Tendencias21

Una interfaz cerebro-máquina para mover un exoesqueleto con el pensamiento

Neurólogos australianos han creado una nueva interfaz cerebro-máquina muy poco invasiva, que registra las señales del cerebro y las traduce en órdenes para mover un exoesqueleto u otro dispositivo de ayuda a la movilidad. Se probará por primera vez en humanos en 2017, aunque los resultados pre-clínicos señalan que es seguro a largo plazo.

Una interfaz cerebro-máquina para mover un exoesqueleto con el pensamiento

Investigadores médicos de la Universidad de Melbourne (Australia) han creado una nueva interfaz cerebro-máquina mínimamente invasiva, que da a las personas con lesiones de la médula espinal nueva esperanza para caminar de nuevo con el poder del pensamiento.

La interfaz máquina-cerebro se compone de un electrodo a base de estent): un estentrodo, que se implanta en un vaso sanguíneo próximo al cerebro, y registra el tipo de actividad neural del que se conoce que sirve para mover las extremidades a través de un exoesqueleto o para controlar extremidades biónicas.

El nuevo dispositivo es del tamaño de un pequeño clip y se implantará en humanos por primera vez en el Hospital Royal Melbourne en 2017. Los resultados publicados en la revista Nature Biotechnology muestran que el dispositivo es capaz de grabar señales de alta calidad emitidas desde la corteza motora del cerebro, sin necesidad de cirugía cerebral abierta.

El autor principal y neurólogo en el Hospital Royal Melbourne, e investigador en el Instituto de Neurociencias Florey de la Universidad de Melbourne Thomas Oxley dice que el estentrodo es revolucionario. «39 científicos de 16 departamentos han estado involucrados en su desarrollo», señala, en la nota de prensa de la universidad.

«Hemos sido capaces de crear el único dispositivo mínimamente invasivo del mundo que se implanta en un vaso sanguíneo del cerebro a través de un simple procedimiento de un día, evitando la necesidad de cirugía cerebral abierta de alto riesgo. Nuestra idea, a través de este dispositivo, es devolver el funcionamiento y la movilidad a los pacientes con parálisis completa mediante el registro de la actividad cerebral y la conversión de las señales en comandos eléctricos, que a su vez darían lugar al movimiento de las extremidades a través de un dispositivo de asistencia a la movilidad, como un exoesqueleto. En esencia, esto es una médula espinal biónica».

Los derrames cerebrales y las lesiones de la médula espinal son las principales causas de discapacidad, señala la nota.

El co-investigador principal e ingeniero biomédico de la Universidad de Melbourne Nicholas Opie dice que el concepto era similar a un marcapasos cardíaco implantable: interacción eléctrica con el tejido utilizando sensores insertados en una vena, pero en el interior del cerebro.

«Utilizando la tecnología de estent, nuestra matriz de electrodos se autoexpande hasta que se pega a la pared interior de una vena, lo que nos permite registrar la actividad cerebral local. Mediante la extracción de las señales neuronales registradas, podemos utilizar éstas como comandos para el control de sillas de ruedas, exoesqueletos, extremidades protésicas u ordenadores», dice Opie.

Ensayos

«En nuestro primer ensayo en humanos, dentro de dos años, tenemos la esperanza de conseguir control cerebral directo de un exoesqueleto en tres personas con parálisis», añade Opie. «En la actualidad, los exoesqueletos son controlados por la manipulación manual de una palanca de mando para cambiar entre los distintos elementos del pie -levantarse, andar, detenerse, darse la vuelta-. El estentrodo será el primer dispositivo que permita el control directo con el pensamiento de estos dispositivos».

El neurofisiólogo Clive May dice que, según los datos del estudio preclínico, la implantación del producto es segura a largo plazo. «Hemos sido capaces de grabar con éxito la actividad cerebral durante muchos meses. La calidad de la grabación mejoró a medida que el dispositivo se incorporaba al tejido. Nuestro estudio también mostró que era seguro y eficaz implantar el dispositivo a través de angiografía, que es mínimamente invasiva en comparación con los altos riesgos asociados con la cirugía cerebral abierta».

El profesor Terry O’Brien, jefe de Medicina en los Departamentos de Medicina y Neurología del Hospital Royal Melbourne y la Universidad de Melbourne, añade que también se puede utilizar potencialmente, aparte de en personas con lesión de la médula espinal, en enfermos de «epilepsia, Parkinson y otros trastornos neurológicos.»

El estudio ha sido financiado por el Departamento de Defensa de EE.UU., y el Consejo Nacional de Salud e Investigación Médica de Australia.

Mano protésica

La Universidad de Houston (EE.UU.) presentó hace un año un interfaz cerebro-máquina para controlar una compleja mano protésica a través de un sistema no invasivo, usando únicamente la mente y sin necesidad de ningún tipo de implante o cirugía.

El sistema aprovecha la orden que manda el cerebro para coger objetos y la reconstruye en movimientos reales. A pesar de encontrarse en fase experimental, el software obtuvo una tasa de acierto del 80 por ciento.

Asimismo, investigadores del Instituto Federal Suizo de Tecnología de Lausana, dirigidos por el español José del R. Millán, están desarrollando dispositivos controlados por el cerebro, como sillas de ruedas y robots, que decodifican señales cerebrales para determinar qué quiere hacer el usuario, y luego son ellos los que hacen el trabajo de la médula espinal, es decir, orquestan los movimientos, en lo que se denomina control compartido.

Referencia bibliográfica:

Thomas J Oxley et al.: Minimally invasive endovascular stent-electrode array for high-fidelity, chronic recordings of cortical neural activity. Nature Biotechnology (2016). DOI: 10.1038/nbt.3428.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren en Rio Tinto minerales que pueden secuestrar metales pesados 26 febrero, 2022
    Una nueva investigación ha detectado en la cuenca de Río Tinto unas minerales que tienen la capacidad de secuestrar metales pesados. Esos mismos minerales han sido descubiertos en Marte, lo que sugiere que en el pasado fue más húmedo y templado. Pero el científico español que participó en esta investigación, Ricardo Amils, advierte: la existencia […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • El ADN antiguo revela los cambios sociales en África que dieron forma a la historia humana 25 febrero, 2022
    El análisis del ADN antiguo permitió descubrir detalles de los cambios ocurridos hace 50.000 años en África, que explicarían cómo evolucionaron los humanos que se quedaron en el continente luego de la expansión del Homo sapiens hacia otras partes del planeta. En ese momento, casi al mismo tiempo que las personas comenzaron a mudarse a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Dos monstruosas ondas de choque, más grandes que la Vía Láctea, se propagan por el espacio 25 febrero, 2022
    Una gigantesca colisión de dos cúmulos de galaxias estremeció al Universo hace 1.000 millones de años: produjo un par de ondas de choque de proporciones descomunales, que en la actualidad brillan intensamente en longitudes de onda de radio, abarcando un espacio sesenta veces superior al diámetro estimado de 100.000 años luz de la Vía Láctea. […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los dinosaurios murieron en primavera 25 febrero, 2022
    La extinción de los dinosaurios ocurrió en la primavera de hace 66 millones de años, lo que explica por qué muchas aves y mamíferos sobrevivieron al impacto de un asteroide de 10 kilómetros de ancho que resultó demoledor para la vida en todo el planeta.
    InsideScience/T21
  • Neuronas y dendritas especializadas desarrollan la matemática cerebral 25 febrero, 2022
    Dos investigaciones diferentes han desvelado la importancia de las matemáticas para el cerebro: no solo tiene neuronas especializadas en sumar y restar, sino también dendritas que realizan cálculos complejos para procesar la información sensorial.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren en Inglaterra una “cápsula del tiempo” de la Edad de Hierro 24 febrero, 2022
    Una “cápsula del tiempo” descubierta en el noroeste de Inglaterra es el registro más completo de la vida de la Edad del Hierro jamás recuperado: diez casas circulares y más de 5.000 artefactos, que datan del año 800 antes de Cristo, permitirán entender por primera vez y en profundidad las prácticas culturales y rituales de […]
    Pablo Javier Piacente
  • Revolucionario descubrimiento sobre una misteriosa y rápida señal de radio 24 febrero, 2022
    Una investigación ha descubierto que una serie de ráfagas de radio rápidas (FRB) detectadas el año pasado no solo se ubican mucho más cerca de nosotros de lo que pensábamos, sino que además aparecen en un cúmulo globular, un grupo de estrellas muy antiguas, algo totalmente inesperado y revolucionario para los astrónomos.
    Pablo Javier Piacente
  • Los metamateriales pueden resolver ecuaciones a la velocidad de la luz 24 febrero, 2022
    La computación analógica basada en interacciones de ondas electromagnéticas con metamateriales ha hecho posible el diseño de un ordenador analógico óptico y compacto que puede resolver ecuaciones diferenciales casi al instante.
    N+1/T21
  • La criptografía cuántica funciona también a través del aire urbano 24 febrero, 2022
    Físicos rusos han probado con éxito la criptografía cuántica por el aire en un entorno urbano: combinaron equipos de seguridad de la información cuántica con tecnología de transmisión de datos por láser y evaluaron la influencia de las condiciones climáticas en la calidad de su sincronización.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Integran una neurona orgánica artificial en una planta viva 23 febrero, 2022
    Una neurona artificial confeccionada con transistores electroquímicos orgánicos es capaz de integrarse a una planta carnívora y crear sinapsis artificiales: a través de este circuito neuronal, puede “engañar” al vegetal y hacer que sus hojas se cierren, sin que ninguna presa esté lista para ser devorada. 
    Pablo Javier Piacente