Tendencias21
Un reloj de 10.000 años será levantado en las montañas de Nevada

Un reloj de 10.000 años será levantado en las montañas de Nevada

Un reloj de 12 metros que da las campanadas cada siglo y del que el cuco sale cada mil años, va a ser construido en las montañas de Nevada para fomentar la cultura del largo plazo en la sociedad y superar la mentalidad del corto plazo que hoy condiciona la vida de las personas y las instituciones en nuestra sociedad. Es la iniciativa de una Fundación de la que forma parte Brian Eno, quien acaba de sacar un álbum para poner música a esta nueva perspectiva del tiempo. Por Raúl Morales.

Un reloj de 10.000 años será levantado en las montañas de Nevada

Una Fundación norteamericana que promueve el pensamiento a largo plazo y la tecnología sostenible se propone construir en las montañas de Nevada, junto a árboles que viven 5.000 años, un reloj que marcará el paso del tiempo durante 10.000 años.

Un prototipo en miniatura de este reloj, que medirá 12 metros de alto, está expuesto en el Museo de la Ciencia de Londres y su presentación ha coincidido con el lanzamiento del nuevo álbum de Brian Eno, concebido también para fomentar el pensamiento a largo plazo.

El álbum de Brian Eno, denominado Enero 07003, es un producto de la Fundación Long Now, promotora del reloj de los 10.000 años, de la que la ex-estrella del grupo Roy Music es uno de sus miembros más activos. Una muestra del álbum puede descargarse de Internet.

En su álbum, Eno explica que el proyecto de reloj pretende promover la contemplación del futuro lejano de la humanidad, por lo que su obra es considerada como una referencia del pensamiento a largo plazo.

Nueva visión del tiempo

La Fundación es crítica con la visión a corto plazo que caracteriza la época actual y quiere sustituir el principio de “más deprisa, más barato” por una alianza que una la lentitud de los procesos con la calidad.

Parte de la constatación de la caída de los mitos relativos al año 2000 y de la nueva economía, característica del corto plazo, para proponer como alternativa un espacio en el que pueda pensarse a más largo plazo.

El mismo reloj es en sí mismo un proyecto a largo plazo. Su funcionamiento será mecánico y digital al mismo tiempo, ya que se basa en el código binario para efectuar sus cálculos.

Aunque todavía no tiene diseño estructural definitivo, el reloj estará fabricado en piedra y metal y, debido a sus enormes dimensiones, podrá ser recorrido físicamente por los que quieran conocerlo, como una especie de marcha a través del tiempo.

Algoritmo del tiempo

El reloj dispondrá de un algoritmo que generará un carillón único cada vez que suena la campana. Está concebido para el muy largo plazo, ya que da las campanadas cada siglo y saca al cuco cada mil años.

El algoritmo está siendo elaborado por Eno con el apoyo de Dannis Hillis, el informático que inventó en los años ochenta el entonces ordenador más rápido del mundo y que es cofundador de la Fundación Long Now.

También se regula automáticamente, ya que un ordenador incorporado cuenta las horas, los años, los calendarios solares, los siglos, las fases de la luna y los ciclos zodiacales. Cada hora, además, el reloj hace una comprobación visual de los cambios del entorno para actualizar el funcionamiento de su ritmo horario.

Después del lanzamiento del álbum de Eno, el siguiente paso del proyecto es la puesta en marcha, el próximo mes de julio, del proyecto Roseta, un prototipo de disco de níquel concebido para almacenar informaciones durante 10.000 años. El disco ya dispone de frases almacenadas en 1.000 lenguas, pero sus autores pretenden inventariar y conservar las frases en todas las lenguas conocidas.

Nueva Piedra de Roseta

El proyecto imita a las grabaciones realizadas sobre la Piedra de Roseta, una pequeña lápida de basalto negro y de forma irregular que esconde el secreto de los jeroglíficos del antiguo Egipto. Contiene tres inscripciones del mismo texto, dos de las cuales aparecen en egipcio antiguo (jeroglífico y demótico) y una tercera en griego.

En el disco ya hay grabadas más de 300.000 páginas de texto destinadas a la lectura por parte de nuestros descendientes y en el que figurarán, entre otros documentos, los seis primeros libros de la Biblia escritos en al menos mil lenguas humanas.

El disco es la nueva versión de la Piedra de Roseta, que en vez de pesar cientos de kilos, es un círculo de níquel de cinco centímetros de diámetro con las claves documentales de nuestra civilización escritas en todas las lenguas humanas, para facilitar su comprensión por las inteligencias futuras.

Paralelamente, la Fundación Long Now trabaja en otro proyecto conocido como Ely Server, que pretende conservar documentos informáticos completos durante los 10.000 años de la vida del reloj. Estos archivos serán dinámicos, ya que se irán actualizando con las novedades que se produzcan durante el tiempo de la vida útil del reloj.

En marcha desde 1996

La Fundación Long Now fue establecida en 1996 con la intención de desarrollar el reloj, sembrar la semilla de una institución de muy largo plazo y concebir una creatividad capaz de servir de referencia para los próximos 10.000 años.

El reloj es la referencia de esta mentalidad, ya que debe desempeñar un papel similar al que representó la Tierra vista desde la Luna: el reloj pretende una nueva óptica que permita contemplar con perspectiva la aceleración tecnológica, el corto horizonte temporal de los negocios y las posibles alternativas al sistema democrático.

El papel de este reloj es similar al que desempeñan las gafas para corregir la miopía, enfermedad de la vista que se caracteriza por otorgar una visión precisa de los objetos cercanos y por una dificultad para observar la lejanía.

Lo que pretende es corregir la miopía social en la que hemos caído con un mecanismo tecnológico que introduce la dinámica del largo plazo, en el que un siglo es la unidad de medida, lo que obligará a cambiar la actual mentalidad de la gente… también a largo plazo.

Tema relacionado:

Humanidad año 3000

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • El cerebro es como una máquina del tiempo 6 febrero, 2022
    El cerebro actualiza cada 15 segundos la información que procede de los ojos para que podamos gestionar la vida cotidiana sin que caigamos en alucinaciones. Es como una máquina del tiempo que nos proporciona estabilidad visual.
    Redacción T21
  • Las ardillas tienen el secreto de los viajes al espacio profundo 5 febrero, 2022
    La pérdida de masa muscular que sufren los astronautas en el entorno de gravedad cero del espacio se puede subsanar replicando el mecanismo natural que usan las ardillas para hibernar y despertarse meses después en perfecto estado físico.
    Redacción T21
  • Las primeras células se agruparon de forma autónoma, tanto en la Tierra como en Marte 4 febrero, 2022
    La formación autónoma de poblaciones de protocélulas o células primitivas, utilizando la energía presente en superficies naturales, podría haber sido el punto de partida de una ruta que habría culminado en la transformación de entidades no vivas en organismos vivos, según un nuevo estudio. 
    Pablo Javier Piacente
  • El agua de la Tierra existía antes que surgiera nuestro planeta 4 febrero, 2022
    La composición química del agua que hoy disfrutamos en la Tierra y que es primordial para la vida existía desde mucho antes de la formación de nuestro planeta: se conformó gracias a depósitos de gas que incluían vapor de agua, en los primeros 200.000 años del Sistema Solar.
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Existe un mundo paralelo oculto? Un experimento con neutrones parece sugerirlo 4 febrero, 2022
    Un experimento desarrollado con neutrones en el reactor nuclear de Grenoble ha descubierto nuevos indicios de que las partículas que desaparecen inexplicablemente podrían haber emigrado a un universo paralelo. Y pueden volver al nuestro.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Las lunas podrían ser la clave para que los planetas alberguen vida 3 febrero, 2022
    Las lunas podrían ser un elemento crucial para que un planeta tenga la capacidad de albergar vida: según un nuevo estudio, los satélites naturales deben ser grandes en proporción al tamaño del planeta anfitrión, para que las posibilidades de hallar vida se incrementen.
    Pablo Javier Piacente
  • El Sol produce grietas en la magnetosfera de la Tierra 3 febrero, 2022
    El campo magnético de la Tierra o magnetosfera nos protege del viento solar y de los efectos perjudiciales del clima espacial, pero no siempre ofrece una protección completa. Un mecanismo en la magnetosfera permite que las partículas solares se deslicen a través de esta primera línea de defensa, generando un proceso que puede debilitar ciertas […]
    Pablo Javier Piacente
  • El grafeno sirve para generar materia y antimateria a partir del vacío 3 febrero, 2022
    El grafeno puede utilizarse para imitar la producción de partículas y antipartículas que se produce en el vacío que rodea a las estrellas de neutrones. Genera electrones supralumínicos que proporcionan una corriente eléctrica superior a la permitida por la física cuántica de la materia condensada.
    Redacción T21
  • Muchos exoplanetas similares a la Tierra pueden tener vida 3 febrero, 2022
    Una investigación ha descubierto que muchos de los 1.500 exoplanetas similares a la Tierra que han sido identificados pueden tener poderosos campos magnéticos que los protegen de la radiación cósmica y favorecen las condiciones para la vida.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Las bacterias intestinales practican sexo para obtener vitamina B12 2 febrero, 2022
    Se sabía que las bacterias intestinales necesitan vitamina B12, pero una nueva investigación muestra que estas bacterias transfieren genes a través del "sexo" para adquirir sus vitaminas. Los microbios intestinales beneficiosos comparten la capacidad de adquirir este preciado recurso entre sí a través de un proceso llamado "sexo bacteriano".
    Pablo Javier Piacente