Tendencias21

Un mini-robot de papiroflexia saca pilas de botón del sistema digestivo

Investigadores de EE.UU., Reino Unido y Japón han demostrado que se puede utilizar un pequeño robot de papiroflexia que se ingiere en una píldora, para extraer pilas de botón del sistema digestivo. El robot se maneja mediante campos magnéticos, que dirigen un imán que lleva instalado.

Un mini-robot de papiroflexia saca pilas de botón del sistema digestivo

En experimentos de simulación del esófago y el estómago humanos, investigadores del MIT (Massachusetts Institute of Technology, Boston, EE.UU.), la Universidad de Sheffield (Reino Unido) y el Instituto de Tecnología de Tokio (Japón) han demostrado que un pequeño robot de origami (papiroflexia) puede desplegarse a partir de una cápsula ingerible y, dirigido por campos magnéticos externos, arrastrarse a través de la pared del estómago para extraer una pila de botón ingerida o parchear una herida.

El nuevo trabajo, que los investigadores están presentando esta semana en la Conferencia Internacional de Robótica y Automatización, se basa en una larga serie de artículos sobre robots de origami del grupo de investigación de Daniela Rus, profesora del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación de MIT.

«Para aplicaciones en el interior del cuerpo», explica Rus en MIT News, «necesitamos un sistema de robot pequeño y controlable, sin ataduras. Es realmente difícil controlar y colocar un robot en el interior del cuerpo si está unido a una correa de sujeción».

A pesar de que el nuevo robot sucede a uno presentado en la misma conferencia el año pasado, el diseño de su cuerpo es significativamente diferente. Al igual que su predecesor, puede impulsarse mediante lo que se llama un movimiento de «stick-slip»: sus apéndices se adhieren a una superficie a través de la fricción cuando se ejecuta un movimiento, pero se deslizan libres de nuevo cuando su cuerpo se flexiona para cambiar la distribución de peso.

También como su predecesor -y al igual que varios otros robots origami del grupo de Rus- el nuevo robot se compone de dos capas de material estructural entre los cuales está intercalado un material que se contrae cuando se calienta. Un patrón de hendiduras en las capas exteriores determina cómo se plega el robot cuando la capa media se contrae.

Material

El uso previsto del robot también dictó una serie de modificaciones estructurales. «El stick-slip sólo funciona cuando 1) el robot es lo suficientemente pequeño y 2) es lo suficientemente rígido», dice Steven Guitron, estudiante de posgrado en ingeniería mecánica. «Con el diseño original de Mylar (tereftalato de polietileno), era mucho más rígido que el nuevo diseño, que se basa en un material biocompatible.»

Para compensar la maleabilidad relativa del material biocompatible, los investigadores tuvieron que llegar a un diseño que requiriera un menor número de ranuras. Al mismo tiempo, los pliegues del robot aumentan de rigidez a lo largo de ciertos ejes.

Pero debido a que el estómago está lleno de fluidos, el robot no se basa totalmente en el movimiento stick-slip. «En nuestros cálculos, el 20 por ciento del movimiento hacia adelante es mediante propulsión de agua -empuje- y el 80 por ciento es por el movimiento stick-slip «, dice Shuhei Miyashita, ahora en la Universidad de York (Inglaterra). «En este sentido, hemos aplicado el concepto y características de una aleta, como se puede observar en el diseño relativamente plano».

También tenía que ser posible comprimir el robot lo suficiente para que cupiera en una cápsula tragable; del mismo modo, cuando la cápsula se disolviera, las fuerzas que actuaran sobre el robot tenían que ser lo suficientemente fuertes para hacer que se desplegara completamente.

A través de un proceso de diseño que Guitron describe como «mayormente ensayo y error», los investigadores llegaron a un robot rectangular con pliegues de acordeón perpendiculares a su eje longitudinal y esquinas pinzadas que actúan como puntos de tracción.

En el centro de uno de los pliegues de acordeón de delante hay un imán permanente que responde a los cambios en los campos magnéticos externos al organismo, que controlan el movimiento del robot. Las fuerzas aplicadas al robot son principalmente de rotación. En los experimentos de los investigadores, el robot utiliza el mismo imán para recoger la pila de botón.

Precedentes

Los investigadores probaron una docena de posibilidades diferentes para el material estructural antes de decidirse por el tipo de intestino de cerdo seco usado en las envolturas de embutidos. La capa de contracción es un plástico de embalar biodegradable llamado Biolefin.

Para diseñar su estómago sintético, los investigadores compraron un estómago de cerdo y ensayaron sus propiedades mecánicas. Su modelo es una sección transversal abierta del estómago y el esófago, moldeado a partir de un caucho de silicona con el mismo perfil mecánico. Una mezcla de agua y zumo de limón simula los fluidos ácidos del estómago.

Cada año la gente se traga 3.500 pilas de botón, sólo en EE.UU. Con frecuencia, las baterías son digeridos con normalidad, pero si entran en contacto prolongado con el tejido del esófago o estómago, pueden causar una corriente eléctrica que produce hidróxido, que quema el tejido.

Miyashita empleó una estrategia inteligente para convencer a Rus de que la eliminación de las pilas de botón ingeridas y el tratamiento de las heridas consiguientes era una aplicación convincente de su robot de origami.

«Shuhei compró un trozo de jamón, y puso la batería en el jamón», dice Rus. «Al cabo de media hora, la batería se sumergió totalmente en el jamón. Así que me hizo darme cuenta de que, sí, esto es importante. Si usted tiene una batería en su cuerpo, debe sacarla tan pronto como sea posible».

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21