Tendencias21

Un espejo de alta tecnología, que irradia calor al espacio, enfriará los edificios

Un equipo de ingenieros de la Universidad de Stanford (EEUU) ha inventado un revolucionario material de revestimiento que podría ayudar a enfriar los edificios sin aire acondicionado. Ultrafino y de múltiples capas, el material está diseñado de manera que sea rentable para su aplicación a gran escala en tejados de edificios. Podría reducir notablemente la demanda de electricidad.

Un espejo de alta tecnología, que irradia calor al espacio, enfriará los edificios

Un equipo de ingenieros de la Universidad de Stanford (EEUU) ha inventado un revolucionario material de revestimiento que podría ayudar a enfriar los edificios sin aire acondicionado, incluso en días de sol y calor.

El material, que funciona irradiando calor y enviándolo directamente al espacio, es ultrafino (tiene 1,8 micras de espesor) y está compuesto de múltiples capas, informa la Universidad de Stanford en su web. Además, se  ocupa de la luz, tanto invisible como visible, de una novedosa manera.

La luz invisible -en forma de radiación infrarroja- es una de las formas en que todos los objetos y seres vivos emiten calor. Por ejemplo, cuando nos acercamos a un horno cerrado sin tocarlo, el calor que sentimos es luz infrarroja. Esta luz invisible es la que el nuevo material enviaría lejos de los edificios, hacia el espacio.

¿Qué pasa con la luz del sol que calienta los edificios? De esta luz –visible- también se ocupa el nuevo material, pues para ella funciona como un espejo increíblemente eficiente, reflejando hasta un 97% de ella.

El concepto ha sido denominado por sus creadores como “enfriamiento radiativo fotónico” e implica, por tanto, la descarga del calor infrarrojo del interior de los edificios y la reflexión de la luz solar que sobre estos incide, al mismo tiempo.  Juntas, la radiación y la reflexión, hacen que el refrigerador por radiación fotónica esté a 12 ºC menos que el aire circundante, durante el día. El material podría usarse tanto de día como de noche para enfriar estructuras.

El verdadero avance radica en cómo este material irradia el calor de los edificios, directamente al espacio. El revestimiento ultrafino fue fabricado cuidadosamente para enviar la luz infrarroja lejos de las estructuras, a la frecuencia precisa que le permite pasar a través de la atmósfera, sin calentar el aire. Esta es una característica clave, dada la amenaza del calentamiento global.

Aprovechar el frío del universo

El nuevo material está formado por siete capas de dióxido de silicio y óxido de hafnio, ubicadas sobre una capa delgada de plata.

Estas capas no tienen un espesor uniforme, sino que están diseñadas para crear un nuevo material. Su estructura interna está sintonizada para irradiar los rayos infrarrojos a una frecuencia determinada, como se ha dicho, impidiendo así que calienten el aire.

Los investigadores afirman, además, que el material está diseñado de manera que sea rentable para su aplicación a gran escala en tejados de edificios. Creen asimismo que, algún día, podría menguar la demanda de electricidad, en tanto en cuanto reduciría el gasto energético de los  sistemas de aire acondicionado. A nivel práctico, el recubrimiento podría ser colocado sobre un material más sólido, típico de la construcción.

El equipo ve en este proyecto un primer paso hacia el uso del frío del espacio como recurso. De la misma manera que la luz solar es una fuente de energía solar renovable, el universo frío podría suponer una extensión casi ilimitada donde volcar el calor. «Lo que hemos hecho es crear una forma que debería permitirnos aprovechar la frialdad del universo como disipador de calor durante el día», explican.

Referencia bibliográfica:

Shanhui Fan et al. Passive radiative cooling below ambient air temperature under direct sunlight. Nature (2014). DOI: 10.1038/nature13883.

 
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente