Tendencias21
Una novedosa tecnología permite crear chips autorreparables

Una novedosa tecnología permite crear chips autorreparables

Cuando un diminuto circuito, integrado en un chip, se rompe o falla, todo el chip, e incluso todo el dispositivo que contiene al chip, se estropea. ¿Qué pasaría si dicho circuito pudiera arreglarse solo, con tanta rapidez que ni siquiera se note que se ha roto? Científicos de la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, han conseguido desarrollar una técnica que consigue precisamente eso: su sistema detecta cualquier rotura dentro de un circuito integrado y la repara sobre la marcha, en un intervalo de tiempo menor que el de un parpadeo. Y todo ello, sin que los usuarios se den cuenta. El avance podría ayudar a prolongar la vida de los dispositivos electrónicos y a mejorar las baterías. Por Yaiza Martínez.

Una novedosa tecnología permite crear chips autorreparables

Cuando un diminuto circuito, integrado en un chip, se rompe o falla, todo el chip, e incluso todo el dispositivo que contiene al chip, se estropea. ¿Qué pasaría si dicho circuito pudiera arreglarse solo, con tanta rapidez que ni siquiera se note que se ha roto?

Un equipo de investigadores de la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, ha aplicado a sistemas eléctricos su experiencia en polímeros autorreparables, para desarrollar una tecnología que podría aumentar la vida útil de los dispositivos electrónicos y de las baterías.

En concreto, los ingenieros han desarrollado un sistema que se autorrepara y que restaura la conductividad eléctrica de un circuito roto, en menos tiempo de lo que dura un parpadeo.

Dirigidos por el ingeniero aeroespacial Scott White, y la ingeniera especializada en ciencias de los materiales, Nancy Sottos, los investigadores han publicado los detalles de su desarrollo en la revista Advanced Materials.

Simplificar los sistemas

Según declaraciones de Jaffrey Moore, otro de los autores del avance, recogidas en un comunicado de la Universidad de Illinois, esta novedosa tecnología simplificará los sistemas electrónicos.

Gracias a ella, en lugar de tener que fabricar en exceso para sustituciones o de tener que fabricar sensores de diagnóstico para controlar el funcionamiento de los circuitos, éstos se podrán reparar los problemas por sí solos, explica Moore.

A medida que los dispositivos electrónicos evolucionan para llevar a cabo tareas cada vez más sofisticadas, la densidad de los chips va en aumento.

Esta mayor densidad da lugar a muchos problemas de fiabilidad, y a fallos como los originados por las temperaturas fluctuantes derivadas de la propia operatividad o de la fatiga de los dispositivos. Cualquier problema en cualquier punto de los circuitos puede acabar con todo el aparato.

Una novedosa tecnología permite crear chips autorreparables

Las soluciones en estos casos, según Sottos, son muy limitadas: “hay pocas posibilidades de reparación manual. A veces no se puede acceder al interior (de los sistemas). En un circuito integrado multicapas, por ejemplo, no existen aperturas. Normalmente, para repararlo sólo queda reemplazar el chip entero. Lo mismo ocurre con las baterías: habría que destrozarlas para encontrar el origen del fallo”.

Como consecuencia, la mayoría de los dispositivos electrónicos precisan ser sustituidos con cierta frecuencia, lo que da lugar a demasiados desechos electrónicos.

Cómo funciona

Para desarrollar la tecnología de autorreparación, los investigadores de Illinois crearon en primer lugar un sistema de autorreparación de materiales poliméricos, que adaptaron posteriormente a sistemas conductores.

En concreto, los científicos diseminaron pequeñas microcápsulas de un diámetro de tan solo 10 micras (una micra equivale a 0,001 milímetros) sobre un cordón de oro que funcionaba como circuito.

Cuando en este cordón se produjo una grieta, las microcápsulas se rompieron y liberaron un metal líquido contenido en su interior. Este metal se introdujo en la grieta del circuito, reparándolo y permitiendo que en él se restableciera el flujo eléctrico.

Con este método, se consiguió restablecer el 99% de la conductividad original del oro. Este porcentaje de éxito se repitió en un 90% de los casos probados, incluso usando una pequeña cantidad de microcápsulas.

Los científicos explican que estas microcápsulas sólo se abren al ser interceptadas por una grieta, por lo que la reparación se produce únicamente en el lugar que se ha roto, y no por toda la superficie del conductor.

Múltiples ventajas

La principal ventaja de esta tecnología es que no requiere de intervención humana ni de diagnósticos previos. Por esta razón, puede resultar muy útil para la reparación de dispositivos que no pueden abrirse, como las baterías.

Asimismo, también podría servir para aparatos a los que no puede accederse, como los dispositivos presentes en satélites o naves espaciales.

Por otro lado, este sistema de autorreparación es autónomo, algo que resulta fundamental en ciertas condiciones: “En una nave espacial hay miles y miles de cables de conducción. A menudo se desconoce dónde se producen los fallos. El carácter autónomo en este contexto es fantástico: el sistema sabrá lo que se ha roto y dónde, incluso aunque nosotros no lo sepamos”, explica Sottos.

Según White, éste es el primer ejemplo del uso de microcápsulas reparadoras aplicadas a la conductividad. Hasta la fecha, este tipo de microcápsulas había sido utilizado para reparaciones estructurales, pero no para reparación de dispositivos electrónicos. Los resultados demuestran, por tanto, que el concepto puede ser trasladado a otros campos.

Los científicos planean ahora afinar el sistema y explorar otras posibilidades. Particularmente, están interesados en aplicar esta tecnología de autorreparación por microcápsulas a baterías, para mejorar la seguridad y duración de éstas.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Más de 60 radiotelescopios integrados nos mostrarán la estructura real del Universo 21 junio, 2022
    Una enorme red de radiotelescopios su sumará a la innovadora tecnología del observatorio de radio más grande del planeta (SKAO), aún en construcción, para observar el Universo desde una nueva perspectiva: aplicando una escala cósmica ampliada, logrará ver a las galaxias y su evolución con un nivel de detalle sin precedentes.  
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Podemos viajar en el tiempo? 21 junio, 2022
    La idea de que podemos viajar a través del tiempo tiene más de 2.500 años de antigüedad, pero todavía no sabemos con seguridad si será posible: aunque no se puede viajar al pasado, tal vez sea posible al futuro. Varias teorías lo sugieren. Peter Watson (*)
    Firma invitada
  • La estructura social de las hormigas está grabada en sus cerebros 21 junio, 2022
    Las hormigas son socialmente avanzadas porque sus cerebros están estructurados por un sistema neuronal de organización por castas: especializa las funciones de cada miembro, ya sean machos fértiles, reinas u obreras, y permite a la colonia funcionar como un superorganismo.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren un extraño objeto en forma de espiral vagando por el centro de la Vía Láctea 20 junio, 2022
    Un misterioso objeto, ubicado a 26.000 años luz de la Tierra y parecido a una pequeña galaxia con forma de espiral, fue identificado girando alrededor del centro galáctico: según los astrónomos, un cuerpo intruso que invadió el disco de gas y polvo en el que se formó una estrella hace miles de años la transformó […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un abismal agujero negro devora cada segundo un "bocado" de materia del tamaño de la Tierra 20 junio, 2022
    Los astrónomos han detectado el agujero negro más brillante y de más rápido crecimiento que ha existido en los últimos 9 mil millones de años. La gigantesca estructura cósmica es 3 mil millones de veces más masiva que el Sol y cada segundo se traga un trozo de materia del tamaño de la Tierra.
    Pablo Javier Piacente
  • Crean un gato robot que persigue y caza a un ratón robot 20 junio, 2022
    Un juego robótico del gato y el ratón muestra cómo chips de IA inspirados en el cerebro, con escaso consumo de energía, pueden aplicarse a la conducción autónoma, a la Internet de las cosas y a los dispositivos para el hogar inteligente.
    Redacción T21
  • Los neutrinos siguen intrigando a los físicos 20 junio, 2022
    Un nuevo experimento con neutrinos no solo sugiere que existe una partícula elemental todavía desconocida, sino también que el Modelo Estándar está caducado. Esa hipotética nueva partícula formaría parte de la materia oscura y explicaría por qué existe más materia que antimateria.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren que los perros también tienen “ideas” 19 junio, 2022
    Una investigación revela que los perros pueden tener ideas de los juguetes que conocen y que son capaces de reconocerlos entre muchos objetos, ya sea en la luz o en la oscuridad, gracias a esa imagen mental.
    Redacción T21
  • Identificados en Asia Central los orígenes de la Peste Negra que asoló Europa en la Edad Media 18 junio, 2022
    En el corazón del actual Kirguistán, en Asia Central, dientes grabados y lápidas cuentan la historia de la aparición de la bacteria Yersinia pestis , ocho años antes de que la peste negra diezmara a la mitad de Europa.
    Efe/T21
  • Diseñado el primer mapa del nuevo punto más profundo del Océano Austral 17 junio, 2022
    Los investigadores han publicado el mapa más preciso del Océano Austral de la Antártida, incluyendo a su nuevo punto más profundo, denominado "Factorian Deep" y ubicado a 7.437 metros bajo la superficie del mar. Factorian Deep fue descubierto en 2019: descansa a una profundidad equivalente a unos 17 Empire State Buildings apilados de arriba a […]
    Pablo Javier Piacente