de energía contenido en las señales ambiente de Wi-Fi a menudo queda cerca de cumplir los requisitos de funcionamiento de algunos dispositivos de baja potencia. Pero debido a que las señales se envían de manera intermitente, la energía se «escapa» durante los periodos de silencio.

El equipo arregló ese problema optimizando un router para enviar «paquetes de energía» superfluos en los canales Wi-Fi que no está en uso -esencialmente reforzando la señal Wi-Fi para enviar energía- sin afectar la calidad y la velocidad de transmisión de datos. El equipo también desarrolló sensores que se pueden integrar en los dispositivos para captar la energía.

En sus experimentos de prueba de concepto, el equipo demostró que el sistema PoWiFi podría alimentar de forma inalámbrica una cámara Omnivision VGA de escala de grises, de baja potencia, a 5 metros de distancia, lo que le permite almacenar suficiente energía para capturar una imagen cada 35 minutos. También recargó la batería de una pulsera de seguimiento de la actividad física del 0 al 41% en 2 horas y media.

Hogares

Los investigadores también probaron el sistema en seis casas. En general, los usuarios no percibieron efectos negativos en la descarga de datos de Internet, lo cual demuestra que la tecnología podría enviar con éxito energía a través del Wi-Fi en las condiciones del mundo real sin degradar el rendimiento de la red. Uno incluso salió ganando, pero porque el router experimental era más potente que el que tenía antes.

Aunque los experimentos iniciales han involucrado cantidades relativamente pequeñas de energía, que no podrían alimentar un teléfono móvil, el equipo de la Universidad de Washington cree que es posible hacer el sistema PoWiFi más eficiente y robusto, operando a distancias mayores y alimentando a más sensores.

«Tenemos una enorme infraestructura Wi-Fi ya instalada», explica Talla. «El objetivo es reutilizar la infraestructura existente para el suministro de energía.»

Según informa Popular Science, empresas como Energous sacarán al mercado en 2016 productos similares, que incluso podrán cargar los teléfonos móviles. Lo novedoso es que PoWiFi utiliza hardware ya existente.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Imprimen en 3D el primer tejido cerebral humano funcional 6 febrero, 2024
    Científicos de la Universidad de Wisconsin-Madison han impreso en 3D tejido cerebral que crece y funciona como el tejido cerebral humano. Las neuronas impresas se comunican entre ellas como si estuvieran en un tejido biológico. Este desarrollo perfecciona la técnica de los organoides cerebrales.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La brecha ecológica de género lastra la solución de la crisis planetaria 6 febrero, 2024
    Las mujeres son las más afectadas por el cambio climático y las que más tienen que aportar a la solución de la crisis planetaria. Aunque siguen excluidas mayoritariamente de los ámbitos de decisión medioambientales y de la ciencia del clima, no callan y actúan. Esta es su historia.
    Alicia Domínguez y Eduardo Costas.
  • Crean una máquina del tiempo evolutiva con los genomas de 51 especies de vertebrados 5 febrero, 2024
    Los investigadores acaban de mapear los genomas de 51 especies animales, incluyendo gatos, delfines, canguros, pingüinos, tiburones y tortugas: el descubrimiento tendría enormes implicaciones para comprender la salud y la evolución humanas, además de crear una "máquina del tiempo evolutiva".
    Pablo Javier Piacente
  • Nanopartículas en rocas antiguas esconden los secretos de la vida 5 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto que nanopartículas presentes en algunas de las rocas más antiguas del mundo ocultan pistas sobre los orígenes de la vida: los hallazgos podrían explicar por qué el fósforo se convirtió en un componente importante de la vida y cómo las moléculas se unieron por primera vez para formar ARN primitivo, en […]
    Pablo Javier Piacente