Tendencias21

Una ‘app’ proyecta la pantalla del smartphone en las Google Glass

Investigadores de EE.UU. han creado una aplicación que proyecto la pantalla del smartphone en las Google Glass, permitiendo navegar por ella con movimientos de cabeza. Es más fácil de usar para las personas con problemas de visión que la función de ‘zoom’ del móvil. Además, un proyecto europeo desarrolla las comunicaciones hápticas, es decir, que transmiten el tacto a distancia, y que también pueden ser útiles para las personas que no ven bien. Por Carlos Gómez Abajo.

Una 'app' proyecta la pantalla del smartphone en las Google Glass

Investigadores del Instituto de Investigación en Vista y Oído de Massachusetts y de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard (EE.UU.) han desarrollado una aplicación para teléfonos inteligentes que proyecta la pantalla del smartphone ampliada a Google Glass, donde los usuarios pueden navegar con movimientos de la cabeza para ver las distintas porciones de la pantalla ampliada.

La tecnología puede beneficiar a los usuarios con baja visión, muchos de los cuales encuentran difícil de usar la función de zoom incorporada en el smartphone debido a la pérdida de contexto. Los resultados se publican en la revista IEEE Transactions on Neural Systems and Rehabilitation Engineering.

«Cuando las personas con baja agudeza visual hacen zoom en sus teléfonos inteligentes, ven sólo una pequeña porción de la pantalla, y es difícil para ellos navegar por ella: no saben si la posición actual está en el centro de la pantalla o en una esquina», dice el autor principal Gang Luo, científico que trabaja en ambos centros de investigación, en la información de Massachusetts Eye and Ear. «Esta aplicación transfiere la imagen de las pantallas de los teléfonos a Google Glass y permite a los usuarios controlar la parte de la pantalla que ven moviendo la cabeza, lo que les da lo que les da un muy buen sentido de la orientación.»

Para evaluar su tecnología, los investigadores observaron a dos grupos de personas: uno utilizó la aplicación para Google Glass y el otro la función de zoom del smartphone, y midieron el tiempo que tardaban en completar ciertas tareas. Los investigadores demostraron que el método de navegación basado en la cabeza reduce el tiempo medio un 28 por ciento.

Como próximos pasos para el proyecto, a los investigadores les gustaría incorporar más gestos en Google Glass para interactuar con los teléfonos inteligentes. También les gustaría estudiar la eficacia de la navegación basada en el movimiento de cabeza en comparación con otras opciones de accesibilidad de los teléfonos, como la navegación basada en voz.

Según el primer autor Shrinivas Pundlik, «este concepto de navegación puede ser útil también para personas que no tienen problemas visuales.»

Comunicación táctil a distancia

Las personas con problemas de visión también se beneficiarán del proyecto europeo ProHaptics, que pretende fomentar las comunicaciones hápticas, es decir, comunicaciones basadas en el tacto pero a distancia, en las que el usuario siente que el objeto que controla está junto a él.

Durante el último lustro, el catedrático Eckehard Steinbach, de la Universidad Técnica de Múnich (Alemania), y su equipo han trabajado en el desarrollo de varios métodos y tecnologías innovadores dedicados a la comunicación háptica. En una entrevista que recoge la agencia Cordis, habla sobre las expectativas de futuro de este ámbito científico relativamente joven, las posibles aplicaciones y sus planes para desarrollar aún más la tecnología ahora que el proyecto ha llegado a su fin.

«Uno de los ámbitos de aplicación principales», explica, «es el control a distancia mediante retroalimentación háptica, en la que un usuario interactúa con un entorno remoto mediante HMI (interfaz humano-máquina). En este contexto, el usuario controla a distancia un sistema robótico dotado con sensores y servos. Las fuerzas y la torsión generadas por la interacción se registran cuando el teleoperador interactúa con los objetos remotos y se transmiten como una retroalimentación háptica de vuelta al teleoperador».

De este modo, el usuario puede notar la interacción, además de ver y oír como si estuviera en el espacio controlado. Distintos estudios han mostrado que la retroalimentación háptica aumenta el desempeño y la sensación de presencia. El objetivo a largo plazo de esta investigación es lograr una trabsparencia total en la teleoperación, hasta tal punto que el usuario no pueda distinguir si la tarea se está llevando a cabo in situ o remotamente mediante HMI.

Esta investigación se sirve de estudios sobre pantallas y retroalimentación táctiles, con las que un usuario puede, por ejemplo, sentir la aspereza de una superficie gracias a la HMI. También se han logrado progresos recientes que permiten que dispositivos móviles estándar como los smartphones generen retroalimentación háptica. «Ya es posible modular la fricción entre el dedo y la pantalla de vidrio de un dispositivo móvil de tal forma que se muestren patrones o texturas. En mi opinión, todo ello tiene un enorme potencial para la creación de aplicaciones nuevas que permitan a un usuario explorar objetos a través de Internet, tanto visual como hápticamente».

Además, la interacción y la comunicación hápticas «pueden ofrecer un horizonte nuevo a las personas con discapacidad visual gracias a la enorme capacidad que posee la modalidad háptica para comunicar información útil.»

Aplicaciones

Los sistemas de teleoperación mencionados «ya se emplean en aplicaciones remotas como la cirugía, el mantenimiento, etc. Las interfaces hápticas emergentes, y sobre todo las pantallas táctiles, hacen que sea posible idear aplicaciones completamente nuevas. Imagínese una tienda en Internet en la que el usuario, además de ver el producto, pueda tocarlo antes de adquirirlo. O imagínese que su pareja le envía la foto de un sofá desde una tienda de muebles. ¿No se preguntaría inmediatamente después de ver la foto cuál será el tacto del material? ¿Es suave, cálido, cómodo?»

La comunicación háptica permite, por ejemplo, pasar el teléfono por la superficie del sofá, registrar la vibración mediante los sensores de aceleración, comprimir y transmitir las señales y presentarlas en otro terminal. Esto posibilita transmitir experiencias hápticas a distancia. «Si no le gusta ese material en concreto es posible buscar otro en una base de datos que sea similar o tenga un tacto concreto.»

Otra aplicación, añade, podría ser «un sistema de videollamada en el que fuese posible interactuar de forma háptica durante un viaje, por ejemplo de negocios, con sus hijos, consolarles y en general acortar más las distancias de lo que es posible con las tecnologías actuales.»

En ProHaptics se han desarrollado varios algoritmos, codecs y protocolos que permiten entablar una comunicación háptica en la distancia en las dos modalidades (cinestésica y táctil). «Las tecnologías desarrolladas son antropocéntricas en el sentido de que tienen en cuenta y aprovechan las limitaciones del sistema de percepción háptica. Esto es, la información que no puede percibirse no tiene por qué transmitirse. Los métodos de comunicación háptica resultantes son enormemente eficaces en cuanto a los recursos de comunicación necesarios y pueden utilizarse para interactuar a distancia en entornos reales y virtuales. También ofrecemos propuestas que permiten a varios usuarios interactuar con el mismo objeto en un entorno virtual de un modo coherente y natural».

El equipo está investigando el modo de comercializar algunos de los resultados y elaborando un plan para poner en marcha una empresa.

Referencia bibliográfica:

Gang Luo, Ph.D., first author Shrinivas Pundlik, Ph.D., Huaqi Yi, Rui Liu, M.D., Ph.D., y Eli Peli. O.D. Magnifying Smartphone Screen using Google Glass for Low-Vision Users. IEEE Transactions on Neural Systems and Rehabilitation Engineering (2016).

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los agujeros negros supermasivos y las primeras galaxias crecieron al mismo tiempo 16 febrero, 2024
    Es probable que ya existieran agujeros negros supermasivos en los primeros momentos de la historia cósmica: habrían acelerado la formación de nuevas estrellas en el Universo temprano, incluso cuando crecían con sus galaxias. Un nuevo análisis de imágenes y datos obtenidos por el telescopio James Webb sugiere que los agujeros negros y las galaxias coexistieron […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan por primera vez materia oscura en un cúmulo galáctico 14 febrero, 2024
    La materia oscura identificada, detectada indirectamente en un cúmulo conformado por miles de galaxias, podría ayudar a los científicos a comprobar la existencia de una estructura a gran escala que se extiende por todo el Universo: de esta forma, un "andamiaje" de materia oscura atravesaría todo el cosmos y sería el sostén de innumerables galaxias, […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un fármaco de animación suspendida que imita la hibernación 14 febrero, 2024
    Descubren un fármaco de "animación suspendida" que imita la hibernación y podría mejorar el trasplante de órganos, asegurar la supervivencia ante lesiones traumáticas y facilitar los viajes espaciales de larga duración.
    Redacción T21