Tendencias21
Un nuevo sistema alerta de un tsunami en menos de 10 minutos

Un nuevo sistema alerta de un tsunami en menos de 10 minutos

Sismólogos del Georgia Institute of Technology (GeorgiaTech), de Estados Unidos, han desarrollado un sistema que permitirá alertar a las poblaciones costeras de la inminencia de un tsunami, casi inmediatamente después de producirse el terremoto inicial. El sistema, bautizado como RTerg, cuenta con una serie de algoritmos con los que se analizan las variables que determinan si un terremoto va a provocar o no un tsunami. Una vez que estas mediciones arrojan sus resultados, se emite la alerta correspondiente. Todo el proceso dura menos de 10 minutos, por lo que se espera que el RTerg dé tiempo a los habitantes de las costas a ponerse a salvo en estas situaciones. Por Yaiza Martínez.

Un nuevo sistema alerta de un tsunami en menos de 10 minutos

Un equipo de sismólogos del Georgia Institute of Technology (GeorgiaTech), de Estados Unidos, ha desarrollado un sistema que permitirá alertar a las poblaciones costeras de la inminencia de un tsunami, tan sólo unos minutos después de producirse el terremoto inicial.

Según publica el GeorgiaTech en un comunicado, este sistema, bautizado como RTerg (Real-Time Earthquake Energy), reducirá el número de muertes por tsunami porque dará más tiempo a los habitantes de áreas susceptibles de padecer uno de estos fenómenos para ponerse a salvo.

Andrew Newman, uno de los desarrolladores del RTerg y profesor de la School of Earth and Atmospheric Sciences, afirma que este sistema ya determinó con éxito que el terremoto de magnitud 7.8 que afectó a Sumatra en 2010 provocaría un tsunami destructivo.

Olas gigantes

Cuando se produce un terremoto, lo normal es que una extensa zona de subducción (en la que se da el proceso de hundimiento de una placa litosférica bajo otra) se rompa a una velocidad media de tres kilómetros por segundo, y a una profundidad de entre 20 y 50 metros por debajo de la superficie terrestre.

Dada esta profundidad, las deformaciones verticales de la corteza que provoca el terremoto son aplanadas horizontalmente, por lo que el tamaño de elevación de la corteza tiende a ser pequeño.

En consecuencia, si el terremoto se produce en el océano, las olas resultantes pueden medir alrededor de 20 centímetros, en el caso de terremotos de magnitud 7,8, como el de Sumatra.

Sin embargo, los maremotos que dan lugar a tsunamis funcionan de un modo distinto. Cuando éstos se producen, la ruptura de la corteza se da más lentamente (a una velocidad de alrededor de un kilómetro o kilómetro y medio por segundo) y se propaga hacia arriba, provocando elevaciones verticales en la corteza mucho más altas de lo normal.

Un nuevo sistema alerta de un tsunami en menos de 10 minutos

Como resultado, las olas también aumentan, pudiendo alcanzar alturas de entre 10 y 20 metros, en entornos cercanos a las costas. Esto fue lo que ocurrió con el terremoto de Sumatra, que provocó olas de hasta 17 metros por las que murieron alrededor de 430 personas.

Mediciones con algoritmos

En definitiva, los terremotos que provocan tsunamis son más lentos, duran más y propagan una energía menos eficiente. Según explican los creadores del RTerg en un artículo aparecido en Geophysical Research Letters, los elementos que mide el RTerg son el tamaño de las olas, un tiempo de duración excesivo de la ruptura de la corteza, un movimiento de ésta predominantemente a escasa profundidad, y las deficiencias en ratios de energía a tiempo real.

Todas estas mediciones son realizadas por el sistema mediante algoritmos. Una vez que la detección es realizada, el RTerg envía una alerta al Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico, y también al United States Geological Survey’s National Earthquake Information Center.

El proceso completo sería el siguiente: el RTerg recibe una notificación, procedente de alguno de los centros de alerta por tsunami, de que se ha producido un terremoto. Esta notificación señala al sistema la localización del terremoto, su profundidad y su magnitud aproximada.

Si la magnitud del terremoto es de 6,5 o más, en un minuto el sistema recibe, además, otros datos sobre el fenómeno, procedentes de unas 150 estaciones sísmicas de todo el mundo. Una vez recopilados estos datos, el RTerg aplica sus algoritmos a cada segundo de ruptura, y determina si el terremoto se convertirá en un terremoto tsunami.

Media hora para ponerse a salvo

Newman y sus colaboradores ya habían utilizado registros sismológicos de terremotos tsunami previos, como los ocurridos en Nicaragua en 1992 y en Java en 2006, pero el terremoto de Sumatra fue el primero que se produjo cuando el RTerg ya estaba funcionando a tiempo real.

En este caso, el sistema identificó el fenómeno como un terremoto tsunami potencial en tan sólo ocho minutos y medio, y mandó la notificación unos instantes después. Una vez que el RTerg se aplique a un sistema de producción de alarmas, será aún más valioso como herramienta de prevención porque los analistas podrán evaluar los resultados de los algoritmos, afirman los científicos.

En la mayoría de los casos de terremotos tsunami, las inundaciones costeras no se producen hasta 30 ó 40 minutos después de que se produzca el terremoto. Por tanto, si el RTerg puede lanzar un aviso en alrededor de 10 minutos, quedarán unos 20 ó 30 minutos para que la población se ponga a salvo, afirma Newman.

En la actualidad, Newman y sus colaboradores trabajan en mejoras del RTerg que permitirán reducir en un minuto de tiempo la emisión de alerta. Además, están planeándose reescribir los algoritmos para que éstos puedan ser utilizados en todos los centros de alerta internacionales.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente