Tendencias21

Una bicicleta estática conectada a videojuegos revoluciona el mundo deportivo

Una bicicleta estática que puede conectarse a los más populares videojuegos ha sido desarrollada por una pequeña empresa de Texas con la finalidad de convertir a este deporte en un entretenimiento. Las Universidades de la Columbia Británica y de Victoria investigan su utilidad para fomentar el deporte entre los estudiantes y han descubierto que los usuarios no sienten el paso del tiempo, principal condicionante de todo esfuerzo físico. La principal preocupación es que desmotive la práctica de los deportes tradicionales, que continúan siendo la mejor opción. Por Vanessa Marsh.

Una bicicleta estática conectada a videojuegos revoluciona el mundo deportivo

La creciente necesidad de practicar ejercicio físico ha encontrado múltiples respuestas en las sociedades contemporáneas. Desde el footing a la industria del fitness, pasando por el culto al cuerpo, los paseos por el campo (turismo rural) o el consabido recurso a la natación en el polideportivo más cercano.

Muchas personas han recurrido a las bicicletas estáticas para resolver esta necesidad, pero con frecuencia se aburren de ellas porque la monotonía de pedalear dentro de una habitación sin ningún aliciente, ni paisajístico, ni de otra compañía, les ha llevado al abandono.

Una pequeña empresa de Texas (USA) ha resuelto esta dificultad de las bicicletas estáticas, ya que les ha incorporado un sistema que permite conectarlas a un videojuego, de tal forma que convierten el deporte estático en una auténtica aventura virtual.

El invento se llama The Cateye Interactive Game Bike y lo que consigue esta tecnología es que el ciclista proyecte en una pantalla de televisión situada delante de la bicicleta todos los movimientos, desde la intensidad del pedaleo, hasta las curvas, velocidad de recorrido, etc.

También es posible escoger el paisaje más adecuado para ese trayecto virtual, así como incorporar otros compañeros virtuales de viaje para, a través de la competencia, hacer más divertido el ejercicio de cada día.

Compatible con Playstation

La bicicleta estática interactiva se puede conectar con cualquier videojuego de la Sony Playstation y de la Playstation 2, lo que permite al ciclista estático escoger entre un amplio abanico de posibilidades: desde competir con coches virtuales y motocicletas, hasta circular de noche o de día, simular una escapada o desafiar al ordenador.

Según sus promotores, esta bicicleta estática interactiva ayuda a resolver el aburrimiento de los adultos cuando recurren a este ejercicio, pero también es un poderoso juego para los más jóvenes, por lo que su utilidad no es sólo doméstica, sino también para su implantación en clubes juveniles e instalaciones deportivas.

El invento lleva casi un año de lanzamiento, pero ha sido ahora cuando estudiantes de la Universidad de la Columbia Británica y de la Universidad de Victoria están ensayando con esta bicicleta interactiva con la finalidad de determinar su rigor y validez tecnológica, así como su posible utilidad para la educación física.

La finalidad de esta investigación, desarrollada por iniciativa del BC Knowledge Development Fund y la Michael Smith Foundation for Health Research, es determinar si el rendimiento de esta bicicleta estática interactiva es superior al de las bicis tradicionales y que mejora realmente el estado físico de los usuarios, que se medirá en la experiencia de los estudiantes.

Sin noción del tiempo

Los primeros experimentos desarrollados al respecto señalan que los ciclistas interactivos no experimentan el paso del tiempo, lo que supone un enorme atractivo porque el tiempo es lo que más pesa durante la realización de un esfuerzo físico.

Las universidades implicadas se proponen extender la investigación a colegios, centros de ocio y hogares, con la finalidad de determinar con exactitud si esta bicicleta estática interactiva rescata a los videojuegos de la mala fama que poseen como factor de distorsión psicológica de los más jóvenes.

El profesor Ryan Rhodes, quien conduce la investigación sobre el valor deportivo de los videojuegos, cree que la tecnología que combina los videoluegos y la bicicleta puede convertirse realmente en una forma de ayudar a los jóvenes a mantener la forma física.

En unas declaraciones a la edición de primavera de la revista Torch, de la Universidad de Victoria, Rhodes señala que, dada la popularidad de los videojuegos entre los adolescentes y los jóvenes, es posible añadir una dimensión nueva a esta diversión que sea beneficiosa para el estado físico de los estudiantes.

Uso controlado

Asimismo, Rhodes destaca que el uso de estas bicicletas debe ser controlado para que sea efectivo porque, si se cae en la dinámica del videojuego, la energía necesaria para seguir por ejemplo a un contrincante, puede agotar al jugador real en pocos minutos, cuando lo que se trata es de realizar un ejercicio prolongado y entretenido al mismo tiempo.

Rhodes no apuesta todavía por recomendar el invento, pero señala que las ventajas teóricas, unidas al precio razonable del producto, convierten a estas bicicletas estáticas interactivas en una opción razonable para determinadas experiencias deportivas.

El estudio en curso pretende determinar, además de los cambios físicos que produce en los ciclistas estáticos, el efecto psicológico que tendrá la experiencia: si motiva a desarrollar otros ejercicios físicos (por ejemplo un partido de fútbol), o desactiva la tendencia a deportes de movimientos reales.

De momento, lo que señala el estudio es que los estudiantes se suman fácilmente a este deporte, que consideran mucho más entretenido que los convencionales, particularmente porque pueden participar en cada experiencia hasta cuatro ciclistas en competencia entre sí.

Lo que más preocupa es que la bicicleta estática interactiva sea considerada una panacea, ya que en realidad lo que viene a representar es una alternativa a las personas que por diversos motivos han desistido de otros deportes, dinámicos y al aire libre, que siguen siendo la mejor opción para mantener y desarrollar la forma física.

Vanessa Marsh

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Confirman indicios de agua en el lejano exoplaneta WASP-96 b 15 julio, 2022
    La NASA informó que el telescopio espacial James Webb ha registrado claros indicios de agua, acompañados de nubes y neblina, en la atmósfera del lejano exoplaneta WASP-96 b, que orbita alrededor de una estrella semejante a nuestro Sol localizada a 1.120 años luz de la Tierra. Es quizás el primer gran descubrimiento del nuevo telescopio […]
    Pablo Javier Piacente
  • China llegaría a Venus en 2027 15 julio, 2022
    La misión china, llamada Venus Volcano Imaging and Climate Explorer (VOICE), se lanzaría en 2026 y llegaría a la órbita del astro infernal en 2027. El objetivo principal sería estudiar la atmósfera y la geología del planeta, intentando determinar el potencial para un ambiente habitable y la presencia de vida en las nubes de Venus.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren las claves de la aparición de la vida en un planeta 15 julio, 2022
    La Tierra constituye un modelo cósmico para descubrir si en el universo existen otros mundos habitables: tanto la ubicación, como la distribución y cantidad de superficie sólida, son determinantes para que un planeta desarrolle vida. Nuevas pistas para la búsqueda de otras tierras más allá del sistema solar.
    Redacción T21
  • Embriones de estrellas de mar se agrupan en un "cristal viviente" en forma de panal de abejas 14 julio, 2022
    Los científicos han observado que cuando múltiples embriones de estrellas de mar giran hacia la superficie del agua, gravitan entre sí y se ensamblan espontáneamente en una estructura cristalina sorprendentemente organizada. La formación creada recuerda a la estructura de los panales de abejas.
    Pablo Javier Piacente
  • Una extraña señal de radio proveniente del espacio profundo late como un corazón 14 julio, 2022
    Una nueva señal de radio que llega desde el espacio profundo vuelve a desafiar nuestra comprensión sobre estos misteriosos fenómenos: las nuevas ráfagas de radio rápidas (FRB) identificadas son reiteradas, más largas de lo habitual y, por primera vez, muestran picos periódicos que fueron notablemente precisos, emitiendo cada fracción de segundo con el ritmo de […]
    Pablo Javier Piacente
  • La basura en el espacio ya es un peligro real para las personas 14 julio, 2022
    El aumento de misiones espaciales y de la población humana ha convertido la basura que generan los cohetes en una amenaza real para las personas: objetos del tamaño de una lavadora no solo pueden alcanzar a personas en tierra, sino que también pueden impactar a un avión de pasajeros en pleno vuelo.
    Redacción T21
  • Descubierto en el desierto egipcio un tesoro científico sin precedentes 14 julio, 2022
    Una roca descubierta en 1996 podría ser el pedazo de una estrella que cayó en el Gran Mar de Arena en Egipto hace 28 millones de años. Denominada Hipatia, sería el primer rastro en la superficie terrestre de una explosión estelar insólita en la Vía Láctea.
    Redacción T21
  • Revelado el misterio del "Señor del Universo" de la antigua Palmira 13 julio, 2022
    Una misteriosa deidad de la antigua Palmira finalmente ha sido identificada: conocido como el "Señor del Universo", el nombre del Dios nunca se escribió directamente en los registros de la vieja ciudad, que floreció hace unos 2.000 años como un centro de comercio que conectaba el Imperio Romano con las rutas comerciales de Asia. Al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren sistemas estelares que replican el universo de “La guerra de las galaxias” 13 julio, 2022
    Un equipo internacional de astrónomos ha identificado el segundo y el tercer ejemplo conocidos hasta la fecha de un misterioso tipo de sistema estelar que comprende dos estrellas centrales que se orbitan entre sí, rodeadas por un enorme disco de gas y polvo. Si estas estrellas tuvieran planetas en su sistema y nos colocaríamos en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los halcones nos enseñan a construir aviones que no necesitarán pista de aterrizaje 13 julio, 2022
    Los científicos han replicado informáticamente las maniobras de aterrizaje de los halcones y aprendido cómo desarrollar aviones pequeños capaces de posarse como los pájaros, sin necesidad de una pista de aeropuerto.
    Redacción T21