Tendencias21
Un software convierte los libros en música

Un software convierte los libros en música

Música y literatura pueden evocar grandes emociones de forma independiente. Lo novedoso es traducir automáticamente los sentimientos que refleja un texto escrito a una partitura musical única, a través de un sistema de Inteligencia Artificial. El software bautizado como Transpose toma una novela, analiza su estructura, gramática y contenido emocional, y lo convierte en una composición musical. Por Patricia Pérez

Un software convierte los libros en música

Para muchos lectores la música es una buena compañera, pues ayuda a introducirse en la historia, a ambientarse mejor. Hay libros para los que se proponen incluso listas oficiales, con una selección de canciones en sintonía, o bien las que escuchaba el autor en el momento de escribir. En otras ocasiones se menciona una canción en la obra, lo cual incita a escucharla.

Pero, ¿qué pasaría si se convirtiera automáticamente cada fragmento de una novela en una pieza musical? Es lo que tratan de conseguir dos investigadores a través de un sistema de Inteligencia Artificial (IA) bautizado como Transpose. La herramienta surge del proyecto de tesis de Hannah Davis, de la Universidad de Nueva York (NYU), y su colaboración con Saif Mohammad, investigador en el Consejo de Investigación Nacional de Canadá (NRC).

El resultado es un software capaz de extraer las emociones fundamentales de una novela y crear un sentimiento similar en forma de música. Para ello toma el texto escrito, analiza su estructura, gramática y contenido emocional, y lo traduce en una composición musical única.

De momento no se puede elegir entre comprar un libro u optar por su versión musical, pero los resultados iniciales reflejan de forma bastante decente el espíritu de la historia, por lo que tiempo al tiempo. El proyecto se ha presentado este mes en Suecia y Canadá.

Categorizar y trasladar

Como recoge un artículo publicado en Time, la clave de este trabajo radica en el incipiente campo de análisis de sentimientos, o en los intentos de la IA por enseñar a las computadoras para que sean capaces de detectar emociones en el texto, a menudo mediante el uso de palabras clave codificadas.

En su nivel más básico, el análisis de los sentimientos intenta categorizar el texto como positivo, negativo o neutral. Aunque incluso ese nivel de análisis puede aún dar error, por ejemplo a la hora de detectar el sarcasmo, algunos investigadores han sido mucho más ambiciosos.

Es el caso del propio Mohammad, quien previamente había creado un enorme léxico de palabras-emociones. Se trata de una base de datos con 14.000 palabras recopiladas de una forma rápida y barata a través de crowdsourcing, para lo que se reclutó a miles de personas online que debían asociar cada palabra dada a una de las ocho emociones que la mayoría de psicólogos consideran básicas -alegría, tristeza, ira, asco, expectación, sorpresa, confianza y miedo. El resultado es una base imperfecta pero robusta sobre la que montar TransProse.

El nuevo software lee el texto y, mediante el escaneo de palabras, las clasifica por un lado en los estados positivo, negativo o neutral, y a su vez en las ocho emociones básicas. La palabra dolor, por ejemplo, se clasifica como negativa; y utilizando el léxico de Mohammad también se cataloga en tristeza. Algunas palabras como maternal se codifican tanto en positivas como negativas, mientras que otras como pantalla salieron del proceso de clasificación sin vínculos significativos con ninguna de las emociones.

El programa destaca una emoción según la frecuencia con que aparezcan más palabras de la base de datos. A partir de esa información la herramienta compone una pieza musical que sigue cronológicamente el orden de la novela, dividida en principio, primera mitad, segunda media y final. Para ello recurre a la teoría de la música, asignando valores a características como tempo, clave, octava y notas.

Así, los textos con palabras más positivas en general se traducen en Do mayor, porque las claves principales se asocian con la felicidad, mientras la octava se determina según si aparecen más palabras relacionadas con tristeza o alegría. Mientras más palabras asociadas a diferentes emociones aparezcan más cambia el ritmo de la música, frente a un ritmo más monótono para reflejar una sensación dominante. Las notas consonantes reflejan alegría y calma, mientras las discordantes encarnan las partes más emocionantes de la novela.

Aplicaciones

En la web del proyecto, los investigadores exponen el resultado de trasladar ciertas novelas a composiciones musicales. Es el caso de Las aventuras de Sherlock Holmes, de Arthur Conan Doyle, a la que se asignó «confianza» como emoción más destacada, seguida de «miedo». El resultado de la traducción es una composición para piano simple y bonita pero bastante sosa en Do mayor, con unos trinos que podrían evocar a Mozart. Quienes esperen una pista o indicio de los habituales adversarios de Holmes, se sentirán decepcionados.

Al fin y al cabo se trata del comienzo de la investigación, con un software básico, “por lo que no pretendemos crear una música bonita en este momento”, señala Davis. De hecho, las composiciones se limitan a tres melodías de piano. A partir de ahora, pretenden añadir más instrumentos y generar piezas más largas y complejas, por ejemplo representando el diálogo entre diversos personajes con variación de notas.

«Hay muchas fórmulas creativas en las que se podría utilizar el traspaso de texto a música y viceversa», asegura Mohammad. Una aplicación práctica bastante útil y original estaría en las tiendas de libros online, donde un cliente podría hacer clic para escuchar el tono emocional de un libro antes de decidirse a comprarlo.

El investigador va a más al manifestar que están conectando la literatura con la música a través de las emociones, pero no descarta otros ámbitos que se podrían conectar. “Estamos limitados sólo por nuestra imaginación”, añade.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Imprimen en 3D el primer tejido cerebral humano funcional 6 febrero, 2024
    Científicos de la Universidad de Wisconsin-Madison han impreso en 3D tejido cerebral que crece y funciona como el tejido cerebral humano. Las neuronas impresas se comunican entre ellas como si estuvieran en un tejido biológico. Este desarrollo perfecciona la técnica de los organoides cerebrales.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La brecha ecológica de género lastra la solución de la crisis planetaria 6 febrero, 2024
    Las mujeres son las más afectadas por el cambio climático y las que más tienen que aportar a la solución de la crisis planetaria. Aunque siguen excluidas mayoritariamente de los ámbitos de decisión medioambientales y de la ciencia del clima, no callan y actúan. Esta es su historia.
    Alicia Domínguez y Eduardo Costas.
  • Crean una máquina del tiempo evolutiva con los genomas de 51 especies de vertebrados 5 febrero, 2024
    Los investigadores acaban de mapear los genomas de 51 especies animales, incluyendo gatos, delfines, canguros, pingüinos, tiburones y tortugas: el descubrimiento tendría enormes implicaciones para comprender la salud y la evolución humanas, además de crear una "máquina del tiempo evolutiva".
    Pablo Javier Piacente
  • Nanopartículas en rocas antiguas esconden los secretos de la vida 5 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto que nanopartículas presentes en algunas de las rocas más antiguas del mundo ocultan pistas sobre los orígenes de la vida: los hallazgos podrían explicar por qué el fósforo se convirtió en un componente importante de la vida y cómo las moléculas se unieron por primera vez para formar ARN primitivo, en […]
    Pablo Javier Piacente