Tendencias21

Un antiguo poema reescribe la historia de la poesía

Los científicos han encontrado el eslabón perdido entre el mundo de la antigua poesía oral, el canto mediterráneo y las formas más modernas de poesía: refleja que en el Imperio Romano del siglo II ya estaba el individualismo de masas.

Hay testimonios de lenguaje escrito en forma de poesía en jeroglíficos egipcios de 25 siglos antes de Cristo, y la poesía lírica griega se remonta con Hesíodo hasta unos 600 años antes de Cristo.

Sin embargo, una nueva y sorprendente investigación ha descubierto que un texto muy popular en todo el Imperio Romano de Oriente en el siglo II, que se ha encontrado inscrito en 20 piedras preciosas y como grafito en ruinas clásicas de Cartagena, España, utiliza una forma de métrica diferente a la que generalmente se encuentra en la poesía griega antigua, empleando sílabas acentuadas y átonas.

El autor de este descubrimiento, el profesor de la Universidad de Cambridge Tim Whitmarsh, explica en un comunicado que la «poesía acentuada», el antepasado de toda la poesía y la canción modernas, era desconocida antes del siglo V, cuando comenzó a usarse en los himnos cristianos bizantinos.

Antes de la aparición de la poesía acentuada, la poesía era cuantitativa, basada en la longitud de la sílaba, señala Whitmarsh. La nueva investigación revela que la poesía moderna empezó mucho antes de lo que se ha estimado hasta ahora.

Tema relacionado: Imaginación poética y astronomía al encuentro del universo

Eslabón perdido

El nuevo estudio, publicado en The Cambridge Classical Journal, también sugiere que este antiguo poema podría representar el eslabón perdido entre el mundo ya desaparecido de la antigua poesía oral, el canto mediterráneo y las formas más modernas de poesía que conocemos en la actualidad.

El poema, inigualable hasta ahora en el mundo clásico, consta de versos de 4 sílabas, con un acento fuerte en la primera y más débil en la tercera. Esto le permite encajar en los ritmos de numerosas canciones de pop y rock de nuestra época, destaca Whitmarsh algo perplejo.

Añade: “sabemos desde hace mucho tiempo que había poesía popular en el griego antiguo, pero mucho de lo que sobrevive toma una forma similar a la alta poesía tradicional. Este poema, sin embargo, apunta a una cultura distinta y próspera, principalmente oral, que afortunadamente para nosotros en este caso también encontró su camino en una serie de piedras preciosas».

También destaca que la forma dominante del verso bizantino, que forma parte de la cultura de la Edad Media cristiana, se desarrolló orgánicamente a partir de cambios que se produjeron en la antigüedad clásica.

Individualismo de masas

El descubrimiento tiene también otras derivadas. Whitmarsh destaca que arroja nueva luz sobre una cultura emergente de «individualismo de masas», característica de nuestra propia cultura consumista capitalista tardía.

Se basa en que el poema estuvo escrito en piedras preciosas que circularon entre personas distinguidas de la sociedad romana, como lo demuestra el camafeo conservado alrededor del cuello de una mujer joven enterrada en un sarcófago en lo que hoy es Hungría.

«Cuando tienes personas en un gran imperio ansiosas por comprar cosas que las conecten con centros de moda y poder, tienes las condiciones para que un simple poema se vuelva viral, y eso es claramente lo que sucedió aquí», explica Whitmarsh.

En su versión resumida, el antiguo poema expresa: Dicen lo que les gusta; déjalos decirlo; no me importa«. Otras versiones se extienden con Adelante, ámame, te hace bien.

Que le den

Para Whitmarsh, el poema refleja la desaprobación de la sociedad de una relación no convencional que podría originar en el poeta el equivalente actual de «que le den».

El poema permitió a las personas expresar un individualismo desafiante, diferenciándolos de los chismes triviales, sugiere el estudio.

Lo que importaba para esa cultura era la intimidad genuina compartida entre dos amantes, un sentimiento que era lo suficientemente maleable para adaptarse a prácticamente cualquier persona, destaca Whitmarsh.

El poema seguramente se hizo popular porque permitió a la gente escapar del encasillamiento local y reclamar su participación en una red de sofisticados que entendieron este tipo de discurso lúdico y con carga erótica, señala el estudio.

Cultura pop

El hecho de que los soportes materiales del poema hayan sido producidos en masa y distribuidos desde España a Mesopotamia, permite suponer que en su mayoría fueron comprados por numerosas personas de la sociedad romana.

El Imperio Romano transformó radicalmente el mundo clásico al interconectarlo de muchas formas. Este poema no habla de un orden impuesto por la élite imperial, sino de una cultura pop, surgida de abajo hacia arriba, que se extiende por todo el imperio, destaca esta investigación.

El poema también es una obra de arte visual, diseñado para ser visto (particularmente en su formato de piedras preciosas), escribe el autor en su artículo.

Este estatus híbrido, entre el arte elevado y la cultura popular, también se puede detectar en el contenido del poema, que apunta tanto a la poética del elitismo intelectual como a un nivel de afirmación sexualmente agresiva de la individualidad.

Referencia

Less care, more stress: a rhythmic poem from the roman empire. Tim Whitmarsh. The Cambridge Classical Journal, 25 August 2021. DOI: https://doi.org/10.1017/S1750270521000051

Imagen superior: El poema conservado en un grafito de una habitación del piso superior descubierta en Cartagena España (siglo II al III d.C.). Imagen cortesía de José Miguel Noguera Celdrán. Universidad de Cambridge.

RedacciónT21

1 comentario

  • A Enheduanna, sacerdotisa del dios de la Luna Nannar en la ciudad-estado sumeria de Ur, es la primera poetiza y poeta. Se calcula que nació en 2286 A.de J.
    Saludos